U.S. markets open in 8 hours 49 minutes
  • F S&P 500

    3,721.25
    +31.00 (+0.84%)
     
  • F Dow Jones

    29,747.00
    +209.00 (+0.71%)
     
  • F Nasdaq

    11,398.25
    +112.50 (+1.00%)
     
  • RTY=F

    1,732.60
    +17.70 (+1.03%)
     
  • Petróleo

    83.81
    +0.18 (+0.22%)
     
  • Oro

    1,708.60
    +6.60 (+0.39%)
     
  • Plata

    20.92
    +0.34 (+1.63%)
     
  • dólar/euro

    0.9838
    +0.0011 (+0.11%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6510
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    30.10
    -1.52 (-4.81%)
     
  • dólar/libra

    1.1320
    +0.0000 (+0.00%)
     
  • yen/dólar

    144.7620
    +0.1420 (+0.10%)
     
  • BTC-USD

    19,608.76
    +494.59 (+2.59%)
     
  • CMC Crypto 200

    446.35
    +11.00 (+2.53%)
     
  • FTSE 100

    6,908.76
    +14.95 (+0.22%)
     
  • Nikkei 225

    26,967.24
    +751.45 (+2.87%)
     

Tarifas: vuelven a postergar para la semana próxima el anuncio de una política clave del plan económico de Massa

·4  min de lectura
Sergio Massa en Neuquén, con trabajadores de TGS
Sergio Massa en Neuquén, con trabajadores de TGS

El Ministerio de Economía volvió a postergar para la semana próxima el anuncio sobre cómo y a partir de cuándo se implementará la segmentación de tarifas de gas y electricidad, pese a que el ministro Sergio Massa adelantó el sábado pasado que ayer se iban a dar los detalles.

En concreto, todavía falta conocer cuánto aumentarán las tarifas para aquellos usuarios a los que se les quitará el subsidio, cuánto subirán para los que se excedan de un consumo eléctrico de 400 kilowatts hora (kwh) por mes, cuál será el tope de consumo subsidiado para el servicio de gas por red, en cuántas etapas se aplicarán los incrementos, a partir de cuándo comenzarán a regir y cuántos usuarios estarán alcanzados.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el viernes 12 de agosto

Son demasiadas preguntas que todavía la flamante Secretaría de Energía no está preparada para responder. Su titular, Flavia Royón recién fue nombrada el domingo pasado a la noche. De hecho, todavía su designación no fue publicada en el Boletín Oficial. Para el sector fue una sorpresa la llegada de la exsecretaria de Energía y Minería de Salta, ya que se pensaba que iba a ocupar el mismo cargo en Minería de la Nación. Su experiencia en la industria está más vinculada con los proyectos de litio.

Su equipo también es nuevo, excepto por el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, que se había hecho cargo de la segmentación de tarifas durante la breve gestión de la exministra de Economía Silvina Batakis. Sin embargo, Yanotti ahora se concentrará en la gestión de la energía eléctrica, al igual que Federico Bernal, subsecretario de Hidrocarburos, que se centrará en políticas alrededor del petróleo y el gas.

Por lo tanto, la política tarifaria, el corazón del programa de ajuste de Massa, quedó en manos de la subsecretaria de Planificación, Cecilia Garibotti. Es abogada de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y licenciada en Ciencia Política de la Universidad de San Andrés. Tiene estudios de posgrado en la Universidad de Stanford y, hasta hace poco, trabajó en asuntos legales de regulación energética en el estudio de abogados Bomchil, que tenía como clientes a los entes reguladores Enargas y ENRE. Su mamá, Asunción Arias, a su vez, es una reconocida profesional en la industria, que fue directora de TGS y gerente de Energía y Gasoductos de la empresa estatal Enarsa.

Estimaciones privadas señalan que el incremento final de las tarifas de gas podría ser del 85% para aquellos usuarios que pierden todos los subsidios (más de 4 millones de hogares, según el propio Massa) y de 200% para las tarifas de electricidad en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El miércoles, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, un referente económico de la vicepresidenta Cristina Kirchner, se refirió sobre las tarifas y señaló que “hay que garantizar energía a valores razonables en los hogares y en la industria argentina”, en la firma de contratos de construcción del gasoducto Néstor Kirchner, rodeado de Massa, Royón y del presidente Alberto Fernández.

“No tiene sentido que siendo productores de hidrocarburos tengamos que consumir nuestros hidrocarburos y pagarlos al precio internacional todo el tiempo, nos haría indiferente producir y tener esa riqueza que traerla de afuera”, agregó el exministro de Economía.

El kirchnerismo siempre estuvo en contra del incremento de tarifas, un dato que se observa en los congelamientos del valor de los servicios que hubo durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, y que se volvió a repetir con la gestión de Fernández, al dar aumentos muy por debajo de la inflación.

Massa llegó al Ministerio de Economía con el aval de la vicepresidenta para subir tarifas. Así se lo informó, por lo menos, a sus asesores económicos. Sin embargo, el ministro no tenía un equipo de consultores energéticos, aunque está familiarizado con la industria a través de su buena relación con Sebastián Eskenazi, exCEO de YPF y dueño del Grupo Petersen; Daniel Vila, José Luis Manzano y Mauricio Filiberti, dueños de Edenor, y con la familia Bulgheroni, cofundadores de Pan American Energy (PAE) y las estaciones de servicio Axion. A este grupo se le puede sumar también Marcelo Mindlin, dueño de Pampa Energía y Sacde, una de las empresas encargadas de la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.

“La segmentación y el tope de subsidio tendrán un criterio federal con comprensión climática. La entrada en vigencia será por sector y zona, y será informada el jueves por la secretaría de @Energia_Ar”, tuiteó Massa el sábado pasado a las 18:45. Al equipo económico se le pasó por alto el cronograma de publicaciones del Indec, que dirige Marco Lavagna (un aliado de Massa), que informó ayer el dato de inflación de 7,4% de julio. Si bien en un primer momento indicaron que los detalles de la segmentación se iban a dar hoy, finalmente se anunció que se conocerán a partir de la semana próxima.

Sin dar mayores precisiones sobre el aumento de tarifas, en el Ministerio de Economía igualmente indicaron que el ahorro fiscal el año próximo sería de $500.000 millones. Para este año, se espera que las transferencias del Tesoro al sector superen los US$15.000 millones (2,5% del PBI), un incremento importante respecto a los US$11.000 millones del año pasado.