U.S. markets close in 5 hours
  • S&P 500

    4,053.19
    -23.41 (-0.57%)
     
  • Dow Jones

    33,742.25
    -343.79 (-1.01%)
     
  • Nasdaq

    11,517.35
    -67.20 (-0.58%)
     
  • Russell 2000

    1,928.81
    -3.14 (-0.16%)
     
  • Petróleo

    78.52
    -0.35 (-0.44%)
     
  • Oro

    1,945.90
    +0.60 (+0.03%)
     
  • Plata

    23.69
    -0.15 (-0.61%)
     
  • dólar/euro

    1.0919
    +0.0053 (+0.49%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5010
    -0.0280 (-0.79%)
     
  • dólar/libra

    1.2323
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • yen/dólar

    129.2830
    -0.7850 (-0.60%)
     
  • BTC-USD

    23,005.06
    -130.30 (-0.56%)
     
  • CMC Crypto 200

    520.79
    +278.11 (+114.60%)
     
  • FTSE 100

    7,750.30
    -21.40 (-0.28%)
     
  • Nikkei 225

    27,346.88
    +19.77 (+0.07%)
     

Tommy Paul, inesperado semifinalista del Australian Open y pieza de un suceso colectivo de EE.UU. que busca volver a los tiempos dorados

La alegría de Tommy Paul, que venció a Ben Shelton y se convirtió en el primer estadounidense en alcanzar las semifinales del Australian Open desde 2009
La alegría de Tommy Paul, que venció a Ben Shelton y se convirtió en el primer estadounidense en alcanzar las semifinales del Australian Open desde 2009 - Créditos: @ANTHONY WALLACE

Durante las primeras cuatro décadas del tenis moderno, etapa que levantó el telón en 1968, los tenistas de los Estados Unidos dominaron los torneos grandes. Con mayor o menor éxito, Stan Smith, Arthur Ashe, Jimmy Connors, John McEnroe, Andre Agassi, Pete Sampras, Michael Chang, Jim Courier y Andy Roddick fueron firmes protagonistas en los Grand Slams.

Pero el crecimiento deportivo de los países periféricos al tour, sobre todo de los de Europa del este, modificaron el mapa y los cuatro jinetes del arte de las raquetas (además de EE.UU., Gran Bretaña, Francia y Australia) fueron perdiendo terreno. Desde hace poco más de una década, la USTA (la asociación estadounidense) advirtió el serio problema y lo encaró, creando nuevos centros y programas de entrenamiento. Tommy Paul, semifinalista del actual Abierto de Australia , es el que más ruido está haciendo esta semana en el Melbourne Park, sin embargo, el jugador de 25 años nacido en Voorhees (Nueva Jersey) no es un lobo solitario. Paul es parte de un suceso colectivo que en la actualidad ostenta a trece tenistas entre los mejores 90 del ranking de la ATP, la mayoría menores de 25 años, con Taylor Fritz (9°) y Frances Tiafoe (17°) como referentes.

Tommy Paul avanzó a las semifinales del Australian Open
Tommy Paul avanzó a las semifinales del Australian Open - Créditos: @DAVID GRAY

En el Rod Laver Arena, Paul venció a su inexperto compatriota Ben Shelton (20 años; 89°) por 7-6 (8-6), 6-3, 5-7 y 6-4, y se convirtió en el primer jugador de EE.UU. en alcanzar las semifinales de Australia desde Roddick en 2009. Su rival será el gran candidato al trofeo, el serbio Novak Djokovic (superó al ruso Andrey Rublev por 6-1, 6-2 y 6-4). Si el norteamericano llegara a dar el golpe frente al exnúmero 1, sería el primer estadounidense en la definición del torneo aussie desde que Agassi se consagró campeón hace dos décadas, en 2003.

Los números no mienten e ilustran la ola favorable del tenis estadounidense. Desde Roddick y Mardy Fish en Australia 2007 que dos jugadores de ese país no se enfrentaban tan tarde en un certamen de Grand Slam. Paul es la figura de estas horas, pero el caso Shelton también es extraordinario. Hace apenas un año el zurdo ocupaba el puesto 569° del ranking, todavía estudiaba en la Universidad de la Florida, ni siquiera era el primer singlista en la alineación de su equipo y entró en el Top 100 por primera vez en noviembre de 2022. Se despidió de Melbourne, pero ya vendrá su momento. Hoy es Paul la carta principal. Entre 2018 y 2019 perdió meses de competencia por lesiones en el codo derecho y en los cuádriceps izquierdos y la rodilla. Pero ello quedó atrás.

Sonrisas y felicitaciones entre los estadounidenses Ben Shelton y Tommy Paul, tras los cuartos de final del Australian Open
Sonrisas y felicitaciones entre los estadounidenses Ben Shelton y Tommy Paul, tras los cuartos de final del Australian Open - Créditos: @Dita Alangkara

“Todavía prefiero no ver la realidad, ni sentir ni pensar nada. Todavía estoy en Australia, todavía tengo otro partido por delante y quiero jugar dos partidos más en Melbourne”, sentenció el jugador diestro, con revés de dos manos y 1,85m, que se enfrentará por primera vez ante Djokovic, el nueve veces ganador en Melbourne (del otro lado de la llave se medirán el griego Stefanos Tsitsipas y el ruso Karen Khachanov). Paul se aseguró subir 16 lugares al N° 19 del ranking esta semana e ingresaría en el Top 10 si ganara su primer título mejor: “Lo vi a Djokovic en el vestuario después de terminar mi partido. Me dijo: ‘Felicidades’. Estoy jugando mi mejor tenis, así que es un buen momento para jugarle”.

Paul, el silencioso semifinalista del primer grande del año, tiene sólo un título ganado: el ATP 250 de Estocolmo, en 2021. En Melbourne está disfrutando de cada momento, dentro y fuera del court. De hecho, en su desafío por los cuartos de final ante Shelton, contó con la presencia de su madre, Jill MacMillan, en la tribuna. “Me emociona que este mi mamá. Después de que gané en los octavos de final [vs. el español Roberto Bautista Agut] se subió a un avión directamente desde su trabajo y llegó sobre la hora del partido. Ella ha hecho mucho por mí. Ha sacrificado una tonelada para que llegara a esto. Merece estar aquí y verme ganar grandes partidos”, expresó. Jill es una ex jugadora de la Universidad de Carolina del Este y su primera entrenadora; hoy trabaja en audiología.

Tommy Paul firmando autógrafos tras vencer a Ben Shelton y clasificarse para las semifinales de Australia
Tommy Paul firmando autógrafos tras vencer a Ben Shelton y clasificarse para las semifinales de Australia - Créditos: @Ng Han Guan

Desde hace un puñado de años, Paul tiene la compañía del veterano entrenador estadounidense Brad Stine, que fue el guía de Courier cuando éste ganó -precisamente- dos veces el Australian Open, en 1992 y 1993. Es más, en la primera de las conquistas, Stine acompañó a Courier (N° 1 en 1992) a la recordada celebración, saltando al Yarra, el río que serpentea el Melbourne Park. Hoy, con otra perspectiva y maduración, Stine es el coach que saca lo mejor de Paul, un tenista enérgico que intenta dominar con la derecha.

La celebración de Courier y el actual coach de Paul

Pasó con los jugadores de la Armada española. Ocurrió con los tenistas de la Legión argentina. Y también sucede hoy con los estadounidenses, claro. El avance colectivo genera contagio y fervientes ganas de progresar. Si un jugador ve que su compañero de ensayos florece, seguramente intentará esforzarse más para igualarlo (o superarlo). Se produce el famoso ‘si él puede, yo también’. En marzo del año pasado, Fritz se convirtió en el primer jugador de su generación en conquistar un Masters 1000 (en Indian Wells). En septiembre, Tiafoe fue el primero en llegar a las semifinales de un Grand Slam (en el US Open). Y hoy es Paul el valiente que se anima a romper barreras.

En 2022, Paul venció a Carlos Alcaraz (en la segunda rueda de Montreal), a Rafael Nadal (en la segunda ronda de París-Bercy) y a Jannik Sinner (en los 8vos de final de Eastbourne), entre otros fenómenos. No se conforma y es un peligro para cualquiera en el circuito. En Australia va por más.

Resumen de la victoria de Paul ante Shelton