U.S. markets closed

Y cuando creíamos haberlo visto todo… llega la ‘nespresso’ de las copas

Lo último en aparatos para el hogar es este: Drinkworks. Se trata de una máquina capaz de preparar hasta 15 combinados diferentes. Fuente de la imagen: DigitalTrends. 

Juan y sus invitados:

“¿Qué queréis de copa?”, el anfitrión se esfuerza por complacer a sus invitados y se dispone a tomar buena nota de las demandas; un “gin tonic” por aquí, un “vodka naranja” por ahí, un “bloody Mary”… El sudor comienza a recorrer su espalda. ¿Sabrá preparar los combinados a gusto de todos? Corre a la cocina y reúne poco a poco los ingredientes junto con los refrescos, cuchillo, tabla de cortar, hielos… Amigo, esto no es tan fácil como parecía. ¿Y la dosis? ¿Me pasaré con el alcohol? Tras un rato que resulta eterno para todos, Juan aparece con una bandeja sus copas y cruzando los dedos para que hayan salido bien.

Pedro y sus invitados:

“¿Qué queréis de copa?”, se repite la pregunta y Pedro toma nota de las comandas, aunque esta vez totalmente relajado; se dirige a la cocina y selecciona del armario los ‘pods’ o cápsulas con cada uno de estos combinados. ¿Cómo? ¿Una máquina que hace copas? Pues sí, Pedro se hizo con una Drinkworks, que, por resumirlo de una forma sencilla, es como una ‘nespresso’ pero en lugar de cafés, prepara combinados.

En realidad, este alocado proyecto ha sido idea de Keurig, un fabricante precisamente de máquinas de café (y minorista de esta bebida) que ha decidido extender su know how hacia la preparación de combinados, un segmento muy poco explotado. Básicamente la idea es la misma: en vez de volverse loco a la hora de preparar una copa que solo un buen camarero puede preparar sin margen de error, confiarlo a una máquina que combinará exactamente todos los ingredientes para que salga perfecta.

De hecho, la máquina se encarga a absolutamente todo: se basa en el mismo principio que las cápsulas de café, solo que en este caso en lugar de la bebida aromática molida los ‘pods’ cuentan con los ingredientes necesarios y en su medida justa para preparar la copa. Y claro, en lugar de calentar la bebida, la enfría e incluso dispensa hielo para que te despreocupes de absolutamente todo. ¿Cómo sabe la máquina qué bebida debe preparar? Las cápsulas van equipadas con un código de barras que el sistema lee y actúa en consecuencia.

La máquina es lo suficientemente ‘lista’ para avisar cuándo debe limpiarse y cuándo debes rellenar el depósito de CO2 (sí, esta es su otra particularidad); haciendo estas dos tareas, el comprador de la misma disfrutará de un catálogo de 15 combinados diferentes que, por descontado, se venden en al tienda online del producto, y sí, hay hasta cerveza. Esta joya no es excesivamente cara para los que sean muy fiesteros: se vende por 299 dólares y cada tanque de CO2 te saldrá por 7 dólares (da para unos dieciocho combinados).

Artículo relacionado que te puede interesar:

Cerveza artesanales de cápsula para casa: tan rápido como prepararte un café