U.S. markets close in 4 hours 41 minutes

Por qué el supermercado favorito de EEUU se niega a ofrecer servicios de entrega y recogida

Tienda de Trader Joe's en Los Angeles, California. (David Livingston/Getty Images)

Una de las cadenas de supermercados favoritas en Estados Unidos se niega a ofrecer servicios de recogida y entrega de comestibles en medio de la pandemia a pesar de la exigencia de sus clientes, pero por un buen motivo: para proteger a sus empleados.

En un episodio reciente del podcast de la compañía, "Inside Trader Joe's”, Tara Miller, directora de marketing de Trader Joe’s, reconoció que hay una demanda de tales servicios y que la competencia los usa. Pero acotó: “También sabemos que esas ofertas no siempre se traducen en resultados positivos".

Miller y Matt Sloan, vicepresidente de mercadeo de Trader Joe’s, explicaron que los costos de crear servicios de comestibles en internet eran demasiado altos y que esa infraestructura "elimina la necesidad de personas".

La cadena fundada en 1967 tiene 488 tiendas en todo Estados Unidos y una fiel base de clientes, atraídos por sus bajos precios, los productos propios, naturales y orgánicos y la cálida decoración de sus establecimientos. En 2019 tenía más de 10.000 empleados.

La necesidad de personas

"Crear un sistema de compras en internet para la recogida en la acera o la infraestructura para la entrega es una tarea enorme", dijo Sloan. "Es algo que lleva meses o años planificar, construir e implementar, y requiere enormes recursos. En Trader Joe's la realidad es que en las últimas décadas hemos invertido esos recursos en nuestra gente en lugar de construir una infraestructura que elimine la necesidad de personas".

No es solo una opinión teórica. Trader Joe’s ofreció entrega de comestibles en la ciudad de Nueva York durante años, pero terminó el programa porque era demasiado costoso, dijo la compañía a Business Insider el año pasado.

Artículo relacionado:

Un local de Trader Joe's en Cambridge, Massachusetts. Foto: Photo by Maddie Meyer/Getty Images.

"En lugar de trasladar aumentos de costos insostenibles a nuestros clientes, eliminar la entrega nos permitirá continuar ofreciendo valores sobresalientes (productos de calidad a excelentes precios diarios) y hacer un mejor uso del espacio valioso en nuestras tiendas", explicó entonces un representante de la compañía.

En contraste, las cadenas Walmart, Kroger, Aldi, Whole Foods (propiedad de Amazon) y otras han invertido mucho en servicios de venta de comestibles en internet y han contratado a cientos de miles de trabajadores para distribuirlos desde el comienzo de la pandemia. La mayoría de los pedidos en internet en toda la industria son procesados por empleados de supermercados o subcontratados a empresas de terceros, como Instacart.­

La decisión de Trader Joe’s en medio de la crisis por la COVID-19 no deja de ser controversial, pues numerosos clientes se han quejado de tener que esperar en fila afuera de sus mercados para poder entrar. Cuando emerjamos de la pandemia, se sabrá si su clientela siguió siendo tan fiel o simplemente se pasó a la competencia.

Artículos relacionados: