U.S. markets open in 6 hours 46 minutes
  • F S&P 500

    3,946.75
    +1.75 (+0.04%)
     
  • F Dow Jones

    33,644.00
    +11.00 (+0.03%)
     
  • F Nasdaq

    11,572.25
    +6.25 (+0.05%)
     
  • RTY=F

    1,814.10
    0.00 (0.00%)
     
  • Petróleo

    74.36
    +0.11 (+0.15%)
     
  • Oro

    1,786.90
    +4.50 (+0.25%)
     
  • Plata

    22.53
    +0.20 (+0.87%)
     
  • dólar/euro

    1.0467
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5130
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.17
    +1.42 (+6.84%)
     
  • dólar/libra

    1.2140
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • yen/dólar

    137.5010
    +0.5410 (+0.40%)
     
  • BTC-USD

    16,790.84
    -219.81 (-1.29%)
     
  • CMC Crypto 200

    394.20
    -7.61 (-1.89%)
     
  • FTSE 100

    7,521.39
    -46.15 (-0.61%)
     
  • Nikkei 225

    27,686.40
    -199.47 (-0.72%)
     

En tensión por la escasez de fondos de este año, Axel Kicillof y los intendentes se preparan para negociar el presupuesto 2023

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof
El gobernador bonaerense, Axel Kicillof - Créditos: @Nicolas Aboaf

El presupuesto del gobierno de la provincia de Buenos Aires para 2023 se debatirá a fin de año, pero ya está bajo la lupa del gobernador Axel Kicillof y de los intendentes. Por vías formales e informales, los jefes comunales buscarán anotar alguna obra para sus distritos. Esos diálogos están en etapa de precalentamiento, pero se encuentra en pleno desarrollo el reclamo por las obras y el monto del último Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), acordado a fines del año pasado por una suma de $17 mil millones. El descontento es de los intendentes de Juntos, que denuncian retrasos en las obras y falta de actualización por inflación de esa suma, pero también lo expresan algunos jefes comunales del Frente de Todos

Los intendentes de Pro ya comenzaron a reunirse para hablar del próximo presupuesto, aunque el principal reclamo que tienen es por el FIM, una partida de obras para los municipios que se negocia a fin de año y suele destrabar la aprobación de los presupuestos de Kicillof en la Legislatura bonaerense. En mayo, el gobernador hizo una presentación de 119 obras a financiar con ese fondo.

“ Estamos teniendo algunas conversaciones, incluso con nuestro legisladores, para ver cómo se desenvuelve el presupuesto 2023 en cuanto a obras, porque la experiencia de este año no fue buena . En varios distritos, todavía no empezaron las obras del FIM. Se demoró mucho la firma de los convenios y, en el mejor de los casos, están pagando recién el anticipo de alguna obra establecida a valores de diciembre de 2021, totalmente fuera de la lógica de la inflación”, describió a LA NACION un intendente macrista, y subrayó: “Es una preocupación también de los intendentes oficialistas. Debe haber sido el año de peor experiencia desde que se creó el FIM, en 2016″.

Un intendente peronista del Gran Buenos Aires corrobora los dichos de la fuente de Pro. “No pude empezar el FIM , por problemas de gestión [del gobierno provincial], no se empezaron obras del presupuesto”, aseguró.

Entre los intendentes de la UCR, que concentran su poder en distritos del interior bonaerense, la preocupación es la misma. “Estamos todavía peleando para que se ejecute el FIM 2022, para que se pueda hacer un ajuste. Es un año con 90% de inflación. La respuesta que nos dan es que tenemos que reducir las obras”, reprochó uno de los jefes comunales de la UCR. En el gobierno bonaerense aseguraron que el FIM “no se actualiza porque está establecido por ley”.

“Se va a trabajar para que las obras puedan hacerse. Si demoran en presentar los proyectos, después la estructura burocrática de la Provincia hace que los trámites demoren un tiempo, tenemos todos los organismos de control antes”, explicó una fuente cercana a Kicillof.

En este clima de tensión por los fondos de este año, se perfila la disputa por los recursos económicos del próximo. La trastienda de la negociación entre los intendentes y el gobierno provincial incluye canales formales e informales de diálogo, con los que los intendentes buscan colar proyectos para sus distritos en el presupuesto.

“Hay una parte del presupuesto que ya está encaminado, es la que tiene que ver con grandes obras que necesitan una segunda etapa, o que están en nuestro plan quinquenal de infraestructura. Otra parte se dará más adelante. Los intendentes negocian con el ministro de Infraestructura [Leonardo Nardini] y con el gobernador. Una vez presentado el presupuesto, empieza el poroteo. Siempre hay alguno que te recuerda, en alguna recorrida, que no te olvides de tal obra. Y la oposición es menos pedigüeña, esperan la negociación ”, sintetizaron en el entorno de Kicillof.

En las filas oficialistas, el mecanismo de negociación es variado. “Nos juntamos los del conurbano y los del interior y le decimos al gobernador. Es algo informal, se charla con el gobernador y, también, algunas cosas puntuales con ministros”, enumeró un intendente del PJ con varios mandatos en su haber. “Es informal. Yo le mando por WhatsApp al gobernador. Que te pongan en el presupuesto no es garantía de nada, aunque todo el mundo pasa el listadito”, se sinceró otro jefe comunal peronista. “Hay un porcentaje que le toca a cada municipio y después, discrecionalidad, como en todos los gobiernos”, añadió otro mandatario del oficialismo.

En Pro, apuestan a la vía legislativa. “Los intendentes les trasladamos a los legisladores las obras necesarias. Hubo una reunión el martes y se tocó el tema por primera vez. Es difícil meter cosas y las obras de ellos [por el oficialismo] quedan todas”, señaló uno de los intendentes macristas.

Los radicales apelan a su foro de intendentes y a los legisladores. “Lo grueso, como el FIM o el Preimba (Programa de Emergencia de Infraestructura Municipal de la Provincia de Buenos Aires), lo negociamos con el foro y nuestros representantes legislativos. Después, hay gestiones individuales”, aseveró un jefe comunal de la UCR.

Según un intendente vecinalista, para ellos no es simple acceder a las obras. “Conmigo nadie ha negociado. Los diputados, a veces, logran ingresar alguna obra que, en algunos casos, se hace y, en otros, no”. La discusión final por el presupuesto se vislumbra para diciembre.