Mercados cerrados

Tienen absolutamente todo… pero están muriendo de soledad

Investigaciones previas ya habían descubierto que hasta un tercio de los estadounidenses están o se sienten solos, y que el 18% de los adultos en el Reino Unido considera que “siempre” o “con bastante frecuencia” le invade dicha sensación de soledad.

Pero un reciente estudio va un paso más allá, relacionando el tema del aislamiento con la salud y específicamente con la muerte prematura; y ha comprobado que, paradójicamente, es un hecho que se está agudizando en los países más ricos y de mayor bienestar, como Irlanda, Dinamarca, Suiza, Canadá y Estados Unidos.

La sicóloga y profesora Julianne Holt-Lunstad, presentó un meta-análisis a la Asociación Estadounidense de Psicología que compila 70 estudios, con 3,4 millones de participantes de Estados Unidos, Europa, Asia y Australia.

La investigación demostró que la desconexión social es realmente un problema grave; y que los efectos del aislamiento y la soledad, surten el mismo impacto en la reducción de la esperanza de vida, que la obesidad.

Según el estudio, las personas descontentas pueden sentirse particularmente hastiadas de la vida en lugares felices. Las comparaciones con los demás pueden hacer más tolerable la existencia en un ambiente donde otros son completamente infelices y los seres humanos tienden a juzgar su propia situación con menos exigencia cuando ven a otras personas con resultados similares a los suyos.