U.S. markets close in 6 hours 4 minutes
  • S&P 500

    4,149.32
    +30.11 (+0.73%)
     
  • Dow Jones

    33,862.97
    -229.99 (-0.67%)
     
  • Nasdaq

    12,064.51
    +248.19 (+2.10%)
     
  • Russell 2000

    1,985.15
    +24.34 (+1.24%)
     
  • Petróleo

    75.98
    -0.43 (-0.56%)
     
  • Oro

    1,951.70
    +8.90 (+0.46%)
     
  • Plata

    24.37
    +0.76 (+3.22%)
     
  • dólar/euro

    1.0916
    -0.0078 (-0.71%)
     
  • Bono a 10 años

    3.3600
    -0.0370 (-1.09%)
     
  • dólar/libra

    1.2286
    -0.0086 (-0.69%)
     
  • yen/dólar

    128.6360
    -0.2890 (-0.22%)
     
  • BTC-USD

    23,771.40
    +634.12 (+2.74%)
     
  • CMC Crypto 200

    542.76
    -2.56 (-0.47%)
     
  • FTSE 100

    7,820.13
    +59.02 (+0.76%)
     
  • Nikkei 225

    27,402.05
    +55.17 (+0.20%)
     

TVE tenía una deuda con Ana Obregón y al fin la va a saldar

Ana Obregón será la encargada de dar las Campanadas en TVE junto a Los Morancos. (Foto de Pablo Cuadra/WireImage)
Ana Obregón será la encargada de dar las Campanadas en TVE junto a Los Morancos. (Foto de Pablo Cuadra/WireImage)

Este jueves, día de la Inmaculada Concepción, TVE desvelaba quiénes serán los encargados de dar la bienvenida al próximo 2023. Muchos esperaban que, al igual que en los últimos 17 años, la elegida fuese Anne Igartiburu, pero la sorpresa fue mayúscula al ver cómo no era la elegida. TVE apostaba por Ana Obregón acompañada de Jorge y César Cadaval, Los Morancos, y de esta forma saldará una deuda que tenía pendiente con la actriz y presentadora.

Como muchos recordarán, Ana Obregón vivió un 2020 terrible: su hijo Álex fallecía en mayo como consecuencia del cáncer a los 27 años, lo que la dejó francamente hundida. En diciembre, TVE confió en ella para retransmitir las Campanadas junto a Anne Igartiburu, en lo que fue una de las retransmisiones desde la Puerta del Sol de Madrid más emocionantes que se puedan recordar. Ambas presentadoras, manteniendo la distancia de seguridad que instauró el coronavirus, se mostraban todo su apoyo, y Ana no podía aguantarse las lágrimas. Fue mágico lo que ambas lograron codo a codo, y consiguieron ser lo más visto de aquella madrugada entre el 31 de diciembre y el 1 de enero.

En 2021, TVE quiso volver a apostar por las dos comunicadoras como pareja para la última noche del año. Se hizo la presentación de ambas a los medios, pero a última hora, la ya mencionada covid-19 hizo de las suyas. Ana Obregón cogió el virus, y se convirtió en baja forzosa de la Nochevieja. Su lugar lo ocupó Jacob Petrus, y dejó a TVE con una deuda no escrita con la que fuese protagonista de Ana y los 7. Algo que saldará este año, al volver a ponerse al frente de la retransmisión, con la ilusión que lo hacía antaño, cuando nos comíamos las uvas con ella y con Ramón García (y su inseparable capa).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Muchos noticieros digitales han compartido la información de la confianza en Ana Obregón y Los Morancos como un desplante a Anne Igartiburu. Como si la estuvieran apartando de esa noche tan señalada del año. Esto no deja de ser cierto, pero resulta un titular bastante injusto, y se podría analizar desde un prisma más cariñoso.

Hace unas semanas, Jorge Javier Vázquez hablaba con Carlos Alsina en el programa de radio Más de uno sobre la pérdida de audiencias de Sálvame, y él le daba la vuelta a la tortilla. “Cuando hablan del desgaste de Sálvame, creo que se debería profundizar en el milagro de Sálvame”, decía por el hito de llevar casi 15 años en antena. Con Anne creo que podríamos decir lo mismo. Es una auténtica hazaña que una presentadora haya estado más de tres lustros colándose en nuestros hogares cada 31 de diciembre, y siempre con unos enormes datos de audiencias. Cierto es que el pasado 2021 Antena 3 dio el sorpasso, y por primera vez en la historia le quitó el liderazgo a TVE, y puede que esa sea la razón por la que se haya prescindido de Anne. Además, lo cierto es que la comunicadora vasca ya no es el estandarte de La 1 que era antaño, cuando presentaba programas de corazón, concursos de baile o galas de preselección de Eurovisión. A esto le sumamos que pronto se convertirá en una de las grandes protagonistas de Antena 3, pues ha fichado por el programa Tu cara me suena como concursante, y seguro que nos dejará grandes momentos, pues no olvidemos que además de presentadora es actriz.

Volviendo a Ana Obregón (quien, por cierto, también se dejará caer con frecuencia por Antena 3 como investigadora de Mask Singer), la comunicadora va a recibir el cariño de la que fue su principal casa de televisión. Ana fue un emblema de TVE durante dos décadas, cuando presentaba ¿Qué apostamos? y sus increíbles pruebas, o Gracias por todo, un programa de sorpresas con famosos invitados en la línea de Sorpresa, sorpresa o Déjate querer. En La 1 Ana incluso se convirtió por primera y única vez en concursante de un talent show, cuando intentó dar lo mejor de sí en las cocinas de MasterChef Celebrity, en el año 2019. Fue la primera expulsada, para decepción de muchos espectadores. Luego ganó la repesca, pero no continuó en la competición mucho más, pues demostró que la cocina no es precisamente lo suyo, a pesar de que antes había ganado una entrega de Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition como la mejor anfitriona. Ahora, TVE la repesca para las Campanadas, tras su abandono forzoso el año pasado, y seguro que nos va a ofrecer con Los Morancos una Nochevieja de esas que hacen historia. Una hermosa forma de saldar esa deuda, tanto con Ana, como con los espectadores que hace doce meses nos quedamos esperando sus mejores deseos para el año próximo.

Más historias que podrían interesarte: