U.S. Markets closed

Wall Street viste tejanos con el debut de Levi Strauss, que se dispara el 32%

Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York en Nueva York (EE.UU.). EFE

Nueva York, 21 mar (EFEUSA).- Wall Street cerró una jornada atípica este jueves en la que los inversores rompieron la tradición y vistieron con tejanos, una forma de homenajear el debut de Levi Strauss en bolsa tras más de 34 años fuera del parqué, que se disparó al 31,82 % al final de las operaciones.

La firma, creadora de los pantalones de tela vaquera, volvió a la Bolsa de Nueva York pasadas las 11:00, hora local, que hoy sumaba a sus títulos el símbolo "LEVI" de la compañía con un precio de salida de 17 dólares por acción, que aumentó a 22,22 dólares en su primera operación y llegó a los 23,15 en momentos de la sesión, cuando se revalorizaron hasta el 35 %.

Levi's anunció el mes pasado la intención de cotizar de nuevo en los mercados por segunda vez en su historia, tras su retirada en 1985, después de 14 años en Wall Street.

Levi Strauss consiguió una capitalización de mercado de 639,25 millones de dólares y una valoración en bolsa de la compañía de alrededor de 8.800 millones de dólares.

La anécdota de la jornada era la tela vaquera, ya que los inversores -a los que habitualmente se les impide vestir con esta ropa tan informal- aparecían con prendas de vestir elaboradas con este tejido: americanas, pantalones y camisetas con el logo de la compañía que debutaba hoy.

Con esta operación, la compañía superó sus propias expectativas, ya que pretendía conseguir una valoración en bolsa de alrededor de 5.400 millones de dólares para el conjunto de los 36 millones de participaciones lanzadas al parqué neoyorquino.

La presencia de la compañía fundada en 1853 ya acechaba a la bolsa antes de comenzar oficialmente a operar ya que una de sus principales competidoras, la marca de ropa Guess, perdía alrededor de un 15 % minutos tras el arranque de la sesión por unos resultados peores de lo estimado por Wall Street y con la amenaza del resurgir de la marca de tejanos.

Según las estimaciones de la compañía remitidas a la Comisión del Mercados y Valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés), Levi Strauss ganó en el primer trimestre de su año fiscal (con cierre a 24 de febrero) entre 130 y 146 millones de dólares.

La empresa con sede en San Francisco (California) calcula una facturación neta de entre 1.420 millones y 1.435 millones de dólares.

Con lo que obtenga de esta operación pública de venta (opv), Levi Strauss busca financiar mejoras desde el punto de vista corporativo para la empresa basadas en el capital de trabajo, gastos operativos y desembolsos del capital, así como destinar parte a inversiones estratégicas.

La compañía pretende diversificar su producción al tiempo que mantiene el liderazgo en la producción de pantalones masculinos, cuya facturación aumentó un 3 % en 2018 comparado con 2017.

Además, el documento señala como una de las prioridades de la firma es ampliar su presencia en "mercados emergentes clave", como China, India y Brasil, con los que asegurar un crecimiento a largo plazo.

China representa el 20 % del mercado global de ropa, pero para la compañía fundada en 1853 solo supone el 3 % de la facturación neta en su último año fiscal.

Esta operación pública de venta está gestionada por las entidades Goldman Sachs, J.P. Morgan, Bank of American Merrill Lynch, Morgan Stanley o Citigroup, entre otras.

Nueva York, 21 mar (EFEUSA).- La farmacéutica Biogen se desplomó este jueves en bolsa tras anunciar la cancelación de dos ensayos con tratamientos para el alzhéimer que estaba desarrollando junto a la japonesa Eisai.

Las acciones de Biogen, que cotiza en el Nasdaq, se dejaban tras la apertura de Wall Street más de un 28 %, haciendo que la empresa perdiera casi 18.000 millones de dólares en capitalización bursátil.

De cerrar la jornada así, se trataría del peor día para la multinacional en el mercado desde 2008.

La caída se produce después de que Biogen y Eisai anunciaran que han decidido poner fin a sus ensayos con un tratamiento contra el alzhéimer en el que trabajaban juntas desde octubre de 2017 y en el que había puestas grandes expectativas.

Según las empresas, el motivo es que expertos independientes han determinado que es poco probable que el producto logre sus objetivos.

En un comunicado, recalcaron que la decisión no tiene nada que ver con preocupaciones sobre la seguridad del tratamiento.

"Esta decepcionante noticia confirma la complejidad de tratar el alzhéimer y la necesidad de avanzar más el conocimiento en neurociencias", señaló en la nota el consejero delegado de Biogen, Michel Vounatsos.

La compañía, con sede en Cambridge (Massachusetts, EE.UU.), está especializada en tratamientos contra problemas neurológicos y hematológicos y cuenta con más de 7.000 empleados en todo el mundo.

Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York en Nueva York (EE.UU.). EFE