U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,585.62
    -54.85 (-1.51%)
     
  • Dow Jones

    28,725.51
    -500.10 (-1.71%)
     
  • Nasdaq

    10,575.62
    -161.89 (-1.51%)
     
  • Russell 2000

    1,664.72
    -10.21 (-0.61%)
     
  • Petróleo

    79.74
    -1.49 (-1.83%)
     
  • Oro

    1,668.30
    -0.30 (-0.02%)
     
  • Plata

    19.01
    +0.30 (+1.62%)
     
  • dólar/euro

    0.9801
    -0.0018 (-0.19%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8040
    +0.0570 (+1.52%)
     
  • dólar/libra

    1.1166
    +0.0043 (+0.38%)
     
  • yen/dólar

    144.7200
    +0.2770 (+0.19%)
     
  • BTC-USD

    19,201.12
    -69.58 (-0.36%)
     
  • CMC Crypto 200

    443.49
    +0.06 (+0.01%)
     
  • FTSE 100

    6,893.81
    +12.22 (+0.18%)
     
  • Nikkei 225

    25,937.21
    -484.84 (-1.83%)
     

Vuelven los "topes" a los precios de los autos 0km para que no impacte el impuesto interno

·5  min de lectura

La historia se repite cada tres meses. Los precios de los autos 0km se van moviendo no solo al ritmo de la inflación y del dólar, sino también, del impuesto interno, ya que al acercarse la actualización, que es trimestral, un modelo de entrada de gama y uno full se pueden vender al mismo precio, a fin de no aplicar el tributo y aumentar el valor hasta 25 por ciento.

En la práctica, se trata de vehículos que podrían tener una diferencia superior al $1 millón por el nivel equipamiento, pero las marcas se empeñan en evitarlo porque la política es que, ciertos segmentos, no caigan bajo los efectos del gravamen.

Esta realidad hace que todos los clientes se ilusionen con elegir la versión más completa, aunque eso tampoco es "tan así", ya que los concesionarios se encargan de aplicar sobreprecios porque saben que cuando llegue el momento de actualizar la escala del impuesto interno, se vendrá un aumento.

Por otro lado, para quienes logran cerrar una compra de un auto que esté "topeado" hoy, y que se respete el valor sugerido de lista, seguro estará haciendo buen negocio porque en este caso, a partir del 1 de septiembre, seguro se correrá hasta el nuevo piso del impuesto, que ahora es de 4.300.000 pesos.

Renault, marca de autos 0km con precios "topeados"

Son varias las marcas que tienen sus modelos "topeados" para que los vehículos no paguen el impuesto interno.

En el caso de Renault, tres modelos y cada una de sus versiones tienen los mismos precios: salen $4.240.300. Se trata del SUV Duster, el SUV Captur y la versión para pasajeros de Kangoo, que se fabrica en Santa Isabel, Córdoba.

Renault Duster: cuatro versiones al mismo precio.
Renault Duster: cuatro versiones al mismo precio.

Renault Duster: cuatro versiones al mismo precio

En el caso del Duster, eligiendo la versión base con caja manual, una opción con caja automática, con 4x2 o con tracción 4x4, tienen todas el mismo valor.

Lo mismo pasa en el caso de Captur, donde una de las diferencias más notables tiene que ver con la caja manual o automática, pero se pagan el mismo precio; y en Kangoo, donde cambia el motor pero igual se cotizan al mismo valor.

Volkswagen y Chevrolet, más con autos con precios freezados

En Volkswagen también hay varias versiones dentro del mismo modelo que tienen el precio freezados. Un caso es el Nivus 170 TSI manual, que llegó al mercado para ubicarse como la opción más económica. Ahora, sale lo mismo que el Nivus Comfortline 200 TSI automático. Los dos están a 4.292.750 pesos. En cuanto a la siguiente versión, que es la Highline, tiene una diferencia de casi $2 millones más caro.

Volkswagen Nivus: el TSI 170 sale igual que el TSI 200.
Volkswagen Nivus: el TSI 170 sale igual que el TSI 200.

Volkswagen Nivus: el TSI 170 sale igual que el TSI 200

El mismo precio de $4.292.750 tiene el Virtus en su versión Comfortline y Highline; y lo mismo pasa con el T-Cross MSI 1.6 con caja manual y el 170 TSI (que también se sumó como opción económica, topeados en ese mismo precio límite.

En Chevrolet, el caso más emblemático es el Cruze, que en todas sus versiones sale $4.240.900. Este modelo se produce en la Argentina, en la planta de Alvear, y por eso siempre se mantuvo por debajo del impuesto interno. En este caso, hasta las versiones especiales RS y Midnight, también salen lo mismo.

Chevrolet Cruze: todas las versiones salen lo mismo, desde la base a la full.
Chevrolet Cruze: todas las versiones salen lo mismo, desde la base a la full.

Chevrolet Cruze: todas las versiones salen lo mismo, desde la base a la full.

Otro modelo que mantiene una corta diferencia en todas las versiones es el Onix, importado de Brasil, el cual compite en el segmento chico y por eso no se le aplica el impuesto. Desde la versión LT, hasta la LTZ, Premier y RS, la diferencia es de solo $100.000, cuando debería ser mucho mayor por el equipamiento. El precio máximo es de 4.240.900 pesos, como el Cruze.

En el caso de Tracker, tres versiones salen $4.240.900, mientras que solo una supera los 7 millones de pesos.

Nissan y Peugeot, con más precios limitados

En Nissan, las dos versiones más equipadas de su auto más barato, que es el Versa, salen lo mismo: $4.147.200. Se trata de las opciones Advance y Exclusive.

Peugeot 208: 4 de las 9 versiones salen lo mismo.
Peugeot 208: 4 de las 9 versiones salen lo mismo.

Peugeot 208: 4 de las 9 versiones salen lo mismo.

En Peugeot, hace tiempo que ya mantienen los modelos al mismo valor en el caso del 208, que se fabrica en El Palomar, provincia de Buenos Aires. El mismo cuenta con 9 versiones, de las cuales cuatro están en 4.146.000 pesos.

También el 2008, un SUV chico, tiene dos de sus tres versiones en ese valor.

¿Cuánto podrán subir los autos a partir de septiembre?

Cuando llegue el momento de aumentar la base del impuesto interno, los valores se modifican teniendo en cuenta la base del índice mayorista del sector (SIPM). Este se aplica al valor de los 0km antes del IVA y el margen de comisión de la concesionaria. El último incremento fue de 14% promedio.

Ahora, la primera escala rige a partir de los $4.300.000, a partir del cual suben un 25% real; mientras que la segunda escala rige a partir de los $8 millones, con lo cual se incrementan un 35 por ciento.

Esta medida no se aplica a los utilitarios, por eso quedan afuera las camionetas, aunque ya subieron como los SUV y superan las versiones full los $12 millones.

Por otro lado, cabe recordar que si bien nació para afectar a los modelos importados y de alta gama, ahora se aplica a vehículos como Volkswagen Taos y Toyota SW4, ambos de producción nacional.