Mercados cerrados

Las tiendas Virgin en Francia se declararán en suspensión de pagos

Las tiendas Virgin, que emplean a 1.000 trabajadores en Francia, van a declararse en suspensión de pagos, anunció este viernes una portavoz de la dirección.

Las tiendas Virgin, que emplean a 1.000 trabajadores en Francia, van a declararse en suspensión de pagos, anunció este viernes una portavoz de la dirección.

La dirección de Virgin ha convocado para el 7 de enero un comité de empresa extraordinario para analizar la "declaración de la suspensión de pagos", precisó la portavoz de esta empresa, controlada desde 2008 por el fondo de inversiones Butler Capital Partners.

La suspensión de pagos es el primer paso de una empresa que no puede pagar a sus acreedores y que puede acabar en un programa de reestructuración o de liquidación judicial, que llevaría al cierre de la misma.

Virgin se resiente desde hace años, al igual que otros distribuidores especializados, de la caída de los mercados tradicionales de venta de CD y DVD. En dos años, el grupo ya ha suprimido unos 200 empleos, recordó la portavoz.

El grupo explota 26 tiendas en Francia, entre las que destaca la situada en el corazón de los Campos Elíseos de París, que genera el 20% del volumen de negocios de la empresa.

Interrogado al respecto, Butler Capital, accionista de los grupos Sernam (mensajería), Partouche (casinos), Osiatis (servicios informáticos) y Anovo (mantenimiento de productos tecnológicos), no ha querido comentar la celebración del comité de empresa.