U.S. Markets close in 2 hrs 20 mins

¿Va a ser la tela de araña el material que revolucione el sector textil?

Jaime Quirós - El mundo está evolucionando y con él la manera de crear viejos y nuevos productos con materiales modernos que sean, o bien más económicos, o más sostenibles. Para ello se está explorando el mercado y se están creando nuevas formas de producción basadas en técnicas y materiales que bien utilizados pueden revolucionar el comercio mundial.

Un ejemplo de todo ello son las telas de araña, estructuras construidas por las arañas con su seda proteica que se construyen por cadenas lineales. Pues bien, esas telarañas que tan poco nos gustan y que en ocasiones asociamos a lugares viejos y poco habitados, pueden convertirse ahora en los materiales óptimos para la fabricación de determinadas prendas de ropa. Al menos eso es lo que se han propuesto un grupo de biotecnólogos japoneses que han creado la primera chaqueta del mundo hecha con seda de araña de bacterias genéticamente modificadas.

[También de interés Cómo nos engañan con las compras online: no ahorras, gastas más’]

Tela de araña. Foto: Getty

Las propiedades de la seda de araña son muchas. Es un material altamente resistente, en ocasiones más que el acero del mismo grosor, con más fuerza que el Kevlar y más sutil que la fibra de carbono. Justo por ello, se está investigando su posible utilización en aplicaciones médicas y en la industria.

El inconveniente es la obtención de la materia prima, así que, en lugar de cultivar huevos de araña, cuyo proceso sería más costoso y tardío, la compañía nipona está produciendo el material con bacterias modificadas en laboratorio de manera que es un proceso más rápido y más sostenible.

Cada vez es más común que las empresas de la industria textil y de belleza utilicen materiales sostenibles para la fabricación de sus productos. Las pieles de animales han dado paso a materiales sintéticos no invasivos, algodones ecológicos e incluso al uso de residuos orgánicos y a colecciones totalmente veganas. La industria está tan concienciada de la lucha contra el cambio climático que está defendiendo un modelo en el que no sólo los materiales han de ser sostenibles, sino que los procesos de elaboración también deben serlo. Algunas de estas empresas son Swim Against, de ropa de baño para hombre y mujer que produce sus prendas a base de reciclaje de botellas de plástico y redes de pesca, o Skunk Funk, una de las pioneras en el uso de fibras de bajo impacto ambiental.

La industria de la belleza también es una de las grandes concienciadas con la sostenibilidad. Los productos naturales y orgánicos son cada vez más demandados y las multinacionales están lanzando nuevas líneas éticas reduciendo el impacto negativo de los envases y potenciando el uso de materiales ecológicos.

El cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad se están convirtiendo en una de las grandes preocupaciones de la sociedad. Las empresas son conscientes de ello y por eso están desarrollando nuevas formas para adaptarse a ello. La tela de araña quizá sea una de las maneras de contribuir a un desarrollo textil más sostenible.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias