U.S. markets open in 4 hours 36 minutes
  • F S&P 500

    3,292.50
    +29.00 (+0.89%)
     
  • F Dow Jones

    26,609.00
    +200.00 (+0.76%)
     
  • F Nasdaq

    11,260.25
    +127.50 (+1.15%)
     
  • RTY=F

    1,549.00
    +9.80 (+0.64%)
     
  • Petróleo

    36.86
    -0.53 (-1.42%)
     
  • Oro

    1,878.20
    -1.00 (-0.05%)
     
  • Plata

    23.23
    -0.13 (-0.57%)
     
  • dólar/euro

    1.1734
    -0.0015 (-0.13%)
     
  • Bono a 10 años

    0.7810
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    38.69
    +5.34 (+16.01%)
     
  • dólar/libra

    1.2987
    -0.0001 (-0.01%)
     
  • yen/dólar

    104.2200
    -0.0810 (-0.08%)
     
  • BTC-USD

    13,147.30
    -16.09 (-0.12%)
     
  • CMC Crypto 200

    260.16
    -12.53 (-4.60%)
     
  • FTSE 100

    5,596.28
    +13.48 (+0.24%)
     
  • Nikkei 225

    23,331.94
    -86.57 (-0.37%)
     

Teletrabajo: qué es el "bossware" y por qué es peligroso para monitorear empleados

iProfesional
·11  min de lectura

La pandemia ha llevado a que millones de personas trabajen desde casa. Al mismo tiempo, una amplia variedad de compañías ofrece herramientas para rastrear todo lo que hacen los trabajadores en teletrabajo.

Los servicios y las ofertas para controlar el teletrabajo suelen sonar inocuas. Algunos vendedores catalogan sus herramientas como "rastreo de tiempo automatizado" o "analítica del lugar de trabajo".

Otros anuncian su producto para compañías con preocupaciones sobre seguridad de la información o robos de propiedad intelectual en el teletrabajo. Vamos a referirnos a estas herramientas como "bossware".

A pesar de que se presenta como una ayuda para los empleadores, el bossware pone en peligro la privacidad de los trabajadores en el teletrabajo, al registrar cada clic y cada tecla, recabando información de forma secreta para ser utilizada en demandas y utilizando otras utilidades de espionaje que van mucho más allá de lo que es necesario para manejar una fuerza de trabajo.

Cuando un hogar se convierte en una oficina, por causa del teletrabajo, sigue siendo un hogar. Los trabajadores no deberían estar sujetos a vigilancia no consensuada o estar presionados a este nivel de escrutinio en su propia casa para conservar sus trabajos.

Teletrabajo y software de vigilancia

Teletrabajo: el monitoreo constante puede afectar la creatividad de los empleados
Teletrabajo: el monitoreo constante puede afectar la creatividad de los empleados

Teletrabajo: el monitoreo constante puede afectar la creatividad de los empleados

El bossware está almacenado en una computadora o en un teléfono móvil y tiene privilegios de acceso para saber todo lo que sucede en el dispositivo empleado en el teletrabajo.

La mayoría de estas herramientas recolecta información sobre, básicamente, todo lo que hace el usuario en modo de teletrabajo. La forma más amplia y común de vigilancia es el monitoreo de actividades. Esto, por lo general, incluye un registro de cuáles son las aplicaciones y los sitios web que un usuario utiliza o visita en su tiempo de teletrabajo.

También puede incluir a quién le envía correos o mensajes (con metadatos como el asunto de estas comunicaciones), así como publicaciones de redes sociales durante el teletrabajo.

La mayoría del bossware también registra varios niveles de entrada de datos a través del ratón o el teclado empleado en el teletrabajo. Por ejemplo, muchas herramientas ofrecen un análisis minuto a minuto de los clics y el tecleo de un usuario para tratar de atar estas métricas con una idea de productividad en el teletrabajo.

Este tipo de datos son agrupados en gráficos que, a su vez, tratan de ofrecerle a los empleadores una amplia panorámica de qué hacen los trabajadores en el tiempo del teletrabajo.

También tienen la posibilidad de tomar capturas de pantalla con cierta frecuencia, así como proveer transmisión en directo de lo que está sucediendo en sus pantallas en el lapso de teletrabajo.

Estos datos, con frecuencia, son ensamblados en una línea de tiempo para que los gerentes puedan examinar, con detalle, qué estaba haciendo un trabajador en un punto determinado durante el período de teletrabajo.

Varias herramientas también incluyen "keyloggers", que son desarrollos que registran lo que el usuario teclea, algo que registra l que un trabajador pone en un correo que no envía o las contraseñas que introduce en los servicios que utiliza.

La mayoría de estos programas de vigilancia del teletrabajo no distinguen entre la actividad laboral de un trabajador o la personal, que bien puede incluir la consulta de datos bancarios o médicos, toda información privada.

Los productos ofrecidos por algunas compañías (entre las que se cuenta StaafCop Enterprise y CleverControl) les permiten a los empleadores activar, de forma secreta, la cámara o el micrófono de los usuarios en el tiempo de teletrabajo.

En general, hay dos caminos mediante los cuales bossware puede ser introducido: una aplicación que es visible para el trabajador (y que en algunos casos puede ser controlada por éste) o una que opera de forma secreta, para que realice sus procesos sin que el usuario lo sepa. La mayoría de las compañías analizadas ofrecen ambos métodos de instalación.

El negocio de la vigilancia del teletrabajo

El negocio de la vigilancia laboral ya era grande antes de la Covid-19. Si bien es difícil decir con seguridad qué tan masivas son este tipo de aplicaciones, lo que sí resulta cierto es que hoy son mucho más populares. Por ejemplo, Awareness Technologies, que es dueña de InterGuard, asegura que su base de clientes creció 300 % en las primeras semanas de la pandemia.

Algunas de las compañías más grandes en el mundo usan una versión y otra de bossware. Los clientes de Hubstaff (uno de los fabricantes de este tipo de software) incluyen Groupon e Instacart. Time Doctor asegura tener 83.000 usuarios y entre sus clientes se cuenta Ericsson y Verizon.

No resulta claro cuáles de estas empresas eligieron instalar estas herramientas en forma secreta en los dispositivos de sus trabajadores, ya que no es un tema que se discuta públicamente.

Hay algunos empleados con contratos que autorizan ciertos tipos de monitoreo o previenen otros. Pero, para muchos trabajadores, resulta imposible saber si están siendo observados debido a la naturaleza encubierta del bossware.

Teletrabajo: ¿Qué se puede hacer ante el bossware?

Quienes crean que están siendo vigilados deben, si se sienten cómodos, hablar con sus empleadores. Las empresas que adoptan bossware deben tener claro cuáles son los objetivos que persiguen con estas herramientas y cómo se pueden lograr utilizando métodos menos intrusivos y lesivos de las libertades fundamentales de cada persona. Dicho esto, si usted sospecha que está siendo vigilado, lo primero es que deje de utilizar sus dispositivos de trabajo para asuntos personales.

El bossware puede impulsar un tipo de productividad errada: por ejemplo, impulsar al trabajador a estar siempre utilizando el ratón o el teclado como una medida de buen trabajo le quita la posibilidad de parar para reflexionar y pensar, dos elementos críticos en cualquier proceso laboral y, de paso, en cualquier momento de la vida humana.

El monitoreo constante puede paralizar la creatividad, disminuir la confianza en los equipos de trabajo y contribuir a quemar, intelectual y emocionalmente, a los trabajadores.

La pandemia ha puesto mayores presiones sobre todos y está impulsando cambios fundamentales en el trabajo. Sin embargo, no podemos permitir que la crisis impulse una nueva era de vigilancia.

Ahora más que nunca vivimos y experimentamos la vida a través de nuestros dispositivos. El derecho a la privacidad digital es más importante que en cualquier otro momento.

Teletrabajo: herramientas claves

Fue necesario encontrar no solo nuevas tecnologías para mantener a los equipos de teletrabajadores comunicados sino también nuevas dinámicas, ahora que las tareas laborales se llevan a cabo de manera más independiente y asincrónica.

El teletrabajo se llevó muy bien siempre con la organización por proyectos típica de los equipos ágiles, y las herramientas que ellos utilizan y sus formas de gestionar las labores ofrecen una pista sobre de qué maneras podemos potenciar el teletrabajo.

Por ejemplo, una de las bases que permite el teletrabajo es que gran parte de ellos no se miden por horas trabajadas sino por objetivos cumplidos. Sin embargo, llevar un registro de la cantidad de horas que trabajamos es saludable, tanto física como mentalmente.

Ante las distintas problemáticas que surgen con el teletrabajo, también hay diferentes tecnologías que aparecen para ayudarnos a solucionarlas.

Teletrabajo y reuniones online

Con el teletrabajo, las videollamadas se convirtieron en la sala de reuniones virtual
Con el teletrabajo, las videollamadas se convirtieron en la sala de reuniones virtual

Con el teletrabajo, las videollamadas se convirtieron en la sala de reuniones virtual

Con el teletrabajo extendido al menos a todas las áreas de back office de las empresas de los más diversos rubros, las aplicaciones de videollamada pasaron a ser la sala de reuniones en muchísimas empresas.

La cantidad de encuentros digitales se incrementaron en pandemia (aunque no solo por el teletrabajo, sino por ser la manera más segura de juntarse con amigos y familiares) y eso puede traer cierto estrés y agotamiento. Pero a no desesperarse, hay algunos trucos y estrategias para impedir que eso ocurra.

Así y todo las herramientas de videollamada fueron la estrella del teletrabajo. Zoom fue la que más se popularizó: pasó de ser usada por unos 10 millones de usuarios al día a tener 300 millones en una jornada cualquiera durante el aislamiento. Las acciones de la empresa se dispararon por los cielos cuando terminó el primer trimestre del año, con unos 265.000 clientes corporativos, el cuádruple del año anterior.

Pocos conocen que durante la pandemia nada menos que WhatsApp incorporó una herramienta para videollamadas de grupos titulada Messenger Rooms. Es una alternativa a la aplicación incorporada desde su casa matriz, Facebook Inc. Se puede utilizar en la app de mensajería así como en su versión de escritorio.

Y Google también lanzó en los últimos meses su producto Google Meet, destinado a que sus millones de usuarios de correo electrónico puedan comunicarse no solo vía "hangouts" sino también en grupo por videollamada gratuita. La ventaja en ese caso es que también podés programar el encuentro virtual en Google Calendar e invitar desde allí a los participantes del equipo.

Incluso la herramienta de teletrabajo Microsoft Teams potenció su plataforma de videollamadas con nuevas funciones. Ahora es posible unir a todos los participantes en una videollamada en una especie de sala virtual gracias al "Mode Together". Este modo hace las reuniones más interactivas, ya que ayuda a las personas a enfocarse en la cara y en el lenguaje corporal, de esta manera permite captar las señales no verbales que son tan importantes para la interacción humana. Es ideal para los encuentros virtuales en los que hablarán muchas personas.

Plataformas de teletrabajo en equipo

Workplace de Facebook, Microsoft Teams, G Suite de Google son algunas de las plataformas de teletrabajo en equipo más usadas
Workplace de Facebook, Microsoft Teams, G Suite de Google son algunas de las plataformas de teletrabajo en equipo más usadas

Workplace de Facebook, Microsoft Teams, G Suite de Google son algunas de las plataformas de teletrabajo en equipo más usadas

Es comprensible que durante la contingencia muchos equipos que antes se reunían en un mismo espacio físico y no utilizaban software para el trabajo, adoptaran algunas de las plataformas disponibles cuando se vieron insertas en esta "versión de emergencia" del teletrabajo.

Microsoft Teams es una de las más utilizadas y la empresa fundada por Bill Gates se ocupó de lanzar decenas de actualizaciones y mejoras en los últimos meses.

Por ejemplo, la aplicación de Tareas en Microsoft Teams ahora ofrece una nueva vista unificada de las tareas en Microsoft To Do, Planner y Outlook. Las listas inteligentes como "Asignado a mí" unifican las tareas de los diferentes planes compartidos, ya sea que utilicen un dispositivo de escritorio, web o móvil.

Otra de las más conocidas es Workplace, la versión laboral de Facebook, que durante el aislamiento anunció que tiene ya más de 2 millones de usuarios pagos en la plataforma. Entre ellos a empleados de más de 150 compañías con más de 10.000 personas, pero no se incluye a los usuarios del nivel gratuito de Workplace, ni a clientes educativos o de ONG en su programa Workplace for Good.

También en julio Google Cloud anunció que integró todas las herramientas de su famoso G Suite en un espacio de trabajo que reúne de manera inteligente herramientas de colaboración básicas como video, chat, correo electrónico, archivos y tareas, para ayudar a los usuarios a aprovechar al máximo su tiempo de teletrabajo. Este espacio permite que Gmail, Google Chat y Google Meet operen de manera integrada a través de funciones de colaboración mejoradas, navegación fluida y búsqueda.

Entre las mejoras aplicadas a este espacio en la nube, se destaca también que Google integró la posibilidad de interactuar desde ese mismo espacio con productos de otras empresas que también son muy utilizados para el teletrabajo, como Salesforce y Trello.

Teletrabajo: gestión de proyectos

Trello es una de las aplicaciones de mensajería y colaboración más usadas para el teletrabajo
Trello es una de las aplicaciones de mensajería y colaboración más usadas para el teletrabajo

Trello es una de las aplicaciones de mensajería y colaboración más usadas para el teletrabajo

Otro de los problemas que surgen durante la etapa de teletrabajo es el desorden. Estamos en casa y así como en la oficina podíamos conversar con nuestros equipos personalmente, ahora debemos mantener el seguimiento de todos los temas de forma virtual.

En este sentido, es importante seguir un orden, guardar los archivos donde corresponde y estar sintonizados con quienes trabajamos.

También se vuelve más compleja la asignación de tareas y objetivos, así como el seguimiento de proyectos realizados en equipo. Aquí es donde muchas empresas que recién se inician en el teletrabajo pueden aprender mucho de las formas de organización de los equipos ágiles y de las herramientas que ellos utilizan.

Una de las más populares es Slack, un software que permite diseñar canales diferenciados de comunicación por equipos o proyectos, para comunicar a todos los que participan, así sean miembros de un equipo teletrabajando o colaboradores puntuales. Reemplaza a las largas cadenas de correos electrónicos de una manera más ágil y visual, y permite también compartir archivos.

Trello es otra aplicación que facilita el teletrabajo colaborativo mediante el uso de tarjetas, listas y tableros. Permite al usuario organizar y priorizar los proyectos según su importancia. Además, también da la posibilidad de añadir comentarios, adjuntar archivos, poner fechas de vencimiento, y muchos más detalles que te ayudarán a profundizar y a ser más productivo.

La aplicación divide su actividad en una serie de tableros. Dentro de cada tablero, crea una serie de listas. Y dentro de cada lista, agrega cualquier cantidad de tarjetas: elementos individuales que contienen texto, fotos, archivos, etc. Por eso sirve también para realizar el seguimiento del progreso de proyectos complejos. Se puede etiquetar y codificar las tarjetas con códigos de colores y asignar fechas de vencimiento, y usted, y cualquier otra persona que invite, puede comentar las tarjetas para agregar pensamientos y actualizaciones.

Otros sistemas, como Monday, permiten optimizar la gestión de proyectos, organizando, priorizando y distribuyendo tareas para aumentar la productividad y la calidad de los resultados. Al mismo tiempo, mejora los vínculos entre el equipo mediante plataformas de trabajo online, chats y otras formas de interacción.

Arsana y DaPulso son otras dos herramientas digitales de gestión de proyectos que muchos equipos de teletrabajadores ya están utilizando.