U.S. markets open in 3 hours 5 minutes
  • F S&P 500

    3,768.75
    -25.25 (-0.67%)
     
  • F Dow Jones

    30,138.00
    -172.00 (-0.57%)
     
  • F Nasdaq

    11,541.00
    -82.75 (-0.71%)
     
  • RTY=F

    1,754.90
    -13.10 (-0.74%)
     
  • Petróleo

    87.65
    -0.11 (-0.13%)
     
  • Oro

    1,724.00
    +3.20 (+0.19%)
     
  • Plata

    20.60
    +0.06 (+0.27%)
     
  • dólar/euro

    0.9880
    -0.0004 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7590
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    29.30
    +0.23 (+0.79%)
     
  • dólar/libra

    1.1248
    -0.0073 (-0.65%)
     
  • yen/dólar

    144.7300
    +0.1200 (+0.08%)
     
  • BTC-USD

    20,131.08
    +2.03 (+0.01%)
     
  • CMC Crypto 200

    457.40
    -1.01 (-0.22%)
     
  • FTSE 100

    7,015.51
    -37.11 (-0.53%)
     
  • Nikkei 225

    27,311.30
    +190.80 (+0.70%)
     

Urbanizador proyecta un complejo de departamentos en Puyallup. 42 familias son obligadas a mudarse para hacer espacio

·22  min de lectura

Armando Aragón y su familia se mudaron hace unos seis años y medio a una casa que renovaron para satisfacer las necesidades de su hijo, Brian.

Brian, de 28 años, sufrió graves lesiones en un accidente automovilístico hace siete años, lo que limitó mucho su movilidad.

“Tuve que remodelar toda la casa móvil, sobre todo un cuarto de baño, porque para bañar a mi hijo tenemos que hacerlo en una silla de ruedas especial”, dijo Aragón a través de un intérprete. “Además, tuvimos que ampliar la sala de estar”.

Todo su vecindario de Puyallup debe irse antes de octubre. Si no trasladan sus casas, serán demolidas. Las familias invirtieron miles de dólares en la renovación de las casas que ahora se enfrentan al abandono.

No tienen muchas opciones.

Los residentes de Meridian Mobile Estates son dueños de sus casas pero no del terreno. Un promotor tiene planes para deshacerse del parque de casas móviles en 202 27th Ave. SE y construir departamentos ahí.

Los dirigentes de la ciudad dijeron que la situación ilustra la dificultad para abordar la crisis de la vivienda en la región.

“No me gusta el desplazamiento, pero apoyo la reurbanización para aumentar el inventario de viviendas asequibles. Hay un lado bueno y otro malo”, dijo el subalcalde de Puyallup, Ned Witting. “Lo cambiaría si pudiera, pero tiene su lado bueno”.

El parque de casas móviles albergaba inicialmente a 42 familias, algunas de las cuales ya se mudaron.

Hasta el 1º de agosto, 31 familias seguían viviendo allí, dijo el portavoz de la ciudad, Eric Johnson, por correo electrónico. Unas seis casas móviles se trasladarán a otro parque y 19 serán demolidas. No está claro qué pasará con las demás.

“Estamos tratando de encontrar un lugar al cual trasladarnos”, dijo Aragón recientemente. “Esperamos tener tiempo suficiente para buscar algo y no llegar a la fecha límite sin tener ... ningún otro sitio a donde ir”.

Los residentes de Meridian Estates se reúnen afuera de la casa de Saraim Nieto (derecha) mientras escuchan a un grupo de defensores hablarles sobre las acciones que podrían tomar para obtener más dinero del urbanizador para sus casas el jueves 28 de julio de 2022. En diciembre 2021, Timberlane Partners compró la propiedad. El urbanizador planea construir departamentos en la propiedad.
Los residentes de Meridian Estates se reúnen afuera de la casa de Saraim Nieto (derecha) mientras escuchan a un grupo de defensores hablarles sobre las acciones que podrían tomar para obtener más dinero del urbanizador para sus casas el jueves 28 de julio de 2022. En diciembre 2021, Timberlane Partners compró la propiedad. El urbanizador planea construir departamentos en la propiedad.

La gerente de Desarrollo Económico, Meredith Neal, dijo durante una reunión del Concejo de la Ciudad del 24 de mayo que alrededor del 75% de las familias solicitaron servicios de interpretación en español. Alrededor de cinco casas tienen residentes con problemas de salud o discapacidades físicas que tienen necesidades específicas de vivienda.

“Los parques de casas móviles están cerrando a un ritmo bastante rápido en este momento en la región por una serie de razones diferentes, incluyendo problemas sépticos (y) la reurbanización”, dijo Neal durante la reunión. “Encontrar espacios disponibles para mudarse está resultando bastante difícil”.

Timberlane Partners, el propietario del parque de casas móviles, planea construir unos 230 departamentos en la propiedad. Los registros públicos muestran que Timberlane compró el terreno a Bradley Heights LLC, el anterior propietario, por $6.5 millones en diciembre.

Timberlane Partners ha construido departamentos en Sumner, Lakewood y Seattle. El urbanizador también está detrás del proyecto East Sumner Apartment que aún no ha comenzado.

El proyecto de Puyallup tendrá entre tres y cuatro pisos, con espacios de estacionamiento y un edificio recreativo. La empresa espera comenzar la construcción el año próximo y terminar en 2025. No han dicho lo que piensan cobrar de renta. Un planificador adjunto de la ciudad de Sumner dijo a The News Tribune en mayo que la empresa expresó cierto interés en hacer que el 20% de las unidades para el proyecto de East Sumner Apartment sean viviendas asequibles.

Una madre y su hija pasean a su perro al atardecer por Meridian Estates el miércoles 27 de julio de 2022 en Puyallup, Washington.
Una madre y su hija pasean a su perro al atardecer por Meridian Estates el miércoles 27 de julio de 2022 en Puyallup, Washington.

Los vecinos de Meridian Estates han asistido y hablado en las reuniones del Concejo de la Ciudad de Puyallup este año.

“Me parece injusto cerrar el parque porque tenemos niños, ancianos, discapacitados y jubilados”, dijo Saraim Nieto, residente del parque de casas móviles, durante una reunión del Concejo Municipal del 5 de abril. “Hemos estado lidiando con tanta ... angustia emocional pensando en dónde vamos a vivir después de que nos echen”.

Primero recibieron una carta en junio de 2020, diciendo que el parque cerraría y que tenían que encontrar otro lugar para vivir.

La Oficina del Procurador General del Estado dijo entonces al urbanizador que anulara el aviso porque violaba la moratoria de desalojo del estado de Washington que estaba en vigor entonces durante la pandemia, informó The News Tribune. Los vecinos recibieron un nuevo aviso de cierre en septiembre de 2021, el cual decía que tenían un año para reubicarse y encontrar otra vivienda.

¿Quién vive en Meridian Estates?

La familia de Aragón vivía en un departamento en Auburn, pagando unos $900 al mes de renta cuando Brian se lesionó en 2015. Recibió atención en una clínica de rehabilitación en Puyallup, y su familia se mudó a Meridian Estates y renovó su casa para cuidarlo.

La casa móvil costó unos $15,000, y pagan $710 al mes por la renta del terreno. Aragón calcula que han destinado unos $65,000 a mejoras en la casa, instalando una rampa en ambas entradas, entre otras cosas. Por ejemplo, sustituyeron el tejado por uno de metal en lugar de tejas, pensando que duraría muchos años. La familia esperaba quedarse todo el tiempo que pudiera.

Aragón ha estado buscando una casa para compartir con su hija y sus nietos, que también viven en Meridian Estates, pero necesitarían tiempo para modificar la casa para Brian, dijo Aragón.

“Vamos a tener que llevar a nuestro hijo a una clínica porque vamos a tener que mudarnos a un hotel”, dijo la esposa de Aragón, María González. “Él no puede vivir en el hotel”.

María González se seca las lágrimas de los ojos después de hablar sobre la posibilidad de que su familia se separe después de mudarse de Meridian Estates en Puyallup, Washington, el martes 26 de julio de 2022.
María González se seca las lágrimas de los ojos después de hablar sobre la posibilidad de que su familia se separe después de mudarse de Meridian Estates en Puyallup, Washington, el martes 26 de julio de 2022.

Nieto y su familia se mudaron al parque de casas móviles hace unos tres años. El plan era vivir allí el tiempo suficiente para ahorrar dinero para la educación universitaria de su hijo. Antes vivían en un apartamento en Fife, pagando unos $1,400 al mes de renta.

Al vivir en el parque de casas móviles redujo su renta a $700 al mes, dijo Nieto.

Los registros de la oficina del Tasador-Tesorero del Condado Pierce muestran que la familia pagó $19,000 por la casa y que está valorada en $24,100. Nieto dijo que eso no tiene en cuenta las muchas renovaciones que han hecho en el interior. Añadieron más ventanas, mejoraron los pisos y compraron una lavadora y una secadora. Dijo que cuando su propiedad fue evaluada, se les dijo que la casa vale ahora más de $100,000.

El vecino Rick Alvord dijo a The News Tribune el año pasado que no se le notificó que el barrio estaba en venta. Otros habitantes, incluyendo González, Nieto y Martín Martínez, dijeron lo mismo.

La ley estatal exige que los propietarios de los terrenos notifiquen a los vecinos, al Estado y al gobierno local cuando una comunidad de casas móviles está a la venta.

Brooke Brooling, gerente del Programa de Coordinación de Asistencia para la Reubicación del Departamento de Comercio del estado, envió a The News Tribune copias de dos documentos de notificación de venta de Meridian Estates: uno de diciembre de 2019 y otro de diciembre de 2021. El aviso de 2019 incluía una carta específica para los vecinos, notificándoles la venta. El aviso de 2021, no.

El Estado no sabe si los vecinos recibieron el segundo aviso de la venta, escribió Brooling en un correo electrónico. El aviso de 2019 fue cuando Bradley Heights LLC compró el terreno. El aviso de 2021 fue cuando lo hizo Timberlane Partners.

Cuando se le preguntó qué sucede si un habitante no es notificado de que su comunidad de casas móviles está a la venta, Brooling dijo: “Si los vecinos consideran que no se ha seguido el debido proceso, tendrían que ponerse en contacto con la oficina del procurador general”.

Saraim Nieto anda por la calle principal de Meridian Estates con su hijo, Sergio Calderón, el miércoles 27 de julio de 2022 en Puyallup, Washington.
Saraim Nieto anda por la calle principal de Meridian Estates con su hijo, Sergio Calderón, el miércoles 27 de julio de 2022 en Puyallup, Washington.

Martínez y su familia han vivido en el parque de casas móviles durante unos 11 años. Ha hecho varias mejoras y tenía planes de renovar su cocina, pero esos planes se suspendieron cuando se dio cuenta de que el propietario tenía otros planes para el barrio.

Martínez dijo que, aun cuando han encontrado algunos lugares potenciales para vivir, uno de los problemas con los que se topan es el de sus mascotas. Tienen un perro de 60 libras que algunos propietarios no aceptan, dijo.

Las familias también dicen que las opciones de vivienda que están encontrando son caras.

En agosto de 2022, la renta promedio en Puyallup es de $1,801 para un departamento de dos recámaras y $1,474 para el de una recámara, según Apartment List.

En julio de 2022, el precio de venta cerrada promedio del Condado Pierce para casas unifamiliares era de $575,000, informó The News Tribune.

“Si encontramos un lugar entonces nos iremos, pero si no encontramos un lugar entonces no sabemos qué pasará. Todavía no hemos encontrado un lugar”, dijo la esposa de Martínez, Cristina Nieto, hermana de Saraim Nieto, a través de un intérprete.

¿Qué se está haciendo por las familias?

Neal, el director de desarrollo económico de la ciudad, dijo durante la reunión del concejo del 24 de mayo que el urbanizador está dando $5,000 a cada familia cuando se muden. El Concejo de la Ciudad decidió igualar esa cantidad, lo que significa que los residentes pueden recibir $10,000 en total.

Saraim Nieto dijo que la ciudad, el Estado y el urbanizador no están haciendo lo suficiente por los vecinos. Su familia y otras deberían ser compensadas por el precio completo de sus casas, dijo.

Martínez también argumentó que el propietario del terreno podía haber ofrecido más.

Aragón dijo lo mismo.

“La oferta que han hecho es completamente injusta”, dijo.

Armando Aragón y su esposa, María González, gastaron miles de dólares para construir rampas afuera de su casa para que fuera accesible para su hijo, Brian.
Armando Aragón y su esposa, María González, gastaron miles de dólares para construir rampas afuera de su casa para que fuera accesible para su hijo, Brian.

Aragón también dijo: “Si realmente quisieran ayudar, presentarían leyes congruentes con el costo de la vida en estos días”.

Los $10,000 cubrirían el costo de un apartamento de dos recámaras de precio promedio durante varios meses en Puyallup. El primer y el último mes de alquiler serían unos $3,600, y los $6,400 restantes pagarían unos tres meses de renta. Eso sin contar los gastos de mudanza ni el depósito de seguridad.

Además de los $5,000, Timberlane Partners también ofrece dar a los vecinos lo que habrían pagado de alquiler si se trasladan antes de octubre, escribió el gerente de desarrollo Jorden Mellergaard en un correo electrónico.

Por ejemplo, si el alquiler de alguien es de $900 y se muda tres meses antes, recibiría $2,700.

Alrededor de un tercio de las 42 familias han aprovechado eso hasta ahora, escribió Mellergaard.

El urbanizador también contrató a un especialista en reubicación de habla hispana para ayudar a los residentes.

La oficina de reubicación de Timberlane Partners tuvo unas 150 reuniones individuales con los vecinos, además de llamadas telefónicas, textos y correos electrónicos, dijo.

La ciudad contrató a dos gestores de casos de habla hispana a principios de este año para ayudar, dijo Johnson, el portavoz de la ciudad. Su trabajo consiste en trabajar con los habitantes para elaborar un plan de vivienda.

Los gestores de casos y el especialista en reubicación tienen un remolque en el parque de casas móviles y tienen horario de oficina para los vecinos. A veces también van de puerta en puerta, dijo Johnson.

Los gestores de casos han ayudado a 11 familias a salir del parque de casas móviles y a conseguir otras viviendas, escribió Johnson en un correo electrónico.

“Hay mucha gente que vive en esa zona que es principalmente de bajos ingresos, y queremos asegurarnos de que esa gente pueda tener acceso a otras casas”, dijo Johnson.

Las ciudades no suelen involucrarse en la venta de propiedades por parte de la iniciativa privada, dijo Johnson. Contrataron a gestores de casos, dijo Johnson, porque los funcionarios de la ciudad reconocen que los vecinos del parque de casas móviles están “en riesgo de quedarse sin hogar”.

Aunque los vecinos tienen diferentes recursos financieros para ayudarles, un problema es que no están recibiendo muchos fondos por adelantado. Neal dijo durante la reunión del 24 de mayo que algunos residentes están pasando apuros para llenar el vacío de pagar un depósito del primer y último mes. Por eso el Concejo de la Ciudad decidió ofrecer a cada hogar $5,000.

“Necesitamos ayudar a estas personas”, dijo el concejal John Palmer en la reunión. “Me gustaría que el urbanizdor pudiera ayudar un poco más”.

Hasta el 3 de agosto, la ciudad había distribuido un total de $180,000 a 36 familias.

Las familias tenían que llenar una solicitud antes de recibir el dinero de la ciudad. También tuvieron que “demostrar” que necesitaban el dinero y que se habían visto “desproporcionadamente afectadas” por el cierre, escribió Johnson.

Los solicitantes deben estar de acuerdo en usar el dinero para trasladar su casa móvil, hacer un pago inicial para una nueva casa, o usarlo para “otros gastos razonables de reubicación”, escribió Johnson.

Dijo que el Condado Pierce está considerando seguir el programa de subvención de la ciudad como un modelo para futuros proyectos de reurbanización de casas móviles.

La Autoridad de Vivienda del Condado Pierce también abrió recientemente su programa de vales de vivienda de la Sección 8 para las personas que viven en parques de casas móviles que pronto cerrarán, dijo Neal durante la reunión del 24 de mayo.

“Los vales ayudan a compensar la renta, tanto para una casa o un departamento de renta, pero también se puede usar para pagar la renta de espacio para casas móviles para cualquier persona que pueda mover su casa móvil”, dijo Neal en la reunión.

Solo tres familias solicitaron los vales y solo dos calificaron, escribió Johnson.

Armando Aragon explica lo que ha hecho para remodelar su casa móvil para que sea accesible para su hijo.
Armando Aragon explica lo que ha hecho para remodelar su casa móvil para que sea accesible para su hijo.

María González dijo a través de un mendaje de texto que ella no supo acerca de los vales hasta que The News Tribune le preguntó sobre el programa el 2 de agosto.

Johnson dijo que los gestores de casos informaron a las familias sobre los programas de asistencia para la reubicación disponibles, y que es responsabilidad de los vecinos solicitarlos.

¿Pueden las familias trasladar sus casas móviles?

Una casa móvil puede ser trasladada o demolida dependiendo de su estado, dijo Johnson. También depende de las renovaciones que se hayan hecho. Cada casa en Meridian Estates es diferente.

Algunos vecinos consideraron la posibilidad de trasladar sus casas móviles a otro parque, entre ellos Saraim Nieto y Martínez. Ninguna de las dos familias ha podido hacerlo. Nieto dijo que otros parques están llenos. Martínez dijo que su casa es demasiado vieja para trasladarla.

“A veces la casa es demasiado vieja para ser trasladada”, dijo Brooling, el gerente del programa de Coordinación de Asistencia para la Reubicación del Departamento de Comercio. “A veces, si ha habido una gran remodelación o se ha hecho algo en el interior, entonces simplemente estructuralmente no se puede mover”.

El programa de asistencia para la reubicación del Departamento de Comercio está destinado a ayudar a quienes poseen casas móviles en comunidades que pronto cerrarán, dijo Brooling.

En los últimos cuatro años, 338 familias han sido desplazadas debido al cierre de parques de casas móviles en todo el estado de Washington, según el sitio web del Departamento de Comercio. Este año, siete comunidades de casas móviles tienen programado cerrar, incluyendo Meridian Estates.

Brooling escribió en un correo electrónico que el programa de asistencia para la reubicación se estableció a través de la legislación que se aprobó en 1989 para ayudar a los propietarios de casas móviles en la transición para dejar esas comunidades cuando cierran.

Cuando los vecinos reciben un aviso de cierre, el programa también recibe una copia. Eso es lo que hizo que el programa se pusiera en contacto con los habitantes de Meridian Estates.

Ser propietario y no alquilar una casa móvil es uno de los requisitos para recibir ayuda monetaria del Estado, dijo Brooling. Otro es que deben tener unos ingresos iguales o inferiores al 80% de los ingresos promedio de la zona el año en que se emitió el aviso.

Para un hogar de cuatro personas, eso era de $72,650 en 2021.

La mayoría de las familias de Meridian Estates se consideran de bajos ingresos, escribió Johnson en un correo electrónico.

Una casa móvil de una sola sección puede recibir hasta $11,000 a través del programa estatal. Una casa móvil de varias secciones puede recibir hasta $17,000. Las casas de secciones múltiples se parecen a dos casas de una sección o “single wides” que se colocan juntas.

Los habitantes pueden usar el dinero para trasladar sus casas o para encontrar otra vivienda.

El coste de reubicar una casa móvil varía en función del lugar en el que vive la familia y del lugar al que se traslada, dijo Brooling. También varía según la ciudad o el condado y los permisos que haya que solicitar.

“Lo que ellos me dicen es que el costo de trasladar una casa supera lo que nuestro programa proporciona en forma de ayuda monetaria”, dijo Brooling sobre el precio de trasladar una casa móvil en Washington.

The News Tribune pidió a una empresa local un costo aproximado para trasladar una casa móvil. El propietario dijo que costaría aproximadamente entre $12,000 y $16,000 trasladar una casa móvil de varias secciones y entre $6,000 y $8,000 una casa móvil de una sola sección. El costo depende realmente de la distancia que recorra la casa y del tipo de superficie en la que se encuentre, dijo.

Las solicitudes para el programa estatal se enviaron a las 42 casas de Meridian Estates alrededor del momento en que se emitió el aviso de cierre.

Hasta el 3 de agosto, el Estado había recibido 35 solicitudes. De esas 35 solicitudes, 26 fueron elegibles para recibir asistencia. Cinco todavía estaban pendientes y cuatro no cumplían los criterios de elegibilidad, Brooling escribió en un correo electrónico.

¿Necesita el Condado Pierce más parques de casas móviles?

Hay 63,767 espacios en las comunidades de casas móviles en el estado y 5,631 vacantes, de acuerdo con los datos estatales en las comunidades de casas manufacturadas/móviles registradas. Solo siete vacantes están dentro de los límites de la ciudad de Puyallup.

Hay 151 parques de casas móviles en el Condado Pierce y 38 de ellos están en Puyallup, tanto en los límites de la ciudad como en el área de Puyallup, dijo Brooling.

La pérdida de parques de casas móviles es análoga a la pérdida de viviendas asequibles en todo el país, dijo Zachary Wood, profesor adjunto del Instituto de Servicios Públicos de la Universidad de Seattle. Wood investiga la política de vivienda y el desarrollo comunitario, y durante más de 10 años ha trabajado en la política de vivienda y de personas sin hogar para organizaciones sin ánimo de lucro.

“Cuando nos encontramos en una especie de mercado de la vivienda totalmente privatizado y sometido a una gran presión ... quien tiene más dinero tiene acceso a las propiedades que busca”, dijo Wood.

Wood dijo que los urbanizadores suelen tener acceso a estructuras de financiación para hacer avanzar sus proyectos que el habitante promedio no tiene. No hay “desaceleración” en este tipo de urbanización ya que nuevos residentes siguen inundando el estado, y la demanda de vivienda aumenta, dijo.

Las familias de bajos ingresos, especialmente las que rentan, están en riesgo y a menudo son las que tienen menos alternativas en materia de vivienda, dijo Wood, y en muchas circunstancias, son las que se ven desplazadas.

En situaciones como la de Meridian Estates, las autoridades municipales y estatales se encuentran en un “punto de equilibrio”: percibir la nueva urbanización como algo “bueno” y equilibrarlo con el hecho de que la gente será desplazada de sus hogares, dijo Wood.

Muchos apoyan la reurbanización de viviendas de bajos ingresos, como los parques de casas móviles, porque creen que se construirá algo mejor en esa propiedad, dijo Wood.

“Es mucho más fácil, desde el punto de vista de la política pública, permitir que se reurbanice y ... compartimentar los resultados que se van a obtener con ello, que siempre van a ser el desplazamiento de personas”, dijo Wood.

Wood dijo que no está seguro de que la construcción de más parques de casas móviles sea la solución, pero cree que pudiera ser parte de la respuesta a la crisis de vivienda de la región. Los funcionarios públicos deberían empezar a pensar cuándo deben intervenir en situaciones como la de Meridian Estates, dijo.

Las ciudades y los Estados también pudieran considerar la posibilidad de aumentar la asistencia para la reubicación en estas situaciones, dijo Wood. La designación de un terreno público para viviendas también es una posibilidad, dijo.

“Toda la presión que hemos ejercido sobre el desplazamiento y la reubicación recae sobre aquellos que ya están en riesgo y ya están marginados”, dijo Wood. “Si queremos adoptar un enfoque de equidad ... en lo que realmente tenemos que pensar es en la idea de la vivienda como un derecho humano”.

Los mapas de zonificación de Puyallup muestran que la propiedad de Meridian Estates ya fue designada para viviendas multifamiliares.

The News Tribune preguntó a los siete miembros del Concejo Municipal de Puyallup si apoyaban la urbanización prevista para el lugar. Dos respondieron.

El concejal Palmer dijo a The News Tribune que lo que está sucediendo en Meridian Estates es “una situación difícil”.

Al preguntarle si apoya la urbanización, Palmer dijo que no podía decirlo. Dijo que reconoce los pros y los contras.

“Cualquier urbanización que tengamos es necesaria para la crisis de la vivienda”, dijo Palmer, “pero en esta situación, eso está sucediendo con un costo para estas familias individuales”.

El subalcalde Witting dijo que, por un lado, es lamentable que 42 familias vayan a ser desplazadas, pero que, por otro lado, se les están ofreciendo múltiples recursos.

Witting dijo que no “aplaude” el desplazamiento de familias. La mejor opción sería aumentar las viviendas sin desplazar a la gente, dijo.

Religious posters of the Virgin of Guadalupe and Jesus Christ hang on the wall in the living room of Armando Aragon’s home at Meridian Estates as he talks about his son Brian’s accident that left the young man severely injured.
Religious posters of the Virgin of Guadalupe and Jesus Christ hang on the wall in the living room of Armando Aragon’s home at Meridian Estates as he talks about his son Brian’s accident that left the young man severely injured.

¿Qué va a pasar de aquí a octubre?

Cuando se le preguntó qué sucederá si los habitantes no encuentran un lugar o se niegan a mudarse antes de octubre, Brooling escribió: “Ese es un tema legal que tendrán que abordar los vecinos que no se muden y el abogado que representa al propietario de la comunidad”.

Johnson, el portavoz de la ciudad, dijo: “Sé que van a programar la demolición de algunos de los remolques que han sido desalojados. El propietario del terreno iniciará los procedimientos de desalojo. Va a depender del dueño de la propiedad cómo quiere proceder con eso”.

Cuando Saraim Nieto habló con The News Tribune recientemente, ella y su familia no tenían ningún plan. Ella esperaba que el dueño de la propiedad retrasara la fecha límite más allá de octubre.

“No tengo intención de irme hasta que paguen mi casa”, dijo. “No me voy a mudar hasta que la paguen”.

Nieto dijo que deseaba que el urbanizador, la ciudad o el Estado la compensaran totalmente por su casa.

“Nos sentimos tristes por lo que está pasando aquí en el parque. Realmente teníamos el sueño de que viviríamos aquí mucho más tiempo del que lo hemos hecho”, dijo el esposo de Nieto, Jorge Calderón, a través de un intérprete. “No sabemos a dónde vamos a ir. No tenemos dónde vivir”.

Jorge Calderón y su esposa, Saraim Nieto, posan para una foto en el porche de su casa en Meridian Estates en Puyallup, Washington, el miércoles 27 de julio de 2022.
Jorge Calderón y su esposa, Saraim Nieto, posan para una foto en el porche de su casa en Meridian Estates en Puyallup, Washington, el miércoles 27 de julio de 2022.

Cuando se le preguntó cuánto le costaría al urbanizador comprar todas las casas móviles de la propiedad, Mellergaard, de Timberlane Partners, escribió: “Esa es una pregunta difícil de responder porque no estamos en el negocio de comprar casas móviles.”

Un grupo de activistas del Condado Pierce, Home in Tacoma for All, tiene previsto explorar opciones legales, así como trabajar con funcionarios de la ciudad, el condado y el Estado para conseguir que los vecinos se queden o que se les reembolse el valor total de sus casas, dijo la voluntaria Enrie Marusya.

“Hay algunas personas con las que estamos hablando para tratar de conseguir algo, pero ha sido un poco difícil”, dijo Marusya. “Hay mucha demanda de servicios legales en torno a la vivienda en este momento. Ha sido un poco difícil resolverlo”.

Home in Tacoma for All es un grupo operado por voluntarios que “cree que todos tienen derecho a una vivienda sustentable y asequible”, dijo Marusya.

El grupo y algunos vecinos planean asistir a la reunión del Concejo de la Ciudad de Puyallup del 23 de agosto y celebrar antes un mitin en el Pioneer Park. La esperanza del mitin es dar a conocer lo que está sucediendo en Meridian Estates, dijo Marusya.

También crearon una petición en línea pidiendo que se detenga la urbanización o que a los vecinos se les reembolse en su totalidad por sus hogares. Hasta el 12 de agosto tenía más de 304 firmas.

Preparándose para partir

Aragón dice que le gusta vivir en el parque de casas móviles porque está situado en el centro de la ciudad. Está a poca distancia de tiendas como Walmart y Home Depot. El centro comercial South Hill y el parque Bradley Lake están cerca.

“No vamos muy a menudo, pero de vez en cuando ... llevamos a Brian a pasear por el barrio porque necesita socializar y no solo estar en casa”, dijo Aragón a través de un intérprete.

Armando Aragon y su esposa, Maria Gonzalez, posan para una foto con su hijo, Brian Aragon, en su casa en Meridian Estates el martes 26 de julio de 2022 en Puyallup, Washington.
Armando Aragon y su esposa, Maria Gonzalez, posan para una foto con su hijo, Brian Aragon, en su casa en Meridian Estates el martes 26 de julio de 2022 en Puyallup, Washington.

A Aragón también le gusta la vegetación de la zona, y le preocupan los árboles que se cortarán cuando se cierre el parque de casas móviles.

“Viví en Ciudad de México, y es una ciudad que está llena de cemento. El sol rebota en el cemento y hace calor. Tenemos todas estas zonas verdes ... que hacen que sea más cómodo vivir, pero a las autoridades parece no importarles”, dijo Aragón a través de un intérprete.

Calderón dijo que también le gusta tener fácil acceso a la autopista. Tener instalaciones médicas cerca también es conveniente, dijo.

A Martínez le gusta que su casa sea más espaciosa que vivir en un departamento, y no quiere dejar la ciudad. Ha invertido en Puyallup, donde su hija de 13 años va a la escuela y juega al fútbol, entre otras actividades.

Él y su familia se sienten cómodos dentro y fuera de su casa, dijo.

“Los vecinos respetan su casa y sus cosas”, dijo su esposa, Cristina Nieto, a través de un intérprete. “También respetan tu privacidad”.

Martín Martínez y su esposa, Cristina Nieto, posan para una foto frente a su casa en Meridian Estates en Puyallup, Washington, el miércoles 27 de julio de 2022. La pareja ha vivido en su casa en el parque de casas móviles durante 11 años.
Martín Martínez y su esposa, Cristina Nieto, posan para una foto frente a su casa en Meridian Estates en Puyallup, Washington, el miércoles 27 de julio de 2022. La pareja ha vivido en su casa en el parque de casas móviles durante 11 años.

Martínez dijo que aunque no todo el mundo en el parque de casas móviles se conoce, se siente como si todos fueran familia. La mayoría de los vecino se conocen desde hace más de cinco años, dijo.

“Todos nos vemos”, dijo Martínez. “Todos nos cuidamos unos a otros”.

Ahora, algunas casas de Meridian Estates están vacías. Otras tienen carteles de “se vende” en las ventanas, de propietarios que aún viven allí y que esperan encontrar de alguna manera a alguien que compre su casa móvil y la traslade antes de la fecha límite.

Cajas llenas de pertenencias se apilan en los porches y en los patios mientras la comunidad empieza a hacer las maletas.

María González se sienta en su sofá debajo de fotografías familiares en su casa en Meridian Estates en Puyallup, Washington, el martes 26 de julio de 2022.
María González se sienta en su sofá debajo de fotografías familiares en su casa en Meridian Estates en Puyallup, Washington, el martes 26 de julio de 2022.