Anuncios
U.S. markets open in 6 hours 43 minutes
  • F S&P 500

    5,140.50
    -5.50 (-0.11%)
     
  • F Dow Jones

    39,069.00
    -73.00 (-0.19%)
     
  • F Nasdaq

    18,353.75
    +15.50 (+0.08%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,074.70
    -3.50 (-0.17%)
     
  • Petróleo

    80.07
    +0.10 (+0.13%)
     
  • Oro

    2,094.10
    -1.60 (-0.08%)
     
  • Plata

    23.30
    -0.06 (-0.27%)
     
  • dólar/euro

    1.0853
    +0.0014 (+0.13%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1800
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    13.11
    -0.29 (-2.16%)
     
  • dólar/libra

    1.2674
    +0.0019 (+0.15%)
     
  • yen/dólar

    150.3320
    +0.2680 (+0.18%)
     
  • Bitcoin USD

    64,114.70
    +2,550.00 (+4.14%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,682.50
    +52.48 (+0.69%)
     
  • Nikkei 225

    40,109.23
    +198.41 (+0.50%)
     

Trilogías descompuestas del NES

Trilogías descompuestas del NES
Trilogías descompuestas del NES

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Tener varias entregas de la misma franquicia era muy común en la era preInternet. No existían los season pass, las expansiones o los DLC. Contabas con lo que tu cartucho traía de fábrica y hasta ahí. Por ese motivo, si los desarrolladores querían darte más contenido o encontrarle uso a todo el material que se quedaba en el tintero en sus proyectos, lanzaban secuelas a discreción. Tal vez sea por mi edad, pero mi estilo de juego se inclina más hacia las secuelas que hacia el contenido descargable. Siempre me ha causado una emoción especial ver el número 2, 3 o el que sea junto al título que tanto disfruté en su entrega anterior. En su momento ni siquiera me enteré de la existencia de algunas secuelas que me hubiera encantado jugar. Tal es el caso de Goal! Two, Tiny Toon Adventures 2: Trouble in Wackyland o Duck Tales 2.

La cosa se ponía mejor cuando estas continuaciones llegaban de la mano de un salto generacional, porque así podíamos disfrutar las obvias mejoras gráficas, de audio y mecánicas que casi siempre se daban. Era todo un manjar gamer, pero también hubo casos en los que estas secuelas, más que emocionarnos, nos dejaron desconcertados y con un sabor agridulce. Esta semana en #ViernesRetro analizaremos algunos ejemplos de sagas que iniciaron con el pie derecho, pero que en algún momento trastabillaron para reivindicarse con el tiempo.

Double Dragon

Las aventuras de los hermanos Lee llegaron al NES con un port de la exitosa versión de arcade. Se trata de un traslado bastante fiel, con buena jugabilidad y un reto interesante. Es la única entrega de las 3 en la que es posible acumular experiencia al vencer a los enemigos, lo cual resulta en que los héroes se vuelvan más poderosos y aprendan habilidades nuevas. Por momentos se siente un poco lento, pero sin duda es uno de los más grandes clásicos del género beat ‘em up.

La segunda parte también llegó como una adaptación de arcade, pero redefinió lo visto en su predecesor. Los golpes y patadas se sienten mucho más contundentes, además de que ya se puede hacer la famosa patada giratoria y el rodillazo, que son los ataques más letales. Double Dragon II: The Revenge fue el primer juego de la saga al que tuve acceso y le tengo un cariño especial por eso, pero más allá de mis emociones debo decir que indudablemente es el mejor exponente de la trilogía. Tan es así que sirvió como base para la cuarta parte que, aunque apareció muchos años después, rindió un homenaje muy merecido a esta secuela. Otro punto a destacar y que siempre recuerdo cuando pienso en esta segunda entrega es la música. Todo el soundtrack me parece excelente, pero la pista que más me gusta es la del final, justo cuando Marian despierta y empiezan a correr los créditos.

Para el momento en que llegó Double Dragon III: The Sacred Stones, los hermanos Lee ya eran muy populares, por lo que una tercera parte en la consola del momento era un movimiento lógico. Lo malo fue que no logró llenar los zapatos de la segunda. Se incluyeron nuevos movimientos muy interesantes, como el lanzamiento de cabeza, la habilidad de rebotar en la pared y soltar una patada o la posibilidad de hacer una patada giratoria más poderosa con la ayuda de un compañero. Sin embargo, creo que su principal debilidad y la razón por la que descompuso la trilogía fue la inclusión de nuevos personajes jugables. Chin es extremadamente lento y Ranzou, aunque tiene habilidades útiles, te hace sentir como si estuvieras jugando otro juego. Llámenme tradicionalista, pero prefiero jugar Double Dragon con Jimmy y Bimmy, perdón, Billy.

#ViernesRetro: Double Dragon en el NES

El sueño de todo fan de <em>Double Dragon</em>
El sueño de todo fan de Double Dragon

Super Mario Bros.

La primera parte de esta saga fue la puerta de entrada de muchos a este maravilloso mundo. Representó el regreso de los videojuegos y sentó sólidas bases en la industria. Incluso a la fecha se sigue sintiendo su influencia, ya que con cada nueva iteración da cátedra de diseño de niveles, dificultad y jugabilidad conocida, pero que al mismo tiempo se siente fresca. Fue una gran introducción al mundo de los hongos, flores y estrellas, de modo que era de esperarse que la secuela tuviera un peso mucho mayor.

No te daré la clase de historia acerca de la segunda parte. Sólo diré que la que tuvimos en nuestra región es diferente a la japonesa, lo cual en mi opinión descompuso la trilogía en ambos lados del mundo. En el caso de la entrega nipona, el enfoque estuvo en la dificultad, ya que gráfica y auditivamente fue una calca del anterior. Por otro lado, el ahora conocido en Japón como Super Mario USA, aunque es un excelente juego, desentona en el grupo, sobre todo cuando se tiene en cuenta la tercera entrega. Es cierto que con el tiempo pudimos jugar la versión original de oriente, pero es una pena que ambas tercias se hayan visto manchadas por una decisión de Nintendo que, aunque entendible, no deja de ser criticable. ¿Qué te puedo decir de la parte 3? Para mí sigue siendo el mejor Mario de la historia y sin lugar a dudas el mejor juego de la consola. Hablé de él hace un tiempo, así que te invito a que le eches un ojo a esa publicación.

¿Qué hace tan grande a Super Mario Bros. 3?

La tercera entrega reivindicó totalmente a la segunda
La tercera entrega reivindicó totalmente a la segunda

Castlevania

El primer título de 1987 nos introdujo a la familia Belmont y nos enseñó de qué se trataban los juegos de plataforma con temática de horror. Un dato curioso que descubrí hace poco es que se lanzó junto con la versión de MSX2 llamada Vampire Killer, la cual es un poco menos lineal y tiene una jugabilidad muy similar, aunque un poco extraña por la velocidad variante a la que se mueve Simon. Es uno de los juegos más difíciles del sistema, sobre todo porque, al igual que en Ninja Gaiden, el knockback puede ser frustrante en ocasiones.

#ViernesRetro: Castlevania (NES)

La descompostura radica en haberse salido tanto del molde en Castlevania II: Simon’s Quest. La aventura de Simon es excelente y el hecho de que se concentre en la exploración es lo que más me llama la atención, pero al jugarlo no se puede evitar el sentimiento de estar “fuera de cuadro” o algo así. Konami decidió integrar elementos RPG y de mundo abierto, los cuales funcionan bien, pero le dan un estatus distinto a esta peculiar secuela. Al igual que con Double Dragon II: The Revenge, le tengo especial aprecio a este título por ser el primero de la franquicia que pude probar. El aspecto que más me llena de nostalgia es su excelente música y la ambientación de las distintas mansiones y localidades que debes recorrer. Tengo sentimientos encontrados: es un gran clásico del NES, pero alteró la estructura establecida tanto por su predecesor como por su sucesor.

#ViernesRetro: Castlevania II: Simon’s Quest

Curiosamente, la tercera parte es una precuela en la que el protagonista es Trevor Belmont. A diferencia de lo visto en Double Dragon III: The Sacred Stones, la integración de nuevos personajes de apoyo para Trevor fue magnífica. Grant, Sypha y Alucard son un complemento muy útil y pueden sacarte de muchos apuros con sus habilidades. Creo que fue un acierto que Castlevania III: Dracula’s Curse regresara a la fórmula original, ya que incluso la perfeccionó y preparó el terreno para lo que veríamos más adelante en el Super Nintendo.

#ViernesRetro: Castlevania III: Dracula’s Curse

¿Los tienes? Yo, sólo el segundo
¿Los tienes? Yo, sólo el segundo

Me gusta mucho ver cómo una saga va evolucionando y cómo los desarrolladores, en el mejor de los casos, con cada secuela se esfuerzan por mantenerla vigente agregando nuevas mecánicas y distintos elementos que aportan novedad, y a la vez, conservan la esencia del material original. Me he topado con gente que acusa a franquicias como Zelda, Mario o Street Fighter de ofrecer siempre lo mismo, pero, si pensamos objetivamente, es probable que lleguemos a la conclusión de que una fórmula efectivamente debe refrescarse sin desahacerse del alma del proyecto como un todo. Se trata de jugar con los recursos ya existentes y ofrecer a los usuarios experiencias atractivas con las que se sientan identificados, con situaciones y retos que resulten novedosos y conocidos a la vez.

¿Cuál es tu trilogía favorita del NES? ¿Crees que me faltó mencionar alguna? Manifiéstate en los comentarios y nos vemos la siguiente semana para otro #ViernesRetro.