U.S. Markets open in 1 hr 15 mins

Telefónica quiere que WhatsApp deje de ser gratis (y este es su plan para conseguirlo)

Seguro que la primera aplicación que instalaste en tu primer smartphone fue WhatsApp. Normal, con ella pudiste dejar de pagar por mandar mensajes de texto, fotografías, vídeos e incluso hacer llamadas. Pero este chollo puede acabarse algún día. Sobre todo, si prosperan las intenciones de las grandes operadoras de telecomunicaciones. 

Emilio Gayo, presidente de Telefónica, ha solicitado al Gobierno de Pedro Sánchez que WhatsApp esté igual de regulada que el resto de las compañías del sector. Es decir, que si es una aplicación que permite hacer llamadas telefónicas, que pague sus correspondientes impuestos por cada una de ellas. Es decir, que deje de ser gratis.

Telefónica quiere que WhatsApp deje de ser gratis (Pixabay)

¿Por qué decimos que dejaría de ser gratis? Porque si casa llamada o cada foto enviada a través de WhatsApp debe llevar un impuesto añadido, se deberá empezar a cobrar por ello. Y no imaginamos a Facebook haciendo frente a esa ingente cantidad de dinero sin que empezara a cobrar por sus servicios.

Según recoge Voz Populi, estas son las declaraciones del ejecutivo de Telefónica: “Tenemos que tener reglas comunes para economías similares. Hoy esto no se produce. A los que nos llaman dominantes nos ponen unas condiciones que no tienen que ver con las de nuestros competidores, y muchas veces son esas empresas las que tienen una mayor posición de dominio. Una llamada de WhatsApp no está sujeta a la misma regulación que la llamada realizada desde de un operador. Pido al Gobierno que trabaje por equiparar las políticas para que todas las empresas compitamos en igualdad de condiciones. Si demandamos que estos actores paguen lo mismo que nosotros es porque consideramos que son nuestros competidores“.

La petición de Gayo se ha producido en DigitalES 2018, un encuentro  que se celebra por primera vez sobre de innovación y digitalización organizado por la patronal tecnológica.

En esta reunión, a la que también han asistido responsables de las compañías Orange y Vodafone, se ha solicitado a la Unión Europea un marco regulatorio para que empresas como Facebook, Google, Apple o Amazon sean consideradas como empresas de telecomunicaciones y paguen impuestos similares a los que tributan las compañías ‘tradicionales’.

Esta petición es una batalla más dentro de la guerra que las operadoras libran contra las grandes empresas tecnológicas. Telefónica, Orange o Vodafone consideran que Facebook o Google utilizan sus infraestructuras para ganar miles de millones de euros, pero que apenas pagan por el inmenso ancho de banda que generan. Por poner un paralelismo, las tecnológicas de Silicon Valley funcionan como empresas transportistas que llevan mercancías por unas carreteras por las que apenas pagan peaje.

Desde el otro punto de vista, desde Google o Facebook, se entiende que ellos ofrecen productos interesantes que son los que conforman Internet, y que sin ellos la gente no necesitaría contratar tarifas planas o comprarse teléfonos último modelo.