U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,730.75
    -1.25 (-0.03%)
     
  • F Dow Jones

    29,737.00
    -13.00 (-0.04%)
     
  • F Nasdaq

    11,543.75
    -12.00 (-0.10%)
     
  • RTY=F

    1,721.10
    +0.30 (+0.02%)
     
  • Petróleo

    82.16
    +0.01 (+0.01%)
     
  • Oro

    1,665.40
    -4.60 (-0.28%)
     
  • Plata

    18.83
    -0.05 (-0.24%)
     
  • dólar/euro

    0.9697
    -0.0042 (-0.44%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7050
    -0.2590 (-6.53%)
     
  • Volatilidad

    30.18
    -2.42 (-7.42%)
     
  • dólar/libra

    1.0815
    -0.0071 (-0.65%)
     
  • yen/dólar

    144.3230
    +0.2010 (+0.14%)
     
  • BTC-USD

    19,489.19
    +420.45 (+2.20%)
     
  • CMC Crypto 200

    445.34
    +16.56 (+3.86%)
     
  • FTSE 100

    7,005.39
    +20.80 (+0.30%)
     
  • Nikkei 225

    26,366.61
    +192.63 (+0.74%)
     

Tras nuevas subas, en Chicago el precio del maíz acumuló una mejora semanal del 4,8%

·5  min de lectura
Los precios del maíz acumularon alzas cercanas al 5% durante la semana en la Bolsa de Chicago
Los precios del maíz acumularon alzas cercanas al 5% durante la semana en la Bolsa de Chicago

El maíz completó la cuarta rueda alcista consecutiva en la Bolsa de Chicago y terminó la semana con una ganancia acumulada del 4,8% para la posición más cercana. La tónica alcista, que desde el martes tuvo al clima en el centro de la escena por la falta de humedad en zonas clave para la producción, sumó argumentos hoy tras la publicación del informe mensual de estimaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), donde los técnicos del organismo redujeron la oferta estadounidense y la de la Unión Europea (UE). El bloque europeo ahora deberá incrementar sus importaciones para compensar lo que la ola de calor se llevó de las zonas de cultivo de Francia, Rumania y de Hungría.

Al cierre de la rueda, las pizarras de Chicago mostraron subas de US$4,14 y de 5,71 sobre los contratos septiembre y diciembre del maíz, cuyos ajustes fueron de 251,86 y de 252,84 dólares por tonelada. En el balance semanal estas posiciones ganaron un 4,8 y un 5,3% en la comparación con los 240,24 y con los 240,15 dólares del viernes anterior.

Como consecuencia de un ajuste en el rinde promedio previsto para Estados Unidos de 111,10 a 110,09 quintales por hectárea, el USDA proyectó el volumen de la nueva cosecha de maíz estadounidense –comienza en poco más de tres semanas– en 364,73 millones de toneladas, por debajo de los 368,44 millones del reporte de julio y de los 365,57 millones calculados, en promedio, por los estimadores privados. Además, el organismo ajustó de 37,33 a 35,27 millones de toneladas su pronóstico sobre las existencias finales de la campaña 2022/2023 y las ubicó debajo de los 35,60 millones esperados por el mercado.

Las nuevas previsiones oficiales sobre la cosecha y sobre las existencias finales de maíz en Estados Unidos marcan quebrantos del 5 y del 9,2% frente a los 383,94 y a los 38,86 millones de toneladas de la campaña 2021/2022, respectivamente.

La Mesa de Enlace se reunió con Sergio Massa: rechazó las trabas a la exportación, alertó por la presión impositiva y exigió soluciones

No pasó desapercibido para los operadores el hecho de que el ajuste en la producción estadounidense –el reporte se construye durante los primeros días de cada mes– el USDA lo validó antes de la última desmejora en la condición de los cultivos de maíz (el lunes el organismo redujo del 61 al 58% la proporción de plantas en estado bueno/excelente). Esto, además de la persistente falta de humedad en Nebraska, en el sudeste de Dakota del Sur y en zonas de Iowa y de Minnesota, deja abierta la chance de nuevos recortes en el volumen de la cosecha en el reporte del 12 de septiembre. De manera que el clima seguirá influyendo sobre los precios del grano grueso en las próximas semanas.

Acerca de la UE, el USDA redujo hoy de 68 a 60 millones de toneladas su proyección sobre la cosecha de maíz 2022/2023 –en el ciclo anterior produjo 70,98 millones– e incrementó de 16 a 19 millones de toneladas el cálculo sobre la necesidad que el bloque tendrá de importar grano. El análisis incluyó un recorte sobre la previsión de exportaciones, de 4,70 a 2,70 millones.

Ayer la consultora europea Strategie Grains fue más audaz en el recorte de las estimaciones para la nueva campaña de maíz en la UE al ajustar la producción de 65,40 a 55,40 millones de toneladas y al elevar las importaciones de 17,10 a 20 millones. “Las perspectivas para las cosechas de maíz en toda Europa se deterioraron drásticamente. Esta sería la cosecha más pequeña desde 2007″, dijo firma en su informe mensual.

En medio de los recortes, el USDA también se dio lugar para elevar su previsión sobre la producción de maíz 2022/2023 en Ucrania, de 25 a 30 millones de toneladas, y sus exportaciones, de 9 a 12,50 millones. Cabe tener en cuenta que en la campaña anterior, antes de la invasión rusa, la cosecha ucraniana fue de 42,13 millones de toneladas, mientras que las ventas se estiman en 24,50 millones, con una importante porción de ese volumen aún esperando por poder dejar el país a través del corredor abierto sobre el Mar Negro tras el acuerdo de Estambul, del que participan como garantes Turquía y las Naciones Unidas.

El Gobierno dijo que va a “analizar” los planteos de la Mesa de Enlace, pero seguirá con el control a la exportación

Sin cambios para Sudamérica, el USDA mantuvo en 116 y en 44,50 millones de toneladas sus proyecciones sobre la producción y sobre las exportaciones 2021/2022 de maíz brasileño, mientras que para la Argentina las cifras respectivas fueron sostenidas en 53 y en 39 millones de toneladas.

Mejoras en el mercado de futuros local

En el mercado doméstico el mayor impacto de la tónica alcista externa se reflejó sobre las pizarras del Matba Rofex. En efecto, las posiciones septiembre y abril sumaron US$4,50 y 4 al terminar la rueda con ajustes de 239 y de 227 dólares por tonelada. En el balance semanal estos contratos ganaron un 4,1 y un 5,1% frente a los 229,50 y a los 216 dólares vigentes el viernes anterior.

En la plaza física hubo poco interés de los vendedores y una demanda reacia a pagar más por poca mercadería. Así, las propuestas de los exportadores se mantuvieron en 230 dólares por tonelada de maíz con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario y en 250 dólares para el puerto de Necochea, mientras que para Bahía Blanca las redujeron de 260 a 255 dólares.

Por último, el valor FOB del maíz en los puertos argentinos para los embarques entre agosto y febrero subió de 280 a 285 dólares por tonelada, según informó la Secretaría de Agricultura de la Nación.