U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,026.12
    -1.14 (-0.03%)
     
  • Dow Jones

    34,347.03
    +152.97 (+0.45%)
     
  • Nasdaq

    11,226.36
    -58.96 (-0.52%)
     
  • Russell 2000

    1,869.19
    +5.67 (+0.30%)
     
  • Petróleo

    76.28
    -1.66 (-2.13%)
     
  • Oro

    1,754.00
    +8.40 (+0.48%)
     
  • Plata

    21.43
    +0.06 (+0.29%)
     
  • dólar/euro

    1.0405
    -0.0008 (-0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6910
    -0.0150 (-0.40%)
     
  • dólar/libra

    1.2091
    -0.0023 (-0.19%)
     
  • yen/dólar

    139.1000
    +0.5100 (+0.37%)
     
  • BTC-USD

    16,490.91
    -32.77 (-0.20%)
     
  • CMC Crypto 200

    386.97
    +4.32 (+1.13%)
     
  • FTSE 100

    7,486.67
    +20.07 (+0.27%)
     
  • Nikkei 225

    28,283.03
    -100.06 (-0.35%)
     

'Pesadilla en el paraíso' acierta al revivir un viejo fantasma televisivo

Telecinco está dispuesto a todo por levantar Pesadilla en el paraíso. Por eso, en su intento por sacar el barco a flote, recurrió a un rostro conocido y muy polémico que puso el plató patas arriba con sus intervenciones. Se trata de de uno de los personajes estrella que la cadena tuvo en sus filas hace casi más de una década y que en menos de uno minuto agitó el gallinero del reality menos visto en la historia del canal. ¿Estamos ante un nuevo fichaje? Requisitos los tiene todos para entrar en el mundo Mediaset.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Este domingo, el debate de Pesadilla en el paraíso hizo todo lo que estuvo en su mano por recuperar puntos. En su primera media hora sorprendió con varios bombazos. Desde emotivas conexiones en directo con los participantes hasta la visita, eso sí virtual, de algunos de sus familiares para levantarles los ánimos. Entre ellos Ortega Cano, el personaje del corazón más perseguido y buscado del momento que huye de los medios y que, en cambio, estuvo de lo más cariñoso con el fin de dar transmitir todo el amor del mundo a una decaída Gloria Camila.

A pesar de los intentos del show por remontar, los datos siguen siendo poco esperanzadores. Este domingo rozaban el 11%, es decir, apenas un millón de espectadores. Aún así, como audiencia se agradecen esos cambios que dieron vida y movimiento a un programa que no ha empezado con buen pie.

Hubo más innovaciones que hicieron esta nueva entrega bastante más entretenida y atractiva. Y ahí entran en juego también los colaboradores. La incorporación de Alejandra Rubio en esta edición y la permanencia de Borja Estrada, el hijo de Pipi están dando vidilla al asunto. Aunque su padre fue el primer expulsado, el buen rollo y manera diferente de hacer televisión de este chico convenció y ahí sigue, compartiendo plató con su progenitor y, en ocasiones, incluso sacándole la delantera con sus argumentos.

Pero, hablando de colaboradores, si hay algo con lo que ayer nos quedamos algo más pegados al televisor que otras veces, tiene nombre y apellido. El programa invitó a una antigua estrella de la cadena que, en su momento, dio mucho espectáculo televisivo, también broncas a la altura del canal de Fuencarral. Se trata de uno de los familiares de los un participantes, una mujer de armas tomar, además de periodista, cuya intervención me da a mí en la nariz ha revivido un viejo fantasma del pasado.

Con el fin de levantar el ánimo de Víctor Janeiro, quien se siente bastante fuera de lugar en el reality a pesar de estar en un entorno que conoce bien, llevaron de invitada a Beatriz Capote. Y no pudieron tener mejor idea. Su marido, todo hay que decirlo, no es de los que entra en polémica y se moja mucho, así que siente que allí pinta poco. Pero en la conexión con su mujer, esta le puso las pilas y le echó un rapapolvos cariñoso, ¡casi exigió darlo todo porque hay que traer el pan a casa! Aunque, obviamente, eso lo soltó como gracia, se ganó la atención, los aplausos y, por qué no decirlo, también el rechazo de algunos de los colaboradores en plató.

Entre ellos, Marta Peñate, quien, muy enfadada, le cantó las cuarenta a la periodista diciéndole teatrera, exagerada y algunas cuantas cosas más. Es cierto que a partir de la intervención de Beatriz, ella se creció bastante y no paraba de hablar. Agitó el avispero y allí se formó la de San Quintín. Y eso era muy necesario en un debate que estaba bastante de capa caída. La esposa del torero llegó y revolucionó a todos, incluso al presentador Carlos Sobera, quien tuvo que quitarle la palabra en alguna ocasión.

Beatriz puso en su sitio a todos, venía con ganas y soltó de todo. No tuvo reparo en arremeter contra el peinado de Peñate, decirle sus cosas a una expulsada Mónica Hoyos y poner en su sitio a Alexa Rivas. En un momento de la gala, Beatriz recriminó con educación al programa por sacar nada o casi nada a su pareja. Se quejó de que por no ser un personaje conflictivo, lo tienen como un cero a la izquierda y no muestran las cosas que hace. "Espero que le hayan sacado un poquito más, porque yo ya creo que los cámaras se quedan sin carrete... Víctor es tal cual es, no es una persona conflictiva. ¡No es soso!", dijo defendiéndole. Una reacción que no sentó nada bien a Rivas que así se lo dejó saber: "Meterte con el equipo es muy feo. Es la planta oficial de este año. No sale en los vídeos, y han ido a trabajar", le expresó.

Un comentario que dio lugar a un pequeño enfrentamiento y que hizo que Capote defendiera a su chico con uñas y dientes. No solo con Rivas, sino con todos los que se le pusieron por delante. La sangre no llegó al río, pero sí se sacó del olvido a una Beatriz guerrera que dio mucho que hablar hace unos cuantos años precisamente en esta cadena, de la que fue colaboradora un tiempo. "Estaba recordando y creo que diez años, he pasado por los pasillos y me han dado escalofríos", dijo al serle dada la bienvenida. Y es que, para los que no se acuerden, Beatriz fue reportera de El programa de Ana Rosa, Enemigos íntimos y Vuélveme loca, entre otros. Además, participó en la edición de Supervivientes del 2010.

El reality de supervivencia, entonces hecho en Nicaragua y presentado por Jesús Vázquez, convirtió a Beatriz en un peso pesado televisivo. Sus polémicas fueron las más comentadas en todos los debates y parece que convenció al público, pues estuvo a punto de ganar. Finalmente la audiencia eligió a la tasadora de joyas, María José Hernández, pero Beatriz llegó hasta la final dejando su nombre en muy buen lugar. Sus días en Telecinco fueron de lo más candentes y se convirtió en un rostro habitual en sus programas. Pero como suele pasar, su romance se acabó y a partir de ahí, poco más se supo de Trapote, a parte de su papel como esposa y madre devota de sus tres hijos.

Con esta nueva aparición en Pesadilla en el paraíso, podemos casi decir que ha renacido una estrella que cumple todos los requisitos para estar en Telecinco. Polémica, habladora y sin pelos en la lengua, parece que Beatriz llega para quedarse.

Más historias que te puedan interesar: