U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,158.24
    +100.40 (+2.47%)
     
  • Dow Jones

    33,212.96
    +575.77 (+1.76%)
     
  • Nasdaq

    12,131.13
    +390.48 (+3.33%)
     
  • Russell 2000

    1,887.90
    +49.66 (+2.70%)
     
  • Petróleo

    115.07
    +0.98 (+0.86%)
     
  • Oro

    1,857.30
    +3.40 (+0.18%)
     
  • Plata

    22.14
    +0.17 (+0.77%)
     
  • dólar/euro

    1.0739
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    2.7430
    -0.0130 (-0.47%)
     
  • dólar/libra

    1.2631
    +0.0025 (+0.20%)
     
  • yen/dólar

    127.0850
    -0.0170 (-0.01%)
     
  • BTC-USD

    28,832.42
    -210.62 (-0.73%)
     
  • CMC Crypto 200

    625.79
    -3.71 (-0.59%)
     
  • FTSE 100

    7,585.46
    +20.54 (+0.27%)
     
  • Nikkei 225

    26,781.68
    +176.84 (+0.66%)
     

Dejó su trabajo en una empresa para emprender: creó un club de lectura que es furor

·4  min de lectura

Ana Brandstadter se había recibido en la carrera de Relaciones del Trabajo en la UBA y llevaba varios años como selectora de personal en una empresa cuando, en 2018, se dio cuenta de que quería dedicarse a algo que realmente la apasionara. Al poco tiempo renunció y decidió invertir su indemnización para fundar Bukku, una suscripción literaria mensual que tuvo un boom de crecimiento durante la pandemia.

"Siempre me gustó mucho leer y estuve bastante vinculada a los libros. Mi primera idea había sido abrir una librería e incluso llegué a ver un local para alquilar. Mi mamá es economista y en su momento me ayudó a hacer el cálculo de cuántos libros había que vender para estar en cero con los gastos y era una locura. Estuve incursionando un poco hasta que di con el concepto de los clubes, como el de los vinos o el de los quesos, y vi que no había algo de suscripción sorpresa de libros, con algún detalle o algún regalo", cuenta Ana a Iprofesional.

Con un precio actual de 1450 pesos, Bukku funciona como una entrega mensual sorpresa que contiene una novedad literaria contemporánea junto con pequeños regalos y una playlist de canciones seleccionadas que casi siempre son hechas por los mismos autores y están especialmente pensadas para acompañar la lectura.

Su primera entrega fue en noviembre de 2018 para un total cercano a las 100 personas y mes a mes los suscriptores fueron creciendo a un ritmo constante, pero el gran cambio llegó con la pandemia: para marzo de 2020 tenían 1500 suscriptores y en marzo de 2021 llegaron a un pico de 3.200. "En plena pandemia fuimos furor y más durante el encierro, porque te solucionaba un montón de problemas. Estabas en tu casa y te llegaba un libro por correo", dice la fundadora.

Ana Brandstadter fundó Bukku, un club de lectura

Para decidir qué libro envía cada mes, Ana trabaja junto a Lucía Santa María, con quien leen las próximas novedades que algunas editoriales independientes editarán en argentina. "La idea desde un comienzo era generar un puente entre los lectores y las editoriales independientes que me gustaban. Recibimos los pdfs de los libros próximos a publicarse y cuando decidimos el que nos gusta charlamos los precios, plazos y cantidades. Trabajo con muchos meses de anticipación y en enero ya estamos viendo material de mayo o junio de 2022", cuenta Ana sobre el proceso de trabajo.

La emprendedora destaca que uno de los aspectos más desafiantes de Bukku es el costo: "No podemos separarnos tanto del precio de tapa del libro por un tema de mercado y como trabajamos con tanta anticipación hay cifras que no podemos conocer. Ahora, por ejemplo, estamos cerrando la entrega de mayo y en mayo los libros seguro estén más caros que hoy. Para mantenernos estamos haciendo dos ajustes de precio al año. Ahí se nota un poco la crisis, porque cuando aumentás el precio la gente lo siente, pero tenemos que ajustarlo también por un tema de competencia leal".

Además del proceso de lectura y selección de los libros, el emprendimiento cuenta también con un sitio web oficial desde donde los clientes pueden suscribirse y un taller para el armado de las cajas con dos personas avocadas específicamente a esa tarea. Para los envíos se manejan con dos empresas de distribución: una para Capital Federal y cercanías y otra para el interior del país, donde Bukku tiene cerca de 800 suscriptores.

La caja
La caja

La caja en la que se hace el envío de Bukku

Cuando se le pregunta el porqué del éxito, Ana cree que se debe a la convivencia de dos tipos de público en Bukku. "A una parte le gusta mucho recibir una sorpresa, abrir una caja sin tener idea del libro o el regalo que hay adentro, es como una especie de mimo que gusta mucho. Y la otra parte del público es más lectora y, como siempre el libro es una novedad que sale en el momento en el que llega la caja, seguramente es un libro que de todos modos se iban a terminar comprando. Tenemos un abanico de lectores y de perfiles súper amplio".

Como próximos planes, a la emprendedora le gustaría poder exportar el proyecto a la región, empezando con países como Uruguay, México, Perú o Chile. "Siempre tuve fija la idea de exportar pero ahí está el problema del costo de envío, que es muy difícil y termina siendo más caro que el producto. Habría que ver si surge alguna opción más viable", explica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.