Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,123.41
    -75.65 (-1.46%)
     
  • Dow Jones

    37,983.24
    -475.84 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    16,175.09
    -267.10 (-1.62%)
     
  • Russell 2000

    2,003.17
    -39.43 (-1.93%)
     
  • Petróleo

    85.45
    +0.43 (+0.51%)
     
  • Oro

    2,360.20
    -12.50 (-0.53%)
     
  • Plata

    27.97
    -0.28 (-0.99%)
     
  • dólar/euro

    1.0646
    -0.0085 (-0.79%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4990
    -0.0770 (-1.68%)
     
  • dólar/libra

    1.2451
    -0.0104 (-0.83%)
     
  • yen/dólar

    153.2400
    +0.0370 (+0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    65,516.09
    -1,375.84 (-2.06%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,995.58
    +71.78 (+0.91%)
     
  • Nikkei 225

    39,523.55
    +80.92 (+0.21%)
     

Trabajadores agrícolas de California piden beneficios y ayuda tras las inundaciones

Filberto Hernández Ramírez, trabajador agrícola originario del estado mexicano de Jalisco, suele recoger cítricos y uvas en el valle de San Joaquín. Pero este invierno ha tenido menos trabajo debido a una serie de fuertes tormentas que han saturado los campos agrícolas de la región.

Él y su familia ya estaban pasando apuros para salir adelante con sus reducidos ingresos cuando una tormenta azotó el condado de Tulare el 10 de marzo. Un arroyo cercano se desbordó y el agua inundó su apartamento en Lindsay.

“Perdimos pertenencias”, dijo Hernández Ramírez entre lágrimas en español. “Perdimos cosas que costó tiempo y esfuerzo comprar”.

Hernández Ramírez y su familia son algunas de las miles de personas en todo el estado que están sufriendo pérdidas por las inundaciones. En el condado de Tulare, así como en Planada, en el condado de Merced, y Pájaro, en el condado de Monterey, los trabajadores indocumentados han resultado especialmente vulnerables este invierno: Al no poder trabajar debido a las lluvias y no poder solicitar beneficios de desempleo, muchos se están encontrando con dificultades para pagar la renta y alimentar a sus familias.

PUBLICIDAD

Esto ha impulsado a trabajadores y activistas a solicitar beneficios de desempleo y asistencia por catástrofe para los trabajadores indocumentados.

Sarait Martínez, directora ejecutiva del Centro Binacional para el Desarrollo Indígena Oaxaqueño, dijo que los trabajadores agrícolas trabajaron durante el COVID-19, los incendios forestales y la sequía, y ahora están buscando trabajo en medio de las inundaciones. Dijo que deberían tener acceso a la ayuda, independientemente de su estatus migratorio.

“Aunque contribuimos”, dijo en español, “no tenemos acceso a una red de seguridad”.

Trabajador agrícola del condado de Tulare pide ayuda tras inundaciones

La familia Hernández solía vivir en un apartamento de tres dormitorios en el Linnell Farm Labor Center, un complejo de viviendas gestionado por el condado en Visalia.

Tanto Filberto como Araceli Hernández, su esposa, trabajaban en los campos de los alrededores de la ciudad. Sin embargo, Araceli tuvo que dejar de trabajar en los campos hace varios meses cuando le diagnosticaron esquizofrenia.

Con la pérdida de los ingresos de su esposa y su condición de indocumentado, Hernández Ramírez dijo que su familia dejó de ser elegible para la vivienda de trabajadores agrícolas. En noviembre se mudaron a su actual apartamento de dos dormitorios en Lindsay, a unos 30 minutos de Visalia.

“Aquí, en Lindsay, nos cobran $1,000 de renta”, dijo Hernández Ramírez. “Allí, en Linnell, pagábamos unos $380 de renta y aún teníamos dinero para pagar otras facturas”.

Y a medida que aumentaba su renta, Hernández Ramírez dijo que su trabajo se ha ido agotando. Con las lluvias que se extienden a lo largo del invierno, las semanas laborales de cinco días se han vuelto raras.

“Ahora gano entre $300 y $350 a la semana porque trabajamos dos o tres días”, dice.

La Abeja, un boletín escrito por y para latinos de California

Suscríbete aquí para recibir nuestro boletín semanal centrado en temas latinos de California.

La familia era consciente de que la región es propensa a las inundaciones, y su preocupación aumentó a medida que subía el nivel del agua de Lewis Creek. Su apartamento está a una manzana del arroyo.

El 10 de marzo, “aquí se inundó todo”, cuenta Aidé Hernández, de 25 años, hija de Hernández Ramírez. “El agua entraba en las habitaciones, la cocina era como una piscina”.

La cómoda de madera de Hernández Ramírez, el sofá rojo de terciopelo de la familia y el vestido de novia de su esposa quedaron empapados. La lista de posesiones perdidas siguió creciendo a medida que el moho se extendía por las pertenencias de la familia.

Al entrar en el apartamento más de una semana después, el penetrante olor a moho ahogaba a los visitantes. La alfombra, que seguía cubriendo todos los pisos excepto el cuarto de baño, chirriaba bajo la presión de las botas al pisar el salón. Aunque el agua se había drenado, era innegable que la casa de la familia Hernández se había inundado considerablemente y necesitaba una restauración drástica.

Los trabajadores indocumentados necesitan acceso a la red de seguridad, dicen activistas

En el condado de Fresno, otros trabajadores agrícolas también han denunciado pérdidas salariales. Natividad Ortiz, Simitria Rendón y Yurivia Rendón son madres trabajadoras mixtecas de Oaxaca cuyos ingresos familiares se han reducido a causa de las prolongadas lluvias. Las trabajadoras dijeron que no pueden trabajar hasta que el suelo saturado se seque y sea seguro para que caminen por los campos.

“Tenemos problemas para pagar la renta y las facturas”, dijo Rendón en español. “Cuando llueve, perdemos horas de trabajo, ahora no trabajamos y necesitamos dinero para pagar los gastos”.

Yurivia Rendón, que asistió a la celebración del natalicio del venerado presidente mexicano Benito Juárez en el Courthouse Park de Fresno el 21 de marzo, dijo que lleva varios días sin trabajar en el campo debido a las fuertes lluvias que han inundado los campos.
Yurivia Rendón, que asistió a la celebración del natalicio del venerado presidente mexicano Benito Juárez en el Courthouse Park de Fresno el 21 de marzo, dijo que lleva varios días sin trabajar en el campo debido a las fuertes lluvias que han inundado los campos.

Las tres mujeres también dijeron en mixteco que tienen problemas para pagar los útiles escolares y la ropa de sus hijos, tradujo René Martínez al inglés. Él es coordinador juvenil del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales y trabaja estrechamente con las familias mixtecas.

“En este momento, los beneficios de desempleo serían una gran ayuda, sobre todo porque cada vez que dejamos de trabajar, necesitamos apoyo para hacer esos pagos”, dijo Martínez, traduciendo para el grupo. “Cualquier asistencia sería de gran ayuda”.

Un proyecto de ley presentado en la legislatura estatal en febrero de 2022 habría proporcionado beneficios de desempleo a los trabajadores indocumentados a través del Programa Piloto de Trabajadores Excluidos propuesto. Aunque la propuesta surgió a raíz de la pandemia del COVID-19, también pretendía apoyar a los trabajadores en situaciones de emergencia climática.

De los 17.1 millones de trabajadores de California, 1.1 millones –aproximadamente uno de cada 16– son indocumentados, informó el Centro Comunitario y Laboral de UC Merced. Los trabajadores indocumentados contribuyen colectivamente con $3,700 millones en ingresos fiscales estatales y locales.

El gobernador Gavin Newsom vetó el proyecto de ley en septiembre, pero algunos activistas están pidiendo de nuevo los beneficios de desempleo y de asistencia por catástrofe para los trabajadores indocumentados.

“Necesitamos un sistema, una infraestructura, que apoye (a los indocumentados y trabajadores agrícolas) en tiempos como estos”, dijo Sarait Martínez del CBDIO en español. “Vimos el impacto que el COVID-19 ha tenido en estas comunidades, y necesitamos priorizar estos beneficios e infraestructura de ayuda”.

Dijo que la propuesta –conocida como Red de Seguridad para Todos– apoyaría a la gente en medio de las tormentas e inundaciones en todo el estado.

“Sabemos que muchos cultivos y tiempos de cosecha se han visto afectados”, dijo. “Y la gente todavía está tratando de recuperarse de los impactos del COVID-19, la cosecha de la sequía del año pasado y ahora esto. La gente no tendrá trabajo durante meses mientras los campos se recuperan”.

Hernández Ramírez hizo un llamado a los líderes estatales para que velen por los trabajadores agrícolas en las comunidades rurales.

“Nosotros somos los que producimos para que los políticos, para que la gente con más recursos, tenga sus frutas y verduras”, dijo en español. “Para que los productos lleguen sanos y salvos a sus casas, y a nosotros no nos cuidan”.

Entre lágrimas, Hernández Ramírez dijo que los trabajadores agrícolas no han recibido el trato que merecen.

“Para los trabajadores del campo hay muy pocos recursos. No hay mucha ayuda”, dijo Hernández Ramírez. “Necesitamos más”.

Únete a la conversación

Reporteros de The Fresno Bee, Sacramento Bee y Vida en el Valle se reunirán con activistas y formuladores de políticas para hablar de cómo los trabajadores agrícolas se están viendo afectados por el cambio climático y las recientes inundaciones. Invitamos a la comunidad a que nos envíe sus preguntas a través de la página RSVP y a que se una a la sesión retransmitida en vivo el martes 28 de marzo a las 6 p.m.

Encontrarás más información en https://bit.ly/3FVGG1K.