U.S. Markets closed

Un restaurante busca a unos clientes que pagaron de más para darles el cambio

La Placita Food and Coffee es un restaurante canario situado al norte de La Palma que ha iniciado la búsqueda a través de redes sociales de unos clientes que el pasado viernes dejaron el doble de lo que marcaba la cuenta de lo consumido. Están seguros de que se trata de un error y no de una generosa propina y les gustaría poder devolvérselo.

Un restaurante de Canarias busca a unos clientes que dejaron 110 euros para pagar una cuentan de 53,70 euros. Quieren darles la vuelta. (Foto: Getty Images).

“Estamos buscando a unos clientes que por error han dejado más dinero del importe facturado. Sabemos quiénes son, pero no disponemos sus datos para su localización y devolverles su dinero. Así que si ven este mensaje, por favor, pónganse en contacto con nosotros”, piden desde este restaurante a quienes para pagar un cuenta de 53,70 euros dejaron sobre el platillo metálico 110 euros antes de marcharse sin esperar las vueltas. Cuando el camarero acudió a la mesa se encontró con el dinero y con que los clientes no estaban ya.

En la foto que acompaña el post de Facebook con el llamado se puede ver lo que consumieron (agua con gas, refresco de Cola, bacalao al horno, lasaña de carne, dos cafés y pan con alioli), el importe y lo que dejaron (dos billetes de 50 euros y otros dos de 5). Lo elevado de la cifra sobrante es lo que hace creer a los trabajadores que se trata de una acción no intencionada.

Sergio Acosta, propietario de La Placita, ha explicado a 20 Minutos que no saben el nombre de los clientes ni cómo contactar con ellos. Ni siquiera saben si aún continúan en la isla, pero asegura que “físicamente sí les reconocemos”. Por eso esperan que les llegue la noticia de que quieren devolverles un dinero que es suyo y se pongan en contacto con el restaurante para proceder al reembolso.

La hipótesis que baraja Acosta es que “posiblemente al pagar pondrían el dinero ambos, sin darse cuenta que ya lo había hecho el otro”. Después se fueron pensando que estaban dejando poco más de un euro de propina y no más del doble del importe de lo consumido.

El despiste ocurrió el viernes pasado, pero no publicaron su aviso de reembolso hasta el domingo por falta de tiempo y mucho ajetreo en el local. Ahora solo les queda esperar. Se han dado un plazo de un mes. Pasado este tiempo, lo repartirán “entre la plantilla como si fuera una propina”.