U.S. markets open in 2 hours 17 minutes
  • F S&P 500

    3,601.00
    +25.00 (+0.70%)
     
  • F Dow Jones

    29,827.00
    +281.00 (+0.95%)
     
  • F Nasdaq

    11,940.75
    +35.50 (+0.30%)
     
  • RTY=F

    1,840.80
    +23.70 (+1.30%)
     
  • Petróleo

    43.42
    +0.36 (+0.84%)
     
  • Oro

    1,809.50
    -28.30 (-1.54%)
     
  • Plata

    23.23
    -0.41 (-1.73%)
     
  • dólar/euro

    1.1875
    +0.0030 (+0.25%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8570
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.06
    -1.64 (-6.92%)
     
  • dólar/libra

    1.3346
    +0.0024 (+0.18%)
     
  • yen/dólar

    104.4150
    -0.0730 (-0.07%)
     
  • BTC-USD

    18,987.82
    +535.86 (+2.90%)
     
  • CMC Crypto 200

    375.33
    +13.90 (+3.85%)
     
  • FTSE 100

    6,406.45
    +72.61 (+1.15%)
     
  • Nikkei 225

    26,165.59
    +638.22 (+2.50%)
     

Una liberación sexual que vale 2.100 millones de dólares

J.F. Moreno

Los chinos pensaban en el pasado que las mujeres no deberían disfrutar del sexo y todos los juguetes sexuales se habían enfocado en el placer de los hombres. Sin embargo, un gran número de mujeres mejor educadas en las grandes ciudades está cambiando esta idea anacrónica y de paso toda la industria del entretenimiento para adultos.

La creciente liberación sexual entre las mujeres chinas está ayudando a dar forma a una incipiente industria de juguetes sexuales para mujeres, un mercado valorado en 2.100 millones de dólares en 2017, según estimó recientemente la firma de investigación con sede en Beijing Analysys.

El negocio de los juguetes sexuales para mujeres está despegando en China, por lo que están surgiendo nuevas empresas para satisfacer esa demanda. Foto: BERTRAND GUAY/AFP/Getty Images.
El negocio de los juguetes sexuales para mujeres está despegando en China, por lo que están surgiendo nuevas empresas para satisfacer esa demanda. Foto: BERTRAND GUAY/AFP/Getty Images.

Hasta ahora, la gran mayoría de productos para adultos que eran comprados en China estaban diseñados exclusivamente para los hombres, como las muñecas sexuales que cada vez tienen una apariencia más real e interaccionan “mejor” con los usuarios.

Esto se debe no sólo a la errónea idea de que las mujeres no deben disfrutar del sexo sino al enorme desequilibrio de género que se creó con la política de un solo hijo, vigente desde finales de los setentas y hasta 2016, y la preferencia confuciana por los hijos varones que ha dejado un enorme déficit de mujeres en China.

El resultado de esto es millones de hombres frustrados en su búsqueda de encontrar pareja y una industria que busca satisfacer las necesidades sexuales de ellos, pasando de largo las de ellas.

Toda una revolución social

Sin embargo, el aumento en las ventas de juguetes sexuales para mujeres es un símbolo de la floreciente revolución sexual en China y una muestra más de que ellas comienzan a expresar sus deseos y sus necesidades sexuales.

Li Yinhe, la sexóloga más conocida en China, aseguró al portal online Inkstone News que esta nueva actitud más liberal hacia la sexualidad está siendo impulsada por mujeres jóvenes y educadas en las áreas urbanas del país, pero todavía están muy atrás comparadas con las mujeres occidentales.

“Ahora vemos más discusiones sobre el placer sexual de las mujeres. En el pasado, los chinos pensaban que las mujeres no deberían disfrutar del sexo, pero esto está cambiando lentamente”, aseguró la experta.

Las nuevas generaciones de mujeres chinas están rompiendo muchos prejuicios sexuales. (AP Photo/Andy Wong)
Las nuevas generaciones de mujeres chinas están rompiendo muchos prejuicios sexuales. (AP Photo/Andy Wong)

A modo de ejemplo, señaló que en los países occidentales las mujeres que dicen que nunca han experimentado un orgasmo en toda su vida son cerca del 10 por ciento de la población. En China no hay estadísticas del tema pero la cifra es probablemente mucho mayor por la falta de educación sexual y en especial por la atmosfera “anti-sexual” de la sociedad, así como el doble estándar que priva a las mujeres de disfrutar y les da opciones solo a los hombres.

“Hay un doble rasero en China (…) Los hombres pueden decir abiertamente que les encanta el sexo y hacer el amor, pero las mujeres que se atreven a decir lo mismo son criticadas. Debido a esto, a las mujeres no les interesa tampoco aprender sobre sexo”, apuntó Li.

Ejemplos que lo dicen todo

Tan mal están algunos, que hace poco una pareja de la ciudad china de Bijíe visitó al médico para determinar por qué no podían concebir después de cuatro años de matrimonio.

La ginecóloga Liu Hongmei los escuchó y al hacer un examen a la mujer encontró que aún era virgen y el dolor que sentía cada vez que tenían relaciones se debía a que llevaban cuatro años practicando sexo anal, razón por la cual no había podido quedar embarazada en ese tiempo.

No obstante, para algunas como Lydia Lu, una consultora financiera de 24 años en la ciudad de Hefei, aunque el sexo con su novio es más satisfactorio emocionalmente, descubrió hace poco que usar un vibrador le proporcionaba mayor placer físico “porque puedo hacer lo que quiera”.

Huang Weiwei, una mujer de 39 años que vive en la provincia de Guangdong, señaló a Inkstone News que su primera experiencia usando juguetes sexuales fue hace alrededor de 10 años con su novio de ese entonces. Sin embargo, ellos terminaron su relación y ella comenzó a experimentar con una gama de productos diferentes.

“Usar juguetes sexuales puede ser mejor que tener una vida sexual mala o no tener relaciones en absoluto. Estos productos le dan a las personas otra opción para aliviar sus necesidades y deseos sexuales”, indicó.

Una mujer observa una figura erótica en una exhibición de arte titulada “Jardines de placer: sexo en la antigua China”. (AP Photo/Kin Cheung)
Una mujer observa una figura erótica en una exhibición de arte titulada “Jardines de placer: sexo en la antigua China”. (AP Photo/Kin Cheung)

Una oportunidad de negocio

Este potencial mercado llevó a Liu Bo, un ex diseñador de productos de Sony, a empezar su propia empresa en 2015 para hacer juguetes sexuales de alta tecnología para mujeres.

Sistalk ha vendido desde mayo de 2016 un total de 1,4 millones de sus vibradores “Monster Pub”, los cuales se pueden conectar con teléfonos inteligentes. Liu asegura que tiene una demanda creciente de mujeres que buscan productos que sean más “implícitos y apropiados” en el diseño.

“Los juguetes sexuales no son rechazados por los chinos. Ellos solo son un poco tímidos”, dice Liu y explica su estrategia de hacer juguetes sexuales bonitos y atractivos que hagan a las personas dejar de lado la idea de que se trata de algo sucio.

Y es que la autosatisfacción sexual sigue siendo un tabú y es especialmente estigmatizada por varias culturas, muchas de las cuales lo consideran como algo anormal.

“Algunas personas todavía creen que las mujeres usan juguetes sexuales como un sustituto de los hombres. La autosatisfacción a menudo se ve bajo una luz negativa: o bien la mujer no puede conseguir un hombre o no se siente satisfecha con su amante. Para algunos es incluso un engaño a su pareja”, argumentó Vera Lui, propietaria de una tienda especializada en ese tema en Hong Kong.

Las expertas en sexualidad y las tiendas especializadas están de acuerdo en que China necesita priorizar mucho más las necesidades sexuales de las mujeres y ellas deben estudiar y conocer más del tema.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Lápiz labial y maquillaje para hombres, el boom que viene y ya conquista China

Jóvenes humildes son secuestradas en Vietnam y vendidas como esposas en China

¿Necesitas un hombre de mediana edad en tu vida? Alquílalo