Mercados abrirán en 6 h 42 min

Xi Jinping, en la huella de Deng Xiaoping en su primera salida

Una niña palestina vestida como un los miembros de las Brigadas Ezzedine Al Qassam sostiene el cañón de un arma durante una marcha por Beit Hanun (noreste de la Franja de Gaza), el jueves.

Xi Jinping ha elegido la Zona Económica Especial de Shenzhen (sur), ciudad símbolo de la reforma y el éxito económico de China, para su primera salida de Pekín desde que se convirtió en el número uno del régimen comunista, informan este viernes los medios chinos en el extranjero.

El nuevo secretario general del Partido Comunista de China (PCC) pondrá de este modo sus pasos en la huella de los de Deng Xiaoping, quien hizo de esta aldea pesquera una gran metrópoli y un laboratorio económico.

Shenzhen, situada al borde de un Hong Kong que aún era británico, fue consagrada en 1980 como la primera Zona Económica Especial (ZEE), destinada a recibir la inversión extranjera en el marco de la apertura del país comunista al mundo.

En 1992, dos años y medio después de la represión de las manifestaciones a favor de la democracia en la plaza Tiananmen, también fue en Shenzhen donde Deng relanzó las reformas.

Una historia más personal une a Xi Jinping y a Shenzhen. Su padre, Xi Zhongxun, un héroe revolucionario víctima de una purga bajo Mao Tsetung y luego rehabilitado por Deng, fue puesto a la cabeza del partido de la provincia de Guangdong, donde se halla la ciudad escaparate de las reformas económicas.

La visita de Xi a Shenzhen, que se prevé comience este viernes, fue anunciada por el sitio de información Duowei, con base en Estados Unidos; por el diario de hongkonés South China Morning y por otros medios de comunicación de Hong Kong.