U.S. Markets open in 6 hrs 56 mins

Todo lo que te estás perdiendo por usar solo WhatsApp

La imagen muestra la aplicación de WeChat en un smartphone. REUTERS/Petar Kujundzic/Illustration/File Photo

Era un día lluvioso. Me dirigí al chino del barrio (en España llamamos así a las pequeñas tiendas regentadas por asiáticos) para hacerme con un paraguas (todavía no sé por qué pero los pierdo o se me rompen todos en menos de un año). Al pagar, le mostré ufano mi Apple Watch y procedí a acercar el reloj al lector de tarjetas; el dependiente chino me sonrió y me mostró su móvil: “Nosotros hacemos mucho más con el móvil y WeChat”. Poco me duró mi alegría innovadora.

Entramos en ese momento en una inesperada ‘demo’ en la que el dependiente pasó a mostrarme todo lo que era capaz de hacer con su móvil y esta aplicación de mensajería; pagar con WeChat Pay era tan popular en aquel país que hasta en los bares se colocaban pegatinas con un código QR para facilitar el pago directamente desde el móvil. Vamos, que pagar en metálico se está convirtiendo en algo ya desfasado y todo gracias al móvil. Pronto comprendí lo escaso que era WhatsApp, que seguía siendo únicamente una app de mensajería, con todo el potencial que tenía…

¿Qué nos estamos perdiendo ‘atados’ a WhatsApp? He elabora una lista para contestar a esta pregunta:

Pagos móviles

Posiblemente la función más útil, esperada y transgresora de todas, y la que más se resiste a desplegarse en la plataforma. WeChat ha demostrado lo que barruntábamos como evidente: pagar con el móvil es tan fácil, intuitivo y cómodo que deja atrás cualquier otro formato conocido y a varios cuerpos. Sí, es cierto que el pago mediante móvil es una realidad gracias a plataformas como Apple Pay o Samsung Pay, pero lo cierto es que siguen siendo reductos de mercado para los propietarios de los móviles de la casa soportado. Si el pago depende de una plataforma y no del dispositivo, forzosamente se extenderá su uso y es esto precisamente lo que ha sucedido en China con WeChat: empezaría de manera residual pero ha sido el usuario el que ha dejado en la mínima expresión el metálico en aquel país.

Enviar dinero entre particulares

Se trata de otra derivada de los pagos: enviar dinero entre particulares debería ser tan sencillo como un par de toques en la pantalla del móvil. Es cierto que se están haciendo intentos por superar la complejidad y lentitud de la transferencia bancaria: en España, la plataforma Bizum se esfuerza por simplificar el envío de dinero, pero al final ha sido creada por los mismos protagonistas, las entidades financieras, y sigue sin despegar o hacerse mainstream. Enviar dinero debería ser algo tan sencillo como enviar un mensaje a través de la plataforma.

 

Jugar desde la app

WeChat cuenta, como no podía ser de otra manera, con una plataforma de juegos integrada mediante la cual sus usuarios pueden descargarse títulos y jugar en solitario o frente a algún rival. Sin ser algo fundamental o trascendente, lo cierto es que aportaría valor añadido a la plataforma, sobre todo sabiendo que su prima hermana, Facebook Messenger, cuenta ya con un extenso catálogo de juegos. WeChat integra hábilmente una tienda de juegos que se aprovecha bien del espíritu ’social’ de la plataforma, multiplicando el potencial de diversión.

Una red social integrada

La principal baza que explota muy bien WeChat y de la que tendría que tomar buena nota WhatsApp es la integración: no hace falta salir de la aplicación para disfrutar del grueso de las funciones y es que además de mensajería, pagar con el móvil, jugar o enviar dinero, también se puede contar con una red social en versión reducida. Moments es la app social de WeChat que disfruta de una gran popularidad en China y en la que puedes contar cómo ha ido el día, subir fotos o recomendar alguna película. Sí, WhatsApp tiene sus ‘Estados’ pero reconocerás que son un intento bastante patético y limitado de ofrecer al usuario la posibilidad de expresarse.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Las mejores apps y servicios para aprovechar al máximo tu iPhone

El enemigo en casa: las webcams te podrían estar vigilando

Los mejores trucos para obtener el máximo rendimiento de Dropbox