U.S. Markets close in 4 hrs 9 mins

¿Tienes serios problemas para tomar decisiones? Podrías sufrir aboulomanía

Hay personas que tienen serias dificultades para tomar decisiones, tanto aquellas poco trascendentes como elegir la ropa del día como otras más importantes que pueden impactar en el presente y futuro. Cuando esta falta de decisión se convierte en una especie de obsesión se denomina aboulomanía.

"La aboulomanía no es un trastorno nuevo, sino que lo conocemos desde siempre. Las personas que lo sufren son incapaces de tomar decisiones debido a su inseguridad", nos explica el psicólogo Juvenal Ornelas, de MundoPsicologos.com. El experto nos recuerda que tomar decisiones es vital para nuestra existencia y para nuestro crecimiento y desarrollo personal, ya que "cada decisión que tomamos nos abre a la experiencia de comprobar si es buena o no lo que vivimos".

Ornelas nos explica que pese a ser conocido, no se trata, afortunadamente, de un trastorno muy común. "Es un desorden mental poco frecuente en la sociedad".

Aclara que la aboulomanía no es simplemente ser indecisos. En este cuadro psicológico, las personas se sienten incapaces de tomar decisiones, por muy simples que sean.

"Es más que ser indeciso, es obsesionarse con no poder decidir. No solo cosas como qué ropa ponerme o qué plato de la carta elegir. Las personas que sufren este trastorno no pueden tomar ningún tipo de decisión, ni siquiera algo que concierna a sí mismos, a su persona". Añade que se trata de una debilidad mental que se genera de forma constante, llegando a ser patológica.

- Leer más: Este método te ayudará a tomar decisiones difíciles

Las causas de la aboulomanía

La ansiedad, el estrés, o la depresión suelen estar detrás de este trastorno mental. "Es una sensación que nace de la angustia de tener que tomar partido por algo. La persona extiende la incertidumbre a todos los conceptos de su vida, lo abarca todo, se vuelve general. Todo se convierte en un análisis negativo continuado que no tiene fin".

Existe investigaciones que lo asocian a una parte de nuestro cerebro (córtex prefrontal) asociado a la toma de decisiones que puede sufrir a nivel biológico. También puede deberse a un exceso de sobreexposición de los progenitores en la infancia.

Pero la causa que parece estar ganando más peso es que se debe a un pensamiento rumiante que se apodera del paciente, y que hace obsesivo y limitante la toma de decisiones. "No ve nada claro, la ansiedad le bloquea para obtener respuestas o soluciones obvias o lógicas, y se empeña en la complejidad como una vía de solución".

- Leer más: Trucos para tomar mejores decisiones y conseguir lo que quieres

¿Qué consecuencias tiene en la vida diaria y en la relación con los demás?

La aboulomanía afecta a todos los aspectos de la vida de quien lo sufre. "Esta falta de decisión acaba convirtiéndose en el tema principal, en una constante y repercute en la convivencia tanto con los seres queridos como con los amigos o compañeros de trabajo".

De hecho, esta indecisión produce un agotamiento social a su alrededor. Por ello, la ayuda de un profesional es necesaria, ya que los familiares pueden terminar aislando al sujeto por agotamiento.

Leer más: - 5 consejos para tomar buenas decisiones

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la aboulomanía es psicológico, con técnicas enfocadas a la asertividad y a comprender determinadas habilidades sociales. "Se trata de comprobar que otras personas aceptarán cualquiera de tus opciones de decisión de mejor grado que no responder a ninguna".

Además, la persona que tiene esta incapacidad para tomar decisiones acabará comprendiendo que no existe la decisión exacta en cada momento, ni la fórmula correcta para acertar en todo, pero que es obligatorio tomar decisiones y en el mejor tiempo posible para no crear pautas de pensamiento repetitivos que aumenten el bloqueo. "Si hay que hacerlo se hace y no se demora ni en la toma de decisión ni en la manera de hacerlo", concluye Juvenal Ornelas.