U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,969.50
    +3.75 (+0.09%)
     
  • F Dow Jones

    33,812.00
    +9.00 (+0.03%)
     
  • F Nasdaq

    11,666.25
    +20.75 (+0.18%)
     
  • RTY=F

    1,820.40
    +0.70 (+0.04%)
     
  • Petróleo

    72.08
    +0.62 (+0.87%)
     
  • Oro

    1,805.80
    +4.30 (+0.24%)
     
  • Plata

    23.40
    +0.15 (+0.66%)
     
  • dólar/euro

    1.0575
    +0.0016 (+0.15%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4910
    +0.0830 (+2.44%)
     
  • Volatilidad

    22.29
    -0.39 (-1.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2261
    +0.0023 (+0.19%)
     
  • yen/dólar

    136.0760
    -0.5540 (-0.41%)
     
  • BTC-USD

    17,219.78
    +357.24 (+2.12%)
     
  • CMC Crypto 200

    405.90
    +11.21 (+2.84%)
     
  • FTSE 100

    7,472.17
    -17.02 (-0.23%)
     
  • Nikkei 225

    27,946.21
    +371.78 (+1.35%)
     

El truco para reservar un vuelo hoy y pagarlo el año que viene

La inflación todavía lastima los ingresos salariales de millones de personas que luchan por retomar sus hábitos de consumo regulares, incluso los relacionados con los viajes de placer, que por meses se vieron limitados debido a la pandemia.

Una mujer a punto de tomar un vuelo
Una mujer a punto de tomar un vuelo

Desde Klarna hasta Affirm y Afterpay, varios servicios de “compre ahora, pague después” ganaron gran popularidad entre los que buscan una alternativa confiable a las tarjetas de crédito tradicionales. Estos micropréstamos permiten dividir una compra en múltiples pagos iguales que se devolverán con el tiempo, generalmente con poco o ningún interés.

La industria de los vuelos también sigue experimentando una importante demanda, lo que significa que los precios de los boletos están creciendo al mismo ritmo y los viajeros ahora tienen que ponerse creativos a la hora de costear sus vacaciones.

Desde mediados de año ya sonaban las alarmas por la aprobación masiva del “compre ahora, pague después”. Según un reporte de CNN, el aumento de los precios hizo que algunos compradores con problemas de liquidez recurrieran a estos métodos de pago para las compras diarias, como el café, llenar el tanque de gasolina o comprar comestibles.

Pero ahora no solo los comercios minoristas se asocian con estos servicios, sino también las aerolíneas. Los consumidores “se han acostumbrado a usarlos” y están “emocionados” de hacerlo también en los viajes, dijo a CNBC Tom Botts, director comercial de la firma Uplift.

Más aerolíneas quieren dar a los clientes la opción de pagar sus vuelos a plazos, en lugar de un pago global; algunas incluso permiten que los viajeros vuelen antes de que se pague la tarifa aérea en su totalidad.

“No se trata de dar a los consumidores viajes que no pueden pagar ni de animarlos a hacer viajes que no deberían”, señaló Botts. “Se trata de ayudar a los consumidores a presupuestar y pagar estos viajes de ensueño”.

Uplift se ha asociado con más de 30 aerolíneas, incluidas United Airlines, Lufthansa, Air Canada y AeroMexico. Su estrategia está enfocada “100% en los viajes de placer” y aprovecha datos que indican que los clientes tienden a “consentirse cuando pueden pagar en cuotas”, agregó Botts.

Daniel Vega, director de AeroMéxico, consideró que la implementación del servicio fue parte de “la evolución” de la compañía para ofrecer opciones de pago más completas. “Los clientes sin duda comprarán su pasaje aéreo de vacaciones si tienen cuotas asequibles, en lugar de un gran pago por adelantado”, dijo a CNBC.

Botts asegura que ha visto un crecimiento entre clientes que compran boletos prémium y hasta de primera clase, cuando normalmente no los habrían comprado: ya no buscan necesariamente los asientos más baratos, añadió.

Cómo funcionan las empresas de “compre ahora, pague después”

La mayoría de las empresas de “compre ahora, pague después” operan mediante la emisión de préstamos, pero cada el proceso de acceder al servicio puede ser diferente en cada una.

Uplift, por ejemplo, realiza una verificación crediticia rápida del viajero, que utilizan para determinar las tasas de interés y los calendarios de pago. Estos son efectivamente préstamos a corto plazo, que se deciden “literalmente en un chasquido de dedos”, explicó Botts.

La mayoría de los socios de Uplift ofrecen financiamiento al 0% y, en muchos casos, ni siquiera hay un costo para el consumidor por tomar un crucero de siete días y pagarlo con el tiempo. Las tarifas varían según la salud financiera del viajero.

Otra empresa llamada Pay Later Travel funciona sin verificación de crédito ni términos de financiamiento, pero los viajeros deben asegurar el vuelo con un depósito y pagar la tarifa completa antes de volar.

Entretanto, la plataforma Splitit autoriza el monto total de la tarifa aérea en la tarjeta de crédito de un viajero, pero divide los pagos entre tres y 24 cuotas mensuales. Con cada cuota que se paga, la empresa reduce la retención en la línea de crédito por la misma cantidad.

Una pareja disfrutando en alta mar
Una pareja disfrutando en alta mar

Splitit no otorga préstamos ni verifica los puntajes de crédito de los viajeros, dijo su director ejecutivo, Nandan Sheth. Todo lo que los clientes necesitan es suficiente crédito disponible en sus tarjetas de crédito para cubrir el costo de la compra

“No recopilamos datos sobre el historial de compras de los consumidores... no estamos secuestrando al consumidor y no estamos revendiendo sus ofertas”, aseguró.

Las agencias de viajes se suman a la tendencia

Booking.com trabaja actualmente con la empresa Zip, que permite a los viajeros pagar a plazos hoteles, cruceros, coches y experiencias de viaje.

“Las opciones flexibles son críticas para los viajeros... particularmente con toda la incertidumbre de los últimos años y la continua incertidumbre que vemos a nivel mundial”, dijo a CNBC la directora general de Booking.com para Asia-Pacífico, Laura Houldsworth.

La tendencia es particularmente popular entre los jóvenes de la generación Z y los millennials, que utilizan los planes de pago para compras importantes a tasas más altas que otros grupos de edad.

Una de las razones por las que los jóvenes en particular se sienten atraídos por estos planes de pago es porque muchos vieron a sus padres luchar con la deuda de la tarjeta de crédito en medio de la recesión económica de 2008, explicó Christine Roberts, directora del servicio Citizens Pay.

Cuando se trata de compras caras, “esta generación quiere entender el marco de tiempo de los pagos”, dice Roberts. “La opción de pago en el tiempo le permite ajustarse a su presupuesto y saber cuándo terminarán los pagos”.

Botts, por su parte, insiste en que las tarjetas de crédito son una “forma terrible” de financiar los pasajes aéreos, dada la naturaleza de sus intereses. “Además, no se sabe si el consumidor realmente puede pagar el préstamo”.

“Esto simplemente transfiere el riesgo de pago a las compañías de tarjetas de crédito. Es una espiral realmente mala para los consumidores”, agregó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Así son los primeros aviones del mundo de clase económica que ofrecen cápsulas de descanso para relajarse como en el sofá de casa