U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,841.94
    +73.47 (+1.95%)
     
  • Dow Jones

    31,496.30
    +572.16 (+1.85%)
     
  • Nasdaq

    12,920.15
    +196.68 (+1.55%)
     
  • Russell 2000

    2,192.21
    +45.29 (+2.11%)
     
  • Petróleo

    66.28
    +2.45 (+3.84%)
     
  • Oro

    1,698.20
    -2.50 (-0.15%)
     
  • Plata

    25.30
    -0.17 (-0.65%)
     
  • dólar/euro

    1.1916
    -0.0063 (-0.52%)
     
  • Bono a 10 años

    1.5540
    +0.0040 (+0.26%)
     
  • dólar/libra

    1.3834
    -0.0060 (-0.43%)
     
  • yen/dólar

    108.3600
    +0.3840 (+0.36%)
     
  • BTC-USD

    49,617.05
    +907.62 (+1.86%)
     
  • CMC Crypto 200

    982.93
    +39.75 (+4.21%)
     
  • FTSE 100

    6,630.52
    -20.36 (-0.31%)
     
  • Nikkei 225

    28,864.32
    -65.78 (-0.23%)
     

T-MEC: ¿Qué son los “inspectores disfrazados” y qué hará México?

Alto Nivel
·6  min de lectura
T-MEC: ¿Qué son los “inspectores disfrazados” y qué hará México?
T-MEC: ¿Qué son los “inspectores disfrazados” y qué hará México?

El principal negociador mexicano del remozado Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), Jesús Seade, dijo el domingo que su país no puede aceptar ninguna medida que contemple inspectores laborales estadounidenses porque la ley local lo prohíbe.

Las declaraciones de Seade se dan luego de una controversia suscitada el sábado, cuando él mismo explicó que la iniciativa enviada al Congreso estadounidense para implementar el tratado incluía la designación de hasta cinco agregados de Estados Unidos para supervisar la reforma laboral mexicana.

“Su proyecto de ley incluye un mecanismo interno de monitoreo de nuestra Reforma Laboral, redundante a lo que dispone el tratado (…) debió haberse advertido y expresa desconfianza”, escribió Seade el domingo en su cuenta de Twitter.

“México JAMÁS aceptará si se trata en medida alguna de inspectores disfrazados, por una sencilla razón: la ley mexicana lo prohíbe”, agregó.

Seade también dijo el sábado que había enviado una carta al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para expresarle su desacuerdo con la iniciativa, y que viajaría a Washington para tratar el tema personalmente con él y con legisladores.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó durante las negociaciones del T-MEC una propuesta demócrata para que inspectores estadounidenses revisaran el cumplimiento de la reforma laboral en fábricas mexicanas.

En su lugar, se acordó activar un sistema de paneles.

Jesús Seade
Reuters

Entérate: ¿Cómo afecta el T-MEC el comercio electrónico, los derechos laborales y los aranceles

T-MEC no tiene “letras chiquitas”

Tratados entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) existan “letras chiquitas”, en referencia a algún tipo de cláusula oculta, y reiteró que no fueron aceptados los inspectores estadounidenses para vigilar la ley laboral mexicana.

“(Son) aclaraciones importantes sobre el T-MEC y su relación con la iniciativa de ley recién presentada en el Congreso de Estados Unidos. Lo firmado entre México, Estados Unidos y Canadá es un Tratado trinacional. No tiene ‘letras chiquita’, es 100 por ciento público. Es un muy bueno acuerdo para México: se obtuvo mucho en trilateral. Por eso Estados Unidos necesita ‘extras’ para venta interna que no son parte del paquete”, escribió en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el jefe negociador mexicano, la iniciativa de ley propuesta en la Cámara de Representantes del vecino país del norte es parte de sus proceso legales internos que funciona cuando ratifican un tratado internacional, pues a diferencia de México que cuando el Senado aprueba el acuerdo, el mismos entra en vigor y se convierte en ley, en Estados Unidos se crean las leyes para poner en marcha los acuerdos comerciales.

“En EU el tratado se vierte en una ‘Ley de Implementación’ que incluye los compromisos tomados y otras cosas internas, como necesidades presupuestales derivadas del tratado, el rediseño de sus instituciones. En esto, como concesión a los duros del Congreso, su proyecto de ley incluye un mecanismo interno de monitoreo de nuestra Reforma Laboral, redundante a lo que dispone el tratado, 90 por ciento interno e inofensivo (información) pero que debió haberse advertido y expresa desconfianza”, afirmó.

Seade aseguró que “con malicia o desinformación” se habla de supuestas “letras chiquitas” en el acuerdo, pero descartó que lo que se propone en la iniciativa estadounidense se encuentre pactado en el T-MEC; destacó que con la propuesta de los paneles se logró lo que México busco durante 25 años que es, dejar de negociar en las mesas de funcionarios estadounidense mediante una relación de fuerzas.

Lee: Empresarios, afligidos por ‘letras chiquitas’ del T-MEC

Senado afirman que contrarrestarán medida

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado informó que en caso de que la iniciativa de Ley de Implementación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se concretase en el Congreso de ese país, México contará con los mecanismos para contrarrestarla.

En un posicionamiento, el presidente de la Jucopo, Ricardo Monreal Ávila, destacó que la mayoría de la Cámara alta rechaza tajantemente la intención de que la Ley de Implementación incluya la disposición de agregados laborales.

Lo anterior, al tratarse de una medida que, por no haber sido consultada ni acordada con México, resulta inaceptable y va en contra de la buena voluntad y el espíritu con que se firmaron el T-MEC y el Protocolo Modificatorio.

Monreal Ávila indicó que como parte del proceso interno de ratificación en Estados Unidos, el presidente Trump envió al Congreso de su país la iniciativa de Ley de Implementación del T-MEC, mecanismo que utiliza esa nación para que todos sus acuerdos comerciales se conviertan en ley.

En esta iniciativa se establece la posibilidad para que la Unión Americana envíe hasta cinco agregados laborales a México, con la responsabilidad de monitorear la implementación de la reforma laboral en curso.

Puntualizó que dicha adición no fue consultada con México y que no forma parte de los acuerdos vertidos en el Protocolo Modificatorio aprobado por el Senado.

En el escrito se menciona que en caso de que la iniciativa transite en el Congreso estadounidense, la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, en su artículo 7, establece que el Estado receptor podrá, en cualquier momento y sin tener que exponer los motivos de su decisión, comunicar al Estado acreditante que cualquier miembro del personal de la misión no es aceptable.

“Esto quiere decir que, de tomar una decisión contraria a lo acordado por los tres países, México contará con los mecanismos para contrarrestar esa medida”.

Senadores del PRI, PAN y Movimiento Ciudadano (MC) señalaron que es inaceptable una medida unilateral por parte de Estado Unidos como sería aprobar una ley cuyo objetivo sea nombrar “agregados laborales” que harían funciones de inspectores en esta materia en México, en el marco del cumplimiento de la Reforma Laboral en México.

En entrevista con Notimex, el vicecoordinador de los senadores del PRI, Manuel Añorve Baños, señaló que se debe cerrar filas con el gobierno federal para oponerse y no permitir intervencionismos de Estados Unidos y defender la soberanía nacional.

“Es inaceptable lo que pretende hacer el Congreso de los Estados Unidos, sería un intervencionismo realmente peligroso”, destacó al puntualizar que en el Protocolo Modificatorio del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) no se contempla este tipo de figuras y que incluso por ello fue la creación de paneles para arreglar las violaciones a la democracia sindical.

Por su parte, el panista Damián Zepeda Vidales, calificó de ingenuidad o falta de profesionalismo o engaño que tuvo el gobierno de México, porque la mencionada legislación en el Congreso de Estados Unidos “muestra que claramente lo que tanto negó el gobierno y tantas veces se le preguntó al equipo negociador, previo a la ratificación del Protocolo Modificatorio al T-MEC, es una realidad que Estados Unidos sí va a estar con inspectores, agregados laborales, para verificar el cumplimiento de la reforma laboral en México”.

Por su parte, el senador de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda, señaló que es totalmente condenable esta situación, porque consideró que para la aprobación del protocolo Modificatorio hubo mucha premura.

Subrayó que la oposición actuó de manera responsable porque sabían que si no se aprobaba el protocolo Modificatorio del T-MEC, se afectara la economía, que no está basada en su totalidad en el tratado, pero que es un factor muy importante para la reactivación económica y que iba a mandar señales despreocupantes a los mercados.

Con información de Reuters y Notimex