U.S. markets open in 3 hours 37 minutes
  • F S&P 500

    4,340.50
    -1.00 (-0.02%)
     
  • F Dow Jones

    34,021.00
    -34.00 (-0.10%)
     
  • F Nasdaq

    14,175.00
    +16.50 (+0.12%)
     
  • RTY=F

    1,962.80
    -9.90 (-0.50%)
     
  • Petróleo

    87.53
    +0.18 (+0.21%)
     
  • Oro

    1,814.00
    -15.70 (-0.86%)
     
  • Plata

    23.33
    -0.47 (-1.98%)
     
  • dólar/euro

    1.1194
    -0.0050 (-0.45%)
     
  • Bono a 10 años

    1.8480
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    30.48
    -0.68 (-2.18%)
     
  • dólar/libra

    1.3411
    -0.0051 (-0.38%)
     
  • yen/dólar

    115.1790
    +0.5190 (+0.45%)
     
  • BTC-USD

    36,430.37
    -1,447.71 (-3.82%)
     
  • CMC Crypto 200

    830.62
    -25.19 (-2.94%)
     
  • FTSE 100

    7,507.29
    +37.51 (+0.50%)
     
  • Nikkei 225

    26,170.30
    -841.03 (-3.11%)
     

“¿Vos desayunás con aguarrás?”: José Ignacio de Mendiguren y Roberto Cachanosky protagonizaron un picante ida y vuelta en TV

·7  min de lectura
Roberto Cachanosky-José Ignacio de Mendiguren
Archivo

No es la primera vez que los economistas José Ignacio de Mendiguren y Roberto Cachanosky se cruzan al aire. Y esta vez el ida y vuelta entre ambos se produjo desde la primera pregunta: si se estima que habrá o no una devaluación. Según el pronóstico de Cachanosky, “es altamente probable que antes de fin de año ocurra algo así”; mientras que De Mendiguren consideró: “Creo que no es necesario y que hay que seguir con las correcciones que se tienen que hacer y no puede seguir atrasándose el tipo de cambio oficial contra la inflación porque a la larga esto termina mal”.

Para Cachanosky es necesario hacer una reforma estructural: “La negociación con el Fondo y qué pasa con el dólar es lo superficial”, comenzó diciendo en una entrevista con TN. Y añadió que la Argentina firmó 27 acuerdos con el FMI desde 1956. De esta manera, tras remarcar que en la mayoría de los casos el país “no cumplió”, reflexionó: “El problema que tenemos es creer que el crédito sustituye la responsabilidad de hacer las reformas estructurarles. La Argentina va a una situación muy crítica porque se le juntan dos crisis similares: el Rodrigazo y el fin del plan primavera”. Según dijo, además, el Banco Central está sin reservas propias netas.

De Mendiguren respondió con una serie de metáforas: “Lo que ha faltado es cómo se crece porque todo esto sin crecimiento es como abanicar un cadáver. Para mí, la producción es como el árbol y las finanzas de las que se hablan son como la sombra; en la Argentina nos enamoramos de la sombra y nos olvidamos del árbol, regamos la sombra que nos secó el árbol, matamos la producción”.

Y siguió con su reflexión: “Yo creo que el mundo es como un gran casino, está abierto las 24 horas, pero el 90% de lo que ahí se tranza son derivados financieros y solo el 10% son bienes y servicios. ¿La Argentina, qué puede hacer para influir en ese mercado? Nada. Sopla un tipo y te destrozó”. Así, remarcó que el país debería apostar por la generación de bienes y servicios para salir adelante, y lanzó: “Pero la Argentina dejó de producir y se cayó a pedazos”.

En línea con esto, el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) explicó que la Argentina se “estrelló en 2001″ justamente por el hecho de que el país “vivía del endeudamiento” y había caído la producción, “mientras todo el mundo le echaba la culpa al dólar”. A continuación, De Mendiguren dijo que el FMI, en una reunión de la UIA, “nos sacó 1.250 millones de dólares que no le mandó a Cavallo y la Argentina cayó en default”.

“Se vivía a costa de un respirador”, señaló el economista. Y entonces, criticó las medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri: “Fue la bicicleta financiera y cada vez que eso se produce la Argentina termina de dos formas, mal o peor, porque se transforma en un país carísimo para exportar y baratísimo para importar, entonces nos endeudábamos. ¿Te acordás los 8 kilómetros a Chile, a Paraguay? Salía la gente colgada del ala de los aviones. Se destrozó la economía real, que hoy está creciendo”.

Tras esa extensa reflexión, Cachanosky -picante- tomó la tablet de De Mendiguren y dijo: “No empecés con el tema de las importaciones porque das vuelta esto y tenés una manzanita. Comprate una de Tierra del Fuego, no te hagas el piola”. En referencia a un equipo de la marca estadounidense Apple. “Manzanas, no hay”, respondió el oficialista. Y Cachanosky insistió: “También se producen tablets acá, yo uso un celular de acá, a ver, mostrame el tuyo”. Entonces, ante el contundente “no tengo” del titular del BICE, Cachansosky volvió a disparar: “No te hagas el gil, no lo querés sacar”.

Tras ese ida y vuelta, Cachanosky tomó la palabra y dijo que “la Argentina castiga al que quiere invertir, progresar y desarrollar su capacidad de innovación”. Entonces, enfatizó que “un país crece por inversiones” y que “acá no quiere venir nadie”. Según dijo, el otro factor a considerar es el volumen de importaciones, que -dijo- está “chato” y el país importa siempre lo mismo y la misma cantidad. “Eso pasa porque vivimos cerrados al mundo y le damos la espalda”.

Enojado, el exministro de Producción lanzó: “Lo que decís es extraordinario. “¿Podés ir a jugar a Roland Garros con una paleta de ping pong? No, te matan”. De este modo, consideró que para competir con el mundo hay que rever las tasas de interés y el retraso cambiario. “Siempre mentiste en todas las cosas menos en la realidad (sic)”, sentenció. “Es el modelo lo que agobia”, sostuvo este economista, para quien “si la Argentina no cambia la matriz productiva y aumenta la capacidad de pago, se estaría firmando el próximo default” en el acuerdo con el Fondo.

Ante esas palabras, Cachanosky puntualizó que el rubro que más aumentó, desde la llegada del Frente de Todos al Gobierno, es el textil y de la indumentaria, que es donde el oficialista trabaja, y lo atribuyó a la falta de competencia, factor que su colega económico negó. “Como siempre, no sabe de lo que habla. Te metiste en mi sector, y en tu vida manejaste una máquina de coser. Me gustaría que entienda de producción, en su vida manejó el consorcio de un departamento. Todos opinan desde el Power Point, y no saben lo que es trabajar y pagar un salario”, respondió el expresidente de la UIA.

En ese momento, la tensión volvió a crecer cuando Cachanosky le dijo que “hizo un destrozo” en el país en 2001. “Salvé a la Argentina, y te duele mucho. La bomba atómica la tiró tu amigo Cavallo”, sentenció. Cachanosky continuó: “Dejá hablar. Cuando te ves acorralado, tapás al otro y no lo querés dejar hablar porque no tenés argumento. Cerrá la boca un minuto y dejame hablar. Estuviste en el año 2001 y 2002, hicieron la devaluación...”. “¿Podés ser tan gracioso de decir que alguien hizo la devaluación? Hicieron explotar al país, hacete cargo”, interrumpió el oficialista.

Al retomar, Cachanosky recordó: “En 2002 hacen la devaluación, le roban la plata que tenían en el banco a la gente y a los que tenían dólares, les dieron pesos. Hicieron un desastre y hoy la Argentina tiene un sistema financiero más chico que el de Burunda y Somalia”. Mientras tanto, De Mendiguren decía: “Es gracioso, es lo más cómico que escuché, ¿vos sos paracaidista ruso? ¿qué hiciste? Vivís del bla, bla y del Power Point. Una cosa es la batalla naval y otra es ir a la guerra, jugás a la batalla naval todos los días”. “Claro, para vos producir es solamente hacer un tornillo, el médico, el ingeniero y el arquitecto son inútiles”, retrucó Cachanosky, y siguió: “La Argentina está aislada del mundo y los economistas decimos ‘hay que prepararse para jugar la Champions League’, pero De Mendiguren quiere jugar el picado de barrio solteros contra casados”.

En medio del debate, el oficialista frenó un momento “a explicarle a Doña Rosa” lo que ocurre con la economía. “Es el discurso del iluminado que está por arriba de la sociedad”, chicaneó Cachanosky, que le dijo que “se cree superior que el resto de los argentinos”. Entonces, De Mendiguren lanzó: “Sos una fábrica de pobres. Los países desarrollados quieren que la Argentina sea proveedor de materia primas y recursos naturales, y para eso trabajan los Cachanosky”. “Tan productivista, pero la próxima vez comprate una [tablet] nacional en vez de importada, entonces”, retrucó Cachanosky.

Sobre el final, al debatir sobre el peso, este economista consideró que “hay que quitarle el curso forzoso al peso, darle curso legal a otras monedas y que la gente decida si va a dolarizar o no”; ante lo cual De Mendiguren señaló: “Dolarizar es perder las herramientas de la política económica. Es un disparate”.

“Para hacer política monetaria, primero tenés que tener moneda, no abuses del Malbec cuando venís al programa”, disparó Cachanosky, y De Mendiguren subió la apuesta: “Te estás poniendo picante y te voy a decir un par de cosas que no te van a gustar. ¿Vos desayunás con aguarrás?”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.