Anuncios

Tomates cultivados en el espacio, ¿qué busca la NASA con este experimento?

La película The Martian de 2015 nos hizo pensar que cultivar patatas en otro planeta era tarea sencilla: un poco de abono improvisado, algo de paciencia y ¡buen provecho! Pero los retos de hacer crecer vegetales fuera de la Tierra son bastante más difíciles de superar: la microgravedad, la falta de aire y la radiación son algunos de los enemigos a los que se enfrenta cualquier organismo adaptado a las singulares condiciones de nuestro planeta natal.

Bien lo sabe Nicole Mann, teniente coronel del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos y astronauta de la NASA, que acaba de comenzar a instalar un dispositivo destinado a producir los primeros tomates espaciales.

Nicole Mann, la primera mujer nativa americana en el espacio. Vía NASA.
Nicole Mann, la primera mujer nativa americana en el espacio. Vía NASA.

Mann forma parte de la expedición 68, la actual misión de larga duración a la Estación Espacial Internacional, cuya tripulación se prepara para compaginar caminatas especiales e investigaciones sobre el sistema nervioso con un nuevo experimento botánico. Se trata de Veg-05, un proyecto que pronto producirá tomates enanos y en el que se evaluarán técnicas de fertilizantes, seguridad alimentaria, valor nutricional y sabor.

PUBLICIDAD

Conseguir cultivar alimentos fuera de la Tierra es un objetivo esencial en la carrera espacial: actualmente, el sustento de los astronautas de la EEI depende exclusivamente de misiones de reabastecimiento que no serían viables en el caso de viajes tripulados a lugares más lejanos como Marte.

Pero el fin de estos experimentos no es únicamente logístico: disponer de alimentos frescos, además de reducir la dependencia de las misiones de carga, podría ayudar a levantar la moral de la tripulación, que sobrevive largas temporadas a base de comida prefabricada y deshidratada, diseñada para cubrir las necesidades nutricionales pero no demasiado apetecible.

Disponer de alimentos frescos no solo mejoraría la dieta de los astronautas, sino que también tendría un impacto positivo en su estado de ánimo. Imagen vía NASA.
Disponer de alimentos frescos no solo mejoraría la dieta de los astronautas, sino que también tendría un impacto positivo en su estado de ánimo. Imagen vía NASA.

De hecho, la NASA no es la única agencia espacial que está abordando la cuestión de la agricultura espacial: a finales del pasado julio los astronautas de la estación china Tiangong comenzaron sus propios experimentos con semillas de arroz, con el objetivo de reproducir por primera vez su ciclo de vida completo en el espacio. Un mes después, la agencia china anunció que las semillas habían germinado y las plántulas habían alcanzando ya una longitud de 30 centímetros.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Aunque todavía falta un poco para que las imágenes de jardines espaciales de las películas de ciencia-ficción se hagan realidad, podemos afirmar que los primeros pasos se están dando con rotundo éxito. Dominar estas técnicas será cuestión de tiempo y, dada la vital importancia que tiene para el futuro de la conquista humana del espacio, no cabe duda de que se acabará logrando.

VÍDEO: Una mirada exclusiva a la misión Artemis I Orion de la NASA