Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,123.41
    -75.65 (-1.46%)
     
  • Dow Jones

    37,983.24
    -475.86 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    16,175.09
    -267.11 (-1.62%)
     
  • Russell 2000

    2,003.17
    -39.43 (-1.93%)
     
  • Petróleo

    85.45
    -0.21 (-0.25%)
     
  • Oro

    2,360.20
    -13.90 (-0.59%)
     
  • Plata

    27.97
    -0.36 (-1.27%)
     
  • dólar/euro

    1.0646
    -0.0085 (-0.79%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4990
    -0.0770 (-1.68%)
     
  • dólar/libra

    1.2440
    -0.0116 (-0.92%)
     
  • yen/dólar

    153.0510
    -0.1520 (-0.10%)
     
  • Bitcoin USD

    64,357.42
    +2,188.29 (+3.52%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,995.58
    +71.78 (+0.91%)
     
  • Nikkei 225

    39,523.55
    +80.95 (+0.21%)
     

Entre tensión con EEUU, China halla amigo inesperado en Utah

EEUU-CHINA-INFLUENCIA (AP)
EEUU-CHINA-INFLUENCIA (AP)

La campaña global de China para ganar amigos e influir en la política ha florecido en un lugar sorprendente: Utah, un estado profundamente religioso y conservador con pocos vínculos evidentes con el país comunista más poderoso del mundo.

Una investigación de The Associated Press ha descubierto que China y sus defensores con sede en Estados Unidos han construido relaciones por años con funcionarios y legisladores del estado. Esos esfuerzos han dado dividendos en el país y en el extranjero. La AP encontró que los legisladores demoraron un proyecto de ley que desagradaba a Beijing, rechazaron resoluciones que transmitían descontento con sus acciones y expresaron su apoyo en formas que mejoraron la imagen del gobierno chino.

Su trabajo en Utah es emblemático de un esfuerzo más amplio de Beijing para asegurar aliados a nivel local, dado que sus relaciones con Estados Unidos y sus aliados occidentales se han agriado. Los funcionarios estadounidenses dicen que los líderes locales corren el riesgo de ser manipulados por China y han juzgado la influencia de la campaña como una amenaza para la seguridad nacional.

PUBLICIDAD

El éxito de Beijing en Utah muestra “la omnipresencia y persistencia de China al tratar de influir en Estados Unidos”, dijo Frank Montoya Jr., un agente retirado de contrainteligencia del FBI que vive en Utah.

“Utah es un punto de apoyo importante”, dijo. “Si los chinos logran tener éxito en Salt Lake City, también pueden tenerlo en Nueva York y en otros lugares”.

Los expertos en seguridad dicen que la campaña de China es muy extensa y a la medida de las comunidades locales. En Utah, encontró la AP, Beijing y defensores a favor de China apelaron a la afiliación de los legisladores con la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, mejor conocida como la Iglesia mormona, que es la religión dominante en el estado y sueña desde hace mucho tiempo con llegar China.

La campaña de Beijing en Utah generó preocupaciones entre los legisladores estatales y federales y llamó la atención del Departamento de Justicia.

Un legislador estatal dijo a la AP que fue entrevistado por el FBI después de presentar una resolución en 2020 que expresaba su solidaridad con China al principio de la pandemia de COVID-19. Un profesor de Utah que ha abogado por vínculos más estrechos entre Washington y Beijing dijo a la AP que el FBI lo ha interrogado dos veces. El FBI se negó a comentar.

‘ENGAÑOSO Y COERCITIVO’

El interés de Beijing en campañas de influencia enfocadas localmente no es un secreto. El líder de China, Xi Jinping, dijo durante un viaje a Estados Unidos en 2015 que “sin una cooperación exitosa a nivel subnacional sería muy difícil lograr resultados prácticos para la cooperación a nivel nacional”.

Un portavoz de la embajada china en Washington dijo a la AP que China “valora su relación con Utah” y que las “palabras y acciones que estigmatizan y difaman estos intercambios subnacionales están impulsadas por propósitos políticos ocultos”.

No es inusual que los países, incluido Estados Unidos, se involucren en la diplomacia local. Funcionarios estadounidenses y expertos en seguridad han subrayado que muchos intercambios culturales y de idioma chino no tienen agendas ocultas. Sin embargo, dijeron, pocas naciones han cortejado tan agresivamente a los líderes locales de una forma que genere preocupaciones de seguridad nacional.

En su evaluación anual de amenazas publicada a principios de este mes, la comunidad de inteligencia de Estados Unidos informó que China está “redoblando” sus campañas de influencia local de cara a la creciente resistencia a nivel nacional. Beijing cree, dice el informe, que “los funcionarios locales son más flexibles que sus homólogos federales”.

El National Counterintelligence and Security Center (Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad) advirtió en julio a los funcionarios estatales y locales sobre las operaciones de influencia chinas “engañosas y coercitivas”. Y Christopher Wray, director del FBI, acusó el año pasado a China de buscar “cultivar talento temprano —a menudo funcionarios estatales y locales— para garantizar que políticos en todos los niveles del gobierno estarán listos para atender una llamada y abogar en nombre de la agenda de Beijing”.

Las autoridades en otros países, incluidos Australia, Canadá y Gran Bretaña, han hecho sonar alarmas similares.

Esas preocupaciones han surgido en medio de disputas crecientes entre Estados Unidos y China sobre el comercio, los derechos humanos, el futuro de Taiwán y el apoyo tácito de China a Rusia durante su invasión de Ucrania. Las tensiones empeoraron el mes pasado cuando un presunto globo espía chino fue descubierto y derribado en el espacio aéreo estadounidense.

VICTORIAS LEGISLATIVAS Y DE RELACIONES PÚBLICAS

Los funcionarios estadounidenses han proporcionado pocos detalles sobre los estados y localidades que han sido objetivo del gobierno chino. La AP centró su investigación en Utah porque China parece haber cultivado a un número significativo de aliados en el estado, y sus defensores son bien conocidos por los legisladores.

Con base en docenas de entrevistas con actores clave y la revisión de cientos de páginas de documentos, mensajes de texto y correos electrónicos obtenidos a través de solicitudes de registros públicos, la AP descubrió que China obtuvo frecuentes victorias legislativas y de relaciones públicas en Utah.

Legisladores amistosos con China, por ejemplo, demoraron durante un año la medida para prohibir los Institutos Confucio financiados por China en las universidades estatales, según el patrocinador de la ley. Los programas culturales y de idioma chino han sido descritos por funcionarios de seguridad nacional de Estados Unidos como instrumentos de propaganda. La Universidad de Utah y la Universidad del Sur de Utah cerraron sus institutos el año pasado.

En 2020, China obtuvo un golpe positivo para su imagen cuando Xi envió una nota a una clase de estudiantes de cuarto grado de Utah en la que agradecía las tarjetas que le habían enviado para desearle un feliz Año Nuevo chino. Los animó a “convertirse en jóvenes ‘embajadores’ de la amistad chino-estadounidense”.

Los correos electrónicos obtenidos por la AP muestran que la embajada china y el maestro de chino de los estudiantes coordinaron el intercambio de cartas, lo que resultó en una fuerte cobertura en China por parte de los medios controlados por el Estado.

Un medio de comunicación estatal chino informó que los estudiantes de Utah exclamaron con júbilo: “El abuelo Xi me respondió realmente. ¡Él es genial!”. Retratar al líder más autoritario de China en décadas como un abuelo bondadoso es un tropo familiar de la propaganda china.

La carta de Xi también atrajo una atención positiva en Utah. Un legislador republicano dijo en el pleno del Senado estatal que “no podía sino pensar en lo increíble que era” que el líder chino se tomara el tiempo para escribir una carta tan “notable”. Otro senador republicano dijo con entusiasmo en su programa de radio conservador que la carta de Xi “fue muy amable y muy personal”.

Dakota Cary, un experto en China de la firma de seguridad Krebs Stamos Group, dijo que, con tales comentarios, los legisladores de Utah están “esencialmente actuando como portavoces del Partido Comunista Chino” y legitiman sus ideas y narrativas.

“Declaraciones como estas son exactamente el objetivo de China para las campañas de influencia”, dijo.

INTERÉS DE LA AGENCIA DE ESPIONAJE

El interés de China en Utah no se limita a sus funcionarios y defensores que se dedican a la diplomacia, el comercio y la educación. Los funcionarios estadounidenses han señalado que la agencia de espionaje civil de China, el Ministerio de Seguridad del Estado (MSS, por sus siglas en inglés), ha mostrado interés en Utah, según muestran los informes judiciales.

En enero, el ex estudiante de posgrado Ji Chaoqun fue sentenciado a ocho años de prisión por cargos relacionados con espiar para China. El estudiante de Chicago dijo a un agente encubierto que sus encargados de espías le habían encomendado “conocer gente, algunos amigos estadounidenses”. Fue bautizado en una iglesia de los Santos de los Últimos Días y dijo al agente encubierto que “había estado yendo a Utah con más frecuencia últimamente” antes de su arresto, según su página de Facebook y las actas judiciales.

Ron Hansen, un exfuncionario de inteligencia estadounidense de Utah, se declaró culpable de intentar vender información confidencial a China. Hansen dijo que el servicio de espionaje de China le había asignado la tarea de evaluar las opiniones de varios políticos estadounidenses sobre China. El FBI encontró los nombres de los funcionarios electos de Utah entre los documentos confidenciales que almacenó en su computadora portátil, según muestran las actas judiciales. Hansen fue sentenciado en 2019 a 10 años en una prisión federal.

Hansen era muy conocido en los círculos políticos de Utah y ayudó a organizar el primer Foro Nacional de Gobernadores de Estados Unidos y China, que se llevó a cabo en 2011 en Salt Lake City, según informes judiciales y entrevistas. El Departamento de Estado de Estados Unidos canceló los foros en 2020 debido a las preocupaciones sobre los esfuerzos de influencia china.

“UTAH NO ES COMO WASHINGTON D.C.”

La AP encontró que grupos de hasta 25 legisladores de Utah viajaron rutinariamente a China cada dos años desde 2007. Los legisladores han utilizado parcialmente los donativos de campaña para pagar las misiones comerciales y los intercambios culturales, y dependido de China y las organizaciones anfitrionas para pagar otros gastos.

En los viajes, forjaron relaciones con funcionarios del gobierno y fueron citados en los medios estatales chinos en formas que apoyan la agenda de Beijing. “Utah no es como Washington D.C.”, dijo Greg Hughes, entonces presidente de la Cámara de Representantes de Utah y partidario abierto del expresidente Donald Trump, al medio de comunicación estatal chino en 2018 cuando el expresidente aumentó la presión sobre Beijing por el comercio. “Utah es un amigo de China, un viejo amigo con una larga historia”.

En una entrevista el mes pasado con la AP, Hughes declaró que los viajes a China lo volvieron “optimista” sobre el país y las perspectivas de mejorar el comercio. Sin embargo, dijo que ahora cree que las visitas fueron pretextos para que los funcionarios chinos influyeran en él y en otros legisladores.

“No es un viaje que valga la pena hacer”, agregó Hughes.

Utah no exige a los funcionarios públicos que informen en detalle sobre sus viajes al extranjero o sus finanzas personales, así que es difícil determinar los vínculos financieros de los legisladores con China. No obstante, algunos de los legisladores más prochinos de Utah tienen conexiones comerciales personales relacionadas con China.

El senador Curt Bramble dijo al Courthouse News Service (un servicio de noticias con énfasis en litigios civiles) el año pasado que su papel como legislador de tiempo parcial y como consultor empresarial ocasionalmente se superponen y que “tenía clientes en China —una docena, a veces—, algunos de ellos en giras legislativas, otros en consultoría”.

En una entrevista con la AP, Bramble dijo que ninguno de sus clientes tiene su sede en China, solo hacen negocios allí. Se negó a identificarlos.

Bramble, un republicano que representa a un distrito conservador, también rechazó los temores de una influencia china indebida en Utah.

“China no se va a ir. China va a ser una fuerza mundial. Va a ser un actor en el futuro previsible y tratar de entender lo que eso implica para Estados Unidos o para el estado de Utah, y obtener un concepto de eso, parece ser un esfuerzo valioso”, dijo.

LAZOS FORJADOS POR DOS RESIDENTES DE UTAH

Muchos de los lazos entre Utah y China han sido forjados por dos residentes del estado con vínculos con el gobierno chino u organizaciones que, según los expertos, son presuntos grupos de fachada para China, incluida su agencia de espionaje civil, descubrió la AP.

Los dos hombres abogaron a favor y en contra de las resoluciones, organizaron reuniones entre legisladores de Utah y funcionarios chinos, acompañaron a los legisladores en viajes a China y brindaron consejos sobre la mejor manera de ganarse el favor de Beijing, según correos electrónicos y entrevistas.

Al revisar los hallazgos de la AP, los expertos legales dijeron que las conexiones de los hombres con funcionarios chinos sugieren que deberían registrarse en el Departamento de Justicia bajo la Foreign Agents Registration Act (Ley de Registro de Agentes Extranjeros), conocida como FARA por sus siglas en inglés. La ley generalmente requiere que cualquiera que trabaje en nombre de una entidad extranjera para influir en los legisladores o la percepción pública se registre, pero su alcance es objeto de un debate importante y su aplicación ha sido desigual.

“Si yo representara a alguno de estos individuos, tendría preocupaciones importantes sobre su exposición a la FARA”, dijo Joshua Ian Rosenstein, un abogado que se ocupa de este tipo de asuntos.

Uno de los hombres, Taowen Le, ha defendido a China ante líderes religiosos y políticos en Utah por décadas. Le, un ciudadano chino, se mudó a Utah en la década de 1980 y ha sido profesor de tecnología de la información en la Universidad Estatal Weber desde 1998. Le se convirtió en 1990 a la fe mormona.

De 2003 a 2017, Le tuvo otro trabajo: representante a sueldo del gobierno provincial de Liaoning de China. Los gobiernos provinciales están controlados en gran medida por Beijing, y Liaoning ha tenido una relación de “hermana” de Utah desde hace mucho tiempo.

La defensa de Le continuó después de que dijo que dejó la nómina de Liaoning, según muestran correos electrónicos y entrevistas. Con frecuencia ha reenviado mensajes de funcionarios del gobierno chino a legisladores de Utah y ayudado a la Embajada de China a organizar reuniones con funcionarios estatales.

Después de que los funcionarios de la Embajada intentaran sin éxito el año pasado que el personal de Spencer Cox, el gobernador de Utah, programara una reunión con el embajador de China en Estados Unidos, Le envió al gobernador una petición personal para acceder a la reunión.

“Todavía recuerdo y aprecio lo que me dijiste en la fiesta de Año Nuevo celebrada en tu casa”, escribió Le en una carta adornada con fotos de él y Cox posando juntos. “Me dijiste que confiabas en mí para ser un buen mensajero y promotor de la amistad entre Utah y China”.

Stuart Adams, presidente del Senado estatal, recurrió a Le cuando Utah trataba de obtener grandes cantidades de medicamentos que Adams pensó que podrían usarse como un tratamiento posible contra el nuevo coronavirus a principios de 2020, según muestran correos electrónicos y entrevistas.

Le, quien pertenece a la misma congregación que Adams, dijo en un correo electrónico a otro legislador que logró que la embajada china asignara dos empleados para trabajar “incansablemente” en la solicitud hasta que fuera satisfecha.

ARGUMENTO DE VENTAS RELIGIOSO

Un sello distintivo del enfoque de Le es utilizar su religión en sus argumentos a los legisladores. Citó escrituras de la Biblia y el Libro de Mormón en sus correos electrónicos, mensajes de texto y cartas, y agregó comentarios positivos que Russell Nelson, presidente y profeta de la Iglesia, ha dicho sobre China.

Los funcionarios chinos han tratado de cultivar lazos amistosos con la Iglesia. Cuando visitan Utah, los diplomáticos y funcionarios de China a menudo se reúnen con los miembros principales de la Iglesia, así como con los legisladores, según muestran los correos electrónicos y otros registros.

Expandirse a China ha sido un objetivo principal para la Iglesia, que juega un papel muy importante en la política de Utah y en la identidad general del estado. Muchos de los residentes del estado vivieron en el extranjero como misioneros, y varias de las escuelas públicas de Utah tienen sólidos programas de inmersión en el chino hasta el último año de secundaria.

Si bien la iglesia históricamente ha sido una abierta defensora de la libertad religiosa, Le buscó evitar que los legisladores de Utah apoyaran a figuras o grupos religiosos discriminados por el gobierno chino.

Cuando un legislador de Utah patrocinó una resolución en 2021 que condenaba la represión brutal y bien documentada de China de su minoría musulmana uigur, Le reprendió al legislador en mensajes de texto y comparó la cobertura mediática poco halagadora hacia el gobierno chino con la del fundador de la iglesia, Joseph Smith Jr.

“Ora a Dios y busca la guía del Espíritu Santo mientras reflexionas sobre estos temas en lugar de confiar únicamente en esos informes sesgados de los medios”, dijo Le.

La resolución fracasó ese año y una similar presentada en enero no consiguió audiencia.

LAS “VENTAJAS” DE CHINA

Le se ha desempeñado como miembro del comité de la China Overseas Friendship Association (Asociación de Amistad de China en el Extranjero), que tiene vínculos con el Departamento de Trabajo del Frente Unido, una organización del Partido Comunista Chino que, según el gobierno de Estados Unidos, participa en operaciones de influencia extranjera encubiertas y malignas.

Una publicación del Frente Unido incluyó una semblanza de Le en 2020 después de que asistiera a una reunión en Beijing de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, un prestigioso organismo asesor controlado por el Partido Comunista Chino.

“Percibo profundamente las ventajas del sistema de China”, expresó Le a la publicación.

Le dijo a la AP que fue entrevistado por el FBI en 2007 y 2018 sobre sus vínculos con el gobierno chino. Apuntó que su defensa siempre ha sido autodirigida.

“No me considero cabildero porque no soy cabildero. Solo soy alguien que aprecia la relación entre Estados Unidos y China”, dijo Le en una entrevista en su oficina de la Universidad Estatal Weber.

Adams, el presidente del Senado, declaró que opina lo contrario.

“Creo que está cabildeando”, puntualizó Adams. “Aboga muy duro por China”.

EL HIJO DEL LEGISLADOR SE CONVIERTE EN DEFENSOR DE CHINA

Otro residente de Utah que los legisladores dijeron que ha defendido regularmente mejores relaciones con China es Dan Stephenson, hijo de un exsenador estatal y empleado de una firma de consultoría con sede en China.

Los correos electrónicos y otros registros muestran que Stephenson aconsejó al presidente del Senado de Utah sobre cómo causar una buena impresión con un embajador chino y ayudó a una provincia china en sus esfuerzos infructuosos para construir un museo de cerámica en Utah.

Stephenson ha promovido a China en Utah durante varios años y se ha jactado de estar bien conectado con los funcionarios del gobierno allá.

“Escuché más de una vez de boca de funcionarios del gobierno chino que China está priorizando su relación con Utah”, dijo Stephenson a los legisladores en una audiencia del comité. Poco antes de dar ese testimonio, Stephenson acompañó a Jake Anderegg, senador estatal republicano, en un viaje a Shanghái y Beijing que incluyó reuniones con funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Unos meses después de ese viaje, Stephenson proporcionó a Anderegg el borrador de una resolución pro-China que el senador estatal presentó en 2020 que expresaba solidaridad con China durante la pandemia, dijo Anderegg a la AP.

La resolución fue aprobada casi unánimemente.

Los esfuerzos de un diplomático chino para que pasara una resolución similar en Wisconsin fracasaron, y el presidente del Senado del estado la criticó públicamente como propaganda.

Anderegg dijo a la AP que fue entrevistado por agentes del FBI que buscaban información sobre los orígenes de la resolución de Utah.

“Me pareció bastante inocua”, dijo Anderegg sobre su resolución. “Pero quizá no lo fue”.

Stephenson dijo que el FBI no lo ha contactado y que ningún funcionario del gobierno chino participó en la resolución.

VÍNCULOS CON PRESUNTAS ORGANIZACIONES FACHADA

Stephenson tiene vínculos con grupos chinos supuestamente activos en operaciones encubiertas de influencia extranjera, según muestran los documentos.

Es socio de la firma de consultoría Economic Bridge International, con sede en Shanghái. William Wang, director general de la compañía, es ciudadano chino y miembro del consejo de la Fundación de Amistad de China para la Paz y el Desarrollo, según una biografía en línea. El grupo está afiliado al Frente Unido del Partido Comunista Chino.

Stephenson también trabajó para la Academia de Pintura de China, que ha sido utilizada por el Ministerio de Seguridad del Estado de China como fachada para reunirse e influir de forma encubierta en las élites y los funcionarios en el extranjero, según Alex Joske, autor del libro recientemente publicado “Spies and Lies: How China’s Greatest Covert Operations Fooled the World” (Espías y Mentiras: cómo las principales operaciones encubiertas de China engañaron al mundo).

Stephenson dijo que trabajó solo de manera breve —y sin paga— para la Academia de Pintura de China. Agregó que no fue testigo de la participación de ninguna agencia de espionaje.

TRABAJO ALINEADO CON LOS DESEOS DEL GOBIERNO CHINO

Stephenson manifestó que nunca actuó bajo la dirección del gobierno chino y nunca aceptó una compensación de este.

“Trabajo para promover la economía de Utah, para ayudar a las empresas estadounidenses a tener éxito en China y fomentar lazos saludables comerciales y de persona a persona”, dijo Stephenson.

Su trabajo en ocasiones se alineó con lo que buscaban los funcionarios del gobierno chino y de maneras que, según los expertos, probablemente ayudaron a los mensajes del Partido Comunista Chino.

Stephenson instó a los funcionarios electos de Utah a hacer videos para transmitirlos en la televisión de Shanghái para levantar el ánimo de los residentes de esa ciudad a principios de 2020 cuando luchaban contra el COVID-19, según correos electrónicos obtenidos por la AP.

“No puedes comprar este tipo de publicidad positiva para Utah en China”, dijo Stephenson en un correo electrónico que presentaba los videos.

La solicitud se originó en el gobierno de Shanghái, según el correo electrónico de Stephenson, y se produjo cuando los funcionarios en China luchaban por reprimir la furia pública hacia las autoridades comunistas por reprender a un joven médico —quien murió después— por sus advertencias repetidas sobre los peligros de la enfermedad.

Muchos legisladores grabaron videos donde leían guiones de muestra proporcionados por Stephenson, y una compilación de esos videos fue subida a un sitio web chino de redes sociales. La compilación termina con docenas de legisladores gritando al unísono “¡jiayou!” —una expresión china de aliento— en la Cámara de Representantes y el pleno del Senado de Utah.

___

Suderman informó desde Washington. La periodista de The Associated Press Fu Ting, en Washington, contribuyó a este reportaje.