U.S. Markets open in 8 hrs 10 mins

Un estudio revela que la mayoría de clínicas para curar el cáncer emplean publicidad engañosa

La publicidad engañosa es un recurso bastante habitual que, por desgracia, no parece que vaya a desaparecer debido la efectividad que tiene y las leves penalizaciones que supone. En muchos casos, a las empresas les compensa asumir la posible multa porque los beneficios que obtienen con esta estrategia son mucho mayores.

Este parece ser el caso de los centros especializados en el tratamiento del cáncer, según ha revelado un reciente estudio realizado por la organización de consumidores de Estados Unidos TINA (Truth In Advertising).

Fuente: TINA

[Te puede interesar: ‘Trolean’ a Coca-Cola parodiando uno de sus anuncios más míticos]

Para realizar su análisis han puesto el foco en las clínicas que más dinero gastaron en publicidad el año pasado, revisando sus anuncios con el fin de determinar si se han valido de técnicas poco éticas para ganar clientes. Y los resultados son bastante desoladores…

Según afirman, el 90% de los centros han explotado el recurso de generar esperanza a través de testimoniales que reflejan experiencias atípicas, sin indicar que ese caso en concreto está fuera lo que es habitual.

Concretamente, han identificado 700 testimonios de pacientes con un tipo que cáncer con una esperanza de vida menor del 50% en cinco años. ¿Cuál es el problema? Pues que en los anuncios se insinuaba (o directamente se afirmaba) que los centros otorgarían a los pacientes una ventaja terapéutica para vencer a la estadística y vivir más de cinco años.  Eso sí, ocultando el dato real de cuál es dicha estadística.

Los pacientes de cáncer y sus familias se enfrentan a unas probabilidades de supervivencia devastadoras y tienen derecho a saber la verdad. Influir en las decisiones de esta población tan especialmente susceptible acerca de dónde deben buscar tratamiento generando falsas esperanzas simplemente no es aceptable“, asegura Bonnie Patten, directora ejecutiva de TINA.

La reacción de los centros mencionados en el informe no se ha hecho esperar, y la mayoría de ellos han emitido comunicados defendiendo sus campañas de comunicación y negando las acusaciones vertidas sobre ellos.

Fuente: TINA