U.S. Markets closed

Las zapatillas deportivas "veganas" buscan conquistar el mercado en 2020

Los zapatos hechos con el menor impacto ecológico y materiales ecológicos, como estos de algodón y botellas de PET recicladas de la marca "Vivobarefoot", serán tendencia muy pronto. Foto de Hauke-Christian Dittrich / Picture Alliance a través de Getty Images)

Las zapatillas deportivas hechas a base de material vegetal podrían convertirse en el último grito de la moda en 2020.

La tendencia comenzó en 2015, cuando Reebok comenzó a vender una versión “vegana” de sus zapatillas Newport (NP) Clásica hechas con algodón y maíz, pero que no están diseñadas para el rendimiento atlético. Y en el otoño de 2020 las Reebok Floatride GROW llegarán al mercado como las primeras zapatillas para correr a base de material vegetal.

El presidente de la marca Reebok, Matt O'Toole, asegura que Floatride GROW es lo suficientemente resistente como para soportar el desgaste del uso intenso y constante por parte de los atletas.

"Uno de los desafíos para el equipo de innovaciones fue que [Floatride GROW] tenía que ser igual o mejor" a los veganos NP Classics”, dijo a CNN Business. "En realidad tenemos nuestras propias máquinas de prueba. El zapato se sostiene tan bien como nuestros otros zapatos [deportivos]".

Nike no se podía quedar atrás

Nike (NKE) también hizo un lanzamiento limitado de su icónico modelo Nike Air Max 90 personalizado y "100% orgánico". El líder de la industria en calzado deportivo se asoció con la marca de ropa urbana británica Maharishi y creará y sorteará pares de su propio zapato "vegano" en agosto por $ 150 dólares cada uno.

Otras marcas, como Tory Burch, Michael Kors, H&M y otras también han lanzados zapatos “veganos” aunque no deportivos, y por tanto, con menos durabilidad y resistencia.

Mayor conciencia ecológica

La nueva tendencia apunta a una mayor conciencia ecológica de las nuevas generaciones. Los estadounidenses echan a la basura aproximadamente 300 millones de pares de zapatos cada año, según cifras oficiales. Junto con la ropa desechada, la agencia de protección ambiental, EPA considera que representan 8,9 millones de toneladas - aproximadamente el 17,6% - de las 50,7 millones de toneladas de la basura que llenaron los vertederos en 2017 en el país.

La mayoría de los desechos de calzado se compone de plástico no biodegradable, cuero y caucho a base de petróleo, materiales que tardan un promedio de 25 a 80 años en descomponerse de manera natural, de acuerdo con CNN Business.

Un estudio del "futuro del calzado" de 2019 encargado por la firma de investigación de mercado NPD descubrió que Millennials y Generation Z, los principales consumidores de calzado deportivo, están "muy preocupados" por el medio ambiente.

"Nuestra encuesta muestra que a los consumidores les preocupaba dónde se fabricaban sus zapatos y si se fabricaban éticamente o no", dijo Matt Powell, asesor principal de la industria deportiva de NPD, a CNN Business. "Alrededor del 35% de los encuestados dijeron que estarían dispuestos a pagar más por la sostenibilidad de un calzado hecho. Si bien no es todo el mercado, esa es ciertamente una categoría para el crecimiento".

Y, de hecho, los zapatos de Nike Air orgánico se han revendido por hasta $ 1,446 cada par en sitios minoristas de segunda mano.

En agosto, Nike, Adidas y Puma se unieron a otras 30 compañías de ropa como firmantes del Pacto de la Moda del G7, que el primer ministro francés, Emmanuel Macron, presentó en la Cumbre anual del Grupo de los Siete. Nike también se ha comprometido a reducir su huella de carbono en un 30% para 2030 a través de su asociación con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Las zapatillas deportivas “orgánicas” también forman parte de ese compromiso.

Artículos relacionados que te pueden interesar: