U.S. markets open in 4 hours 34 minutes
  • F S&P 500

    3,970.25
    +4.50 (+0.11%)
     
  • F Dow Jones

    33,808.00
    +5.00 (+0.01%)
     
  • F Nasdaq

    11,667.00
    +21.50 (+0.18%)
     
  • RTY=F

    1,819.70
    0.00 (0.00%)
     
  • Petróleo

    72.13
    +0.67 (+0.94%)
     
  • Oro

    1,801.40
    -0.10 (-0.01%)
     
  • Plata

    23.16
    -0.09 (-0.37%)
     
  • dólar/euro

    1.0560
    0.0000 (-0.00%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4910
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.64
    -0.04 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2245
    +0.0007 (+0.06%)
     
  • yen/dólar

    136.2390
    -0.3910 (-0.29%)
     
  • BTC-USD

    17,236.17
    +421.01 (+2.50%)
     
  • CMC Crypto 200

    406.52
    +11.83 (+3.00%)
     
  • FTSE 100

    7,476.22
    +4.05 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    27,901.01
    +326.58 (+1.18%)
     

La "trampa" de PedidosYa: ahora pedir comida en la app es mucho más caro que llamar al comercio y abonar envío

Las aplicaciones de delivery como Rappi o PedidosYa revolucionaron el modelo de entrega a domicilio tradicional (un teléfono y una moto), y permitieron la entrada al mundo digital de restaurantes, tiendas, supermercados, farmacias, etc.

También resolvieron la logística, con miles de repartidores moviéndose a toda velocidad por la ciudad, haciendo entregas a los consumidores en tiempo récord y a cualquier hora. A base de flexibilidad, geolocalización, agilidad y una buena experiencia de usuario, monopolizaron la entrega de productos y se convirtieron en la modalidad preferida por muchos.

En este sentido, datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) provistos a iProUP arrojan que el envío a domicilio se consolidó y es una de las opciones más elegidas: 67% versus el 39% que alcanzaba en la pre pandemia.

Pese a su popularidad, el modelo sólo beneficia a PedidosYa y Rappi: existe precarización de los repartidores, elevados costos de envío para los usuarios y altísimas comisiones para los comercios.

¿Cuánto se puede ahorrar pidiendo fuera de Rappi o Pedidos Ya?

"Yo ya me fui de estas aplicaciones. Cuando arrancaron era negocio, empezaron cobrando comisiones del 10 o 15%, pero después las fueron subiendo y pedían adicionales para posicionarte dentro de la plataforma. Ahora se tornaron inviable", confía a iProUP Eduardo Perret, dueño de Selena Kitchen.

En ese sentido remarca que "trabajar con Rappi o PedidosYa puede ser una opción para rubros que tienen costos más bajos, por ende, mayor margen, como pizzerías o hamburgueserías".

Perret directamente no ofrece delivery, pero aprovecha la existencia de estas apps a su favor. Los clientes pueden mandar a buscar su pedido con cualquier servicio de mensajería y el costo del envío corre por cuenta de ellos.

En la misma línea, Yaco, de la Posada de Belgrano, explica que ambas aplicaciones ofrecen una rebaja en la comisión por exclusividad, pero su restaurante trabaja con ambas y paga cerca del 22%. "Son caras y te pagan cuándo y cómo quieren. Esa es la realidad".

Además de los largos plazos para pagar, los dueños de restaurantes denuncian falta de claridad en las liquidaciones.

Ariel Amoroso, es expresidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) y dueño de varios restaurantes. Conoce bien el paño porque estaba al frente de la cámara cuando tocó negociar mejores condiciones con las apps durante la pandemia.

Durante la pandemia, cuando el delivery y el take away (retiro en local) eran el principal sustento de los restaurantes, lograron negociar con las apps una reducción de las comisiones hasta el 15%, pero la tregua duró seis meses hasta que se cayó el acuerdo y no se volvió a renegociar, explica Amoroso.

"Estas aplicaciones son muy ineficientes. Cobran entre el 18 y hasta el 33% de comisión, según el tamaño del restaurante, y encima liquidan a los 20 o 30 días. Con una inflación mensual del 7%, el costo financiero termina siendo altísimo y, cuando llega la liquidación, nunca es lo suficientemente clara, se generan situaciones de controversia y se atrasan más lo pagos".

Los restaurantes están apelando WhatsApp y redes sociales para ofrecer precios más económicos que en PedidosYa
Los restaurantes están apelando WhatsApp y redes sociales para ofrecer precios más económicos que en PedidosYa

Los restaurantes están apelando WhatsApp y redes sociales para ofrecer precios más económicos que en PedidosYa

La situación se tornó tan compleja, que junto con su socio, decidieron bajar a uno de sus restaurantes de estas apps, contratar un servicio de motos y ofrecer delivery propio, gratis.

"Es preferible hacerle un descuento del 10 o 15% sobre el valor del ticket al cliente, que vender por la app, ya que te pueden descontar hasta un 33%". Su caso es el de muchos: kioscos, heladerías y locales gastronómicos o se bajaron y ofrecen rebajas "en mostrador" de hasta el 30% del precio publicado en las aplicaciones.

iProUP se comunicó con las aplicaciones: PedidosYa rechazó responder sobre las comisiones que cobran a los comercios, mientras que Rappi aseguró que, en ningún caso, superan el 25%.

¿Qué otras alternativas existen a PedidosYa y Rappi?

Las aplicaciones de delivery cobran comisiones altísimas haciendo uso de su posición dominante y hasta "invitan" a tener exclusividad para bajar la tarifa.

Como si fuera poco, hasta exigen a los repartidores que cuenten los productos que llevan para evitar que un usuario llame al local y pida que agreguen algo al envío, pagando el precio de mostrador. En caso de descubrir inconsistencias pueden penalizar al comercio.

Como parámetro, las muy elevadas comisiones duplican el 13% que percibe Mercado Libre en su marketplace. El unicornio también avanza con su servicio de delivery de comidas que tiene operativo en el "corredor norte" de la Ciudad de Buenos Aires.

"Al principio las apps sumaban ventas, después comenzaron a canibalizar la venta propia de los comercios, que terminaron pagando a Rappi o PedidosYa por clientes que eran propios", explica Lorenzo Offenhende, socio de másDelivery

Otro mecanismo de los locales es enviar junto con el pedido un folleto con precios mucho más económicos
Otro mecanismo de los locales es enviar junto con el pedido un folleto con precios mucho más económicos

Otro mecanismo de los locales es enviar junto con el pedido un folleto con precios mucho más económicos

En ese sentido, Offenhende agrega que, algunas comercios con público orgánico propio, que traccionan ventas por sí mismos, con redes o página web atractivos están buscando ofrecer un canal propio para salirse de las apps.

"Siempre decimos a las marcas que si tienen un Instagram activo de 1.000 seguidores o más y logística propia, reúnen las condiciones para armar un canal online propio. Si hoy tienen el 80% de su delivery entrando por las apps y el 20% por teléfono, con el tiempo pueden ir revirtiendo esa proporción", señala.

másDelivery es un ecommerce marca blanca para gastronomía que brinda a los comercios la posibilidad de armar un canal de pedidos online propio para vender a través de una web, Whatsapp, Instagram, Facebook, Google y apps propias. Así, reciben dinero de las ventas directamente y se integran con los principales sistemas de gestión y pago online. Así, ahorran hasta 30% en comisiones.

Además, propone algunas herramientas de marketing, publicidad en Facebook y Google, descuentos automáticos, cupones, email marketing, encuestas y notificaciones push. Entre las "grandes cadenas" que lo contrataron para evitar a Rappi y PedidosYa se encuentra el Almacen de Pizzas y hamburgueserías Deniro.

Los restaurantes pueden suscribirse pagando un abono mensual de $1.650, $40 por pedido y un setup por única vez de $4.500. La herramienta está enfocada en negocios de entre cinco y 20 locales.

"La idea es que los comercios tengan clientes nuevos a través de las aplicaciones y migren a su canal propio, ya que les resultará mucho más barato. Una vez allí puedan fidelizarlos ofreciéndoles cupones, promociones, productos o packs", señala el emprendedor, quien asegura que el cliente se podrá fidelizar al canal porque pagará 20% menos que en las otras apps.

Fernando Larin, es dueño de Wakusei Sushi y trabaja hace 10 años con PedidosYa. Cuando empezó pagaba una comisión del 10%, pero desde la app les exigieron usar también su servicio de reparto y se incrementó hasta el 35%.

Hace seis años desarrollaron su app con másDelivery y hacen los envíos con motos propias, por una tarifa que varía según la distancia, de $120 a $180. Eso los ayudó a fidelizar a clientes, explica Larin, porque ofrecen promociones y descuentos para compras dentro de su sitio, aunque siguen usando las apps para tener visibilidad.

"Como negocio Pedidos Ya y Rappi no sirven, porque sus comisiones son altísimas. Para poder solventar ese costo, habría que tener otra lista de precios. No se puede vender al mismo valor que en nuestra app", concluye.