Mercados cerrados

Un millonario le aconseja a los millennials que dejen de gastar dinero en aguacates si quieren comprarse una casa

(Foto: iStock/Getty Images Plus)

Un magnate inmobiliario australiano ha brindado un consejo contundente a los millennials que luchan por ahorrar el dinero suficiente para comprarse una casa: eliminar los aguacates.

El millonario Tim Gurner dijo que los jóvenes deberían dejar de gastar su dinero en “cafés y aguacates aplastados” y centrarse en lo que realmente cuenta si de verdad quieren comprarse una casa.

En sus declaraciones en el programa 60 Minutos de la televisión australiana, también dejó entrever que piensa que los jóvenes de hoy no están preparados para implicarse en proyectos complejos a largo plazo, ni siquiera cuando les reportan ventajas personales.

Al joven de 35 años, que tiene su sede de trabajo en Melbourne y es responsable de unos 3.800 millones de dólares de proyectos inmobiliarios, le preguntaron si creía probable que los jóvenes de hoy tuvieran su propia casa.

“Sin duda”, afirmó, “sobre todo si no trabajas y gastas 30 dólares al día en cafés y aguacates aplastados. Por supuesto”.

Gurner agregó: “Mientras intentaba comprar mi primera casa, yo no gastaba 15 dólares en aguacates aplastados ni me bebía cuatro cafés al día, a 3 dólares cada uno.

“Estamos en un punto de la historia en el que las expectativas de los jóvenes son altísimas”.

Agregó: “Estamos entrando en una nueva realidad en la que… mucha gente no tendrá una casa propia en toda su vida. Es una realidad”.


Tim Gurner piensa que la crisis de vivienda se resolverá cuando los jóvenes australianos hereden la “increíble riqueza” de la generación de los Baby Boomers.

Gurner prosiguió su discurso refiriéndose a las expectativas poco realistas de los millennials.

“Quieren salir a comer fuera todos los días y viajar a Europa todos los años. Esta generación ve a las Kardashians y piensan que ese estilo de vida es normal. Creen que tener un Bentley es normal y que ser dueño de un BMW es natural”.

Los comentarios del magnate inmobiliario han provocado una reacción negativa en las redes sociales, algunos acusan a Gurner de hipocresía ya que su abuelo fue quien le concedió un préstamo para iniciar su propio negocio.

Otros apuntaron que el mercado inmobiliario ha cambiado notablemente desde que el magnate incursionó en ese sector por primera vez hace 15 años y que los precios han superado ampliamente las ganancias.

Gurner les respondió en unas entrevistas posteriores diciendo que se sentía decepcionado con el hecho de que su serio análisis sobre la asequibilidad de la vivienda se hubiera trivializado en las redes sociales.

“Creo que a las personas les resulta extremadamente difícil acceder al mercado. A pesar de que nuestra economía es fuerte y la población va a seguir creciendo, los precios de la vivienda son caros, una realidad nueva con la que tendrán que lidiar los australianos”, le comentó a news.com.au.

Gurner tiene más de 340 millones de dólares estadounidenses, según la BRW 2016, la lista de los australianos más ricos.

Mark Dorman
Yahoo Finanzas, UK