U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,629.65
    -5.76 (-0.16%)
     
  • Dow Jones

    29,872.47
    -173.77 (-0.58%)
     
  • Nasdaq

    12,094.40
    +57.62 (+0.48%)
     
  • Russell 2000

    1,845.02
    -8.51 (-0.46%)
     
  • Petróleo

    45.09
    -0.62 (-1.36%)
     
  • Oro

    1,817.20
    +6.00 (+0.33%)
     
  • Plata

    23.48
    +0.03 (+0.12%)
     
  • dólar/euro

    1.1913
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8780
    -0.0040 (-0.45%)
     
  • dólar/libra

    1.3360
    -0.0023 (-0.17%)
     
  • yen/dólar

    104.2690
    -0.1710 (-0.16%)
     
  • BTC-USD

    17,199.48
    -779.70 (-4.34%)
     
  • CMC Crypto 200

    335.62
    -34.90 (-9.42%)
     
  • FTSE 100

    6,355.26
    -35.83 (-0.56%)
     
  • Nikkei 225

    26,537.31
    +240.45 (+0.91%)
     

Teletrabajo y coronavirus: algunas empresas controlan a los empleados con fotografías cada cinco minutos y videovigilancia

Tecnología y redes
·3  min de lectura

La epidemia del coronavirus ha supuesto la explosión del teletrabajo. Las empresas se han visto obligadas a mandar a sus plantillas a casa, pero a la vez no han cerrado. Los empleados deben hacer casi las mismas tareas desde el calor de sus hogares. Pero, ¿cómo puede una empresa vigilar que la gente a la que sigue pagando un sueldo cumple con el horario y con las tareas que les han encomendado? Algunas han ideado sistemas que son dignos de una cárcel.

Según revela un reportaje publicado en la edición estadounidense de Business Insider, algunas compañías estadounidenses están obligando a sus empleados a instalar un programa que vigila mediante webcam atentamente durante toda la jornada laboral. De esta forma los jefes saben a distancia que están cumpliendo. Otros van más allá y solicitan una fotografía cada cinco minutos en la que se vea al empleado en su puesto.

Una imagen del "muro de caras" de Sneek (Sneek)
Una imagen del "muro de caras" de Sneek (Sneek)

Y no hace falta ninguna instalación compleja para vigilar a la gente. Todos los ordenadores portátiles tienen una webcam, así que solo hace falta instalar el programa que “espía”. Y ese programa se llama Sneek.

Para mantener alta la productividad mientras se trabaja de forma remota, algunas empresas están recurriendo a herramientas como Sneek. El software presenta una "pared de caras" para cada oficina, que permanece encendida durante todo el día de trabajo en la que se muestran fotos de trabajadores constantemente actualizadas tomadas a través de la cámara de su portátil en un rango de tiempo que va desde un minuto a cinco.

Además, Sneek permite que la persona que esté viendo las caras de todos los empleados pueda realizar una videollamada que se conecta automáticamente aunque la persona a la que se ha llamado acepte o no. Esta opción solo puede ser desactivada si el jefe-administrador da permiso para hacerlo.

Y aunque Sneek parezca una herramienta de control de plantillas, sus creadores defienden que tiene una filosofía diferente, sino que su intención es la de fomentar el trabajo en equipo. Según Del Currie, cofundador de Sneek “Hemos trabajado desde casa durante más de 10 años y una de las cosas más importantes que comienza a arrastrarse es esa sensación de aislamiento, realmente afecta la salud mental de las personas", asegura en la misma web. "El solo hecho de tener la capacidad de mirar a la aplicación y ver a tus compañeros siempre disponibles levanta el ánimo”. ¿Alguien se puede creer semejante explicación de una herramienta que te graba constantemente y que te obliga a responder a videollamadas de un jefe-administrador?

Sneek está protagonizando estos días una polémcia en Twitter desde que la web The Information reveló por primera vez su existencia. De hecho, la anterior declaración de Del Currie suena más a intento por limpiar la imagen de la compañía que a otra cosa.

Más historias que te pueden interesar:

La saturación de Internet por culpa del coronavirus: ¿está en riesgo el acceso a Netflix o YouTube?

Así serían los logos de las grandes marcas bajo las normas impuestas para evitar la expansión del coronavirus

Cómo desinfectar la pantalla del móvil de forma correcta

Los robots nos roban los trabajos, pero, ¿por qué no nos salvan del coronavirus?