U.S. Markets closed

Tres estrategias comunes que utilizan los comercios en las que todos caemos

A veces las ofertas son tentadoras, pero es importante que valores su conveniencia y frecuencia. (Getty)

Dos por 4 dólares. Compra uno y llévate otro gratis. Compra y llévate una tarjeta de regalo por valor de 100 dólares.

Los vendedores utilizan muchas estrategias para que te gastes en su tienda el dinero que tanto trabajo te ha costado ganar, pero los expertos aconsejan actuar con inteligencia para poder elegir realmente la mejor oferta.

David Soberman, experto en publicidad y marketing y profesor de la Universidad de Toronto, explicó que incluso en la era de Internet, los flyers siguen siendo una vía para que algunos ciudadanos se mantengan al tanto de las ofertas, sobre todo los que viven en las zonas urbanas y tienen jóvenes en la familia.

Sin embargo, los vendedores usan varios trucos en esos folletos, con la esperanza de que gastes más de lo que habías previsto.

Táctica # 1: Bajar el precio de venta al comprar varios productos

Es probable que las ofertas del supermercado en las que puedes llevarte dos o tres productos a cierto precio no sean tan ventajosas como piensas.

“Muchas de estas ofertas solo son una estrategia para que los descuentos sean más atractivos”, le comentó Soberman a Yahoo Finanzas, Canadá. “Cuando algo suena bien, esperas que las personas reaccionen inmediatamente”.

Algunos vendedores esperan que no saques cuentas y descubras que el precio no es tan conveniente como el de la tienda que se encuentra al final de la calle.

Sin embargo, en gran parte los vendedores siguen usando estos sistemas de precios para diferenciar sus ofertas del resto.

“Si todos ofrecen 1 dólar de descuento, nadie notará la diferencia”, agregó Soberman. “Pero si te dicen ‘compra tres y llévate uno gratis’, aunque el descuento siga siendo de 1 dólar por producto, sonará mucho mejor y la oferta será más atractiva”.

Táctica # 2: Tarjetas regalo en lugar de descuentos

En vez de aplicar un gran descuento en el producto, a veces los vendedores eligen ofrecer una tarjeta regalo. Se trata de una estrategia que, según Soberman, garantiza a las tiendas que ese cliente volverá.

“Sería lo mismo si te hicieran un descuento del 10%, excepto por el hecho de que así no tienen la garantía de que el cliente regresará”, explicó. “Las tarjetas regalo son un instrumento de fidelización muy efectivo para que ese comprador regrese al menos una vez más”.

No obstante, si resistes a la tentación de comprar en otra tienda, lo cierto es que el beneficio que pueden ofrecer las tarjetas regalo puede llegar a ser interesante. Por ejemplo, las tarjetas regalo que vienen con las activaciones de teléfonos móviles nuevos pueden representar varios cientos de dólares.

Táctica # 3: Precios cada vez más bajos en los productos gancho

Si has visto semana tras semana los mismos productos en oferta al mismo precio, no te lo estás imaginando, es así. Soberman explicó que es usual que algunos de los productos comunes del supermercado como la leche, el pan y los refrescos casi siempre estén en oferta.

“En estas categorías las personas suelen comparar precios. Por eso, siempre ves determinados productos en oferta”, dijo.

En este sector, estos artículos se conocen como “productos gancho”. En realidad, a los vendedores no les importa reducir su margen de ganancias porque esperan que los clientes vayan a sus tiendas a gastar más dinero en otros productos.

Los precios de estos artículos pueden variar ligeramente de una semana a otra, tanto para mantenerse a la par de los competidores como para evitar que los clientes se acostumbren a un precio demasiado bajo.

“No siempre ofrecen el mayor descuento porque las personas se acostumbran”, agregó Soberman. “Les interesa ofrecer un gran descuento para ser tentadores, pero también ofrecen pequeños descuentos de manera que, si una persona no se mantiene al tanto del precio más bajo, aún querrá ir a la tienda”.

Demostrado: Usar Internet inteligentemente puede ayudarte a ahorrar

Para encontrar la mejor oferta, Soberman les recomienda a los compradores usar Internet para comparar los precios de los productos. Añadió que los consumidores que usan aplicaciones de ofertas como Flipp se motivan más por buscar nuevas formas de ahorro.

Sin embargo, Internet podría ser una espada de doble filo. La autora de “Worry-Free Money” (“Dinero sin preocupaciones”) y asesora financiera, Shannon Lee Simmons, afirma que el incremento de las newsletters y las campañas de marketing digital han hecho que algunos de sus clientes gasten innecesariamente solo porque un producto estaba “en oferta”.

“En los últimos cinco años, este tipo de marketing combinado con la tecnología ha hecho que sea más fácil gastar”, comentó. “No hay tiempo para detenerse a pensar: ‘¿Quiero esto?’”.

Por eso, recomienda mantenerse alejados del marketing online, así como cancelar la suscripción a las marcas que te hagan gastar.

“No sigas a esas marcas en las redes sociales y si lo haces, sé consciente del efecto que tienen”, explicó. “Quizá es mejor que revises tus canales una vez a la semana para ver lo que está sucediendo, en vez de hacerlo todos los días”.

Sin embargo, Simmons afirma que todas las ofertas no son malas, aunque destacó que gastar demasiado en ellas puede afectar tus ahorros o hacerte contraer deudas con tu tarjeta de crédito.

“Mi esperanza es que recordemos cuando nos sentimos infelices, tristes, resentidos, arrepentidos y culpables por el gasto que hicimos en una compra”, agregó. “Si podemos recordar estas emociones cuando estamos mirando una página de ofertas, seremos capaces de salir del modo ‘lo veo, lo quiero’ y tomar una decisión consciente”.

Dexter Brown

Artículos relacionados que te pueden interesar:

10 consejos para conseguir los mejores precios al comprar en Internet

18 consejos para ahorrar cientos de dólares en electricidad al año

Consejos para darte el lujo de comer en restaurantes de moda sin arruinarte

Cómo lograr los billetes de avión más baratos: 7 consejos para ahorrar