Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.33 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.76 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    77.80
    +0.93 (+1.21%)
     
  • Oro

    2,335.20
    -2.00 (-0.09%)
     
  • Plata

    30.54
    +0.09 (+0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0850
    +0.0032 (+0.29%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2739
    +0.0041 (+0.32%)
     
  • yen/dólar

    156.9430
    +0.0050 (+0.00%)
     
  • Bitcoin USD

    68,760.22
    +1,228.73 (+1.82%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,444.98
    -23.12 (-1.57%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.11 (-1.17%)
     

Los distintos desafíos que enfrenta Apple

Clientes y empleados en el interior de la tienda de Apple en la Grand Central Terminal de Manhattan, el 1.° de agosto de 2023. (Karsten Moran/The New York Times)
Clientes y empleados en el interior de la tienda de Apple en la Grand Central Terminal de Manhattan, el 1.° de agosto de 2023. (Karsten Moran/The New York Times)

SAN FRANCISCO — Durante más de una década, Apple no cometió casi ningún error. El iPhone la convirtió en la empresa más valiosa del mundo. La App Store ayudó a lanzar empresas como Uber y Airbnb. Y los nuevos productos de la empresa la convirtieron en partícipe del sector salud, de Hollywood y de las finanzas.

Ahora, las dificultades se acumulan. El Departamento de Justicia presentó el jueves una demanda antimonopolio contra Apple por dar a sus propios productos ventajas de las que privaba a sus rivales. La demanda es la última de una serie de acciones interpuestas contra la empresa por reguladores de cuatro continentes.

Los problemas están poniendo a prueba la resistencia de la marca Apple y socavando su dominio empresarial, a pesar de que los productos de Apple siguen siendo populares y continúan impulsando un negocio extremadamente rentable. El año pasado, la empresa obtuvo ganancias por 97.000 millones de dólares con ventas de 386.000 millones.

PUBLICIDAD

A continuación, un vistazo a los retos que se avecinan.

Estados Unidos contra Apple

El Departamento de Justicia presentó el jueves una amplia demanda antimonopolio contra Apple que apunta directamente al negocio más importante de la compañía: el iPhone. El gobierno argumenta en una demanda de 88 páginas que Apple infringió las leyes antimonopolio al impedir que otras empresas ofrecieran aplicaciones que compitan con productos de Apple como su monedero digital.

La demanda prosigue a una investigación de años sobre Apple que se centró en las maneras en que la empresa ha controlado la experiencia del usuario en iPhone y otros dispositivos para crear lo que los críticos llaman un campo de juego desigual. Ha concedido a sus propios productos y servicios acceso a funciones básicas, como su chip NFC y su sistema de notificaciones, que niega a rivales como PayPal y los relojes inteligentes Garmin.

Podrían pasar meses antes de que el caso llegue a juicio.

Reguladores europeos contra Apple

El 4 de marzo, la Comisión Europea multó a Apple con 1800 millones de euros (1950 millones de dólares) por obstaculizar la competencia al impedir que sus rivales de los servicios musicales de emisión en continuo ofrecieran a los usuarios promociones y actualizaciones de suscripción. Dado que Apple es el único guardián que controla el acceso de los desarrolladores a los clientes de iPhone, los reguladores europeos afirmaron que la empresa redactó las normas de la App Store de tal manera que permitía a Apple Music ofrecer ventajas que negaba a rivales como Spotify.

“A partir de ahora, Apple tendrá que permitir que los desarrolladores de música en emisión en continuo se comuniquen libremente con sus propios usuarios”, señaló Margrethe Vestager, la vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea que supervisa la política de competencia. El tamaño de la multa, añadió, “refleja tanto el poder financiero de Apple como el daño que la conducta de Apple infligió a millones de usuarios europeos”.

Desde que se emitió la multa, Apple ha retrasado una petición de Spotify para informar a los usuarios de las ofertas en su sitio web, acusó Spotify. La Comisión Europea ha dicho que Apple podría enfrentarse a multas adicionales si no cumple las órdenes.

Corea del Sur y los Países Bajos contra Apple

Apple también se enfrenta a multas de los organismos reguladores de los Países Bajos y de Corea del Sur.

En 2021, los reguladores neerlandeses dictaminaron que Apple infringía las leyes de competencia en el mercado de las aplicaciones de citas al impedir que servicios como Tinder utilizaran sistemas de pago distintos del que Apple proporciona. En lugar de permitir que otros sistemas de pago recaudaran ese dinero, Apple redujo su comisión al 27 por ciento sobre el precio pagado por el usuario, en comparación con su tasa habitual del 30 por ciento. Sin embargo, los reguladores neerlandeses dijeron que esa medida no cumplía la ley y el año pasado multaron a Apple con 50 millones de euros (53 millones de dólares).

Algo parecido ocurre en Corea del Sur, donde los legisladores fueron de los primeros del mundo en responder a las quejas de los desarrolladores sobre las comisiones de la App Store y aprobaron una ley para obligar a Apple a permitir sistemas de pago alternativos. Apple redujo su comisión al 26 por ciento. El regulador de telecomunicaciones del país dijo que podría multar a Apple con 15,4 millones de dólares por “prácticas desleales”.

Apple dijo que no estaba de acuerdo con las conclusiones de los reguladores neerlandeses y surcoreanos. Apeló contra la multa impuesta por los Países Bajos y espera los resultados de una investigación surcoreana.

Japón, Australia y el Reino Unido contra Apple

Otros países, como Japón, Australia y el Reino Unido, están estudiando leyes o normativas que podrían obligar a Apple a aflojar el cerco. Los cambios normativos que estos países están debatiendo podrían obligar a Apple a ofrecer opciones de pago alternativas y a reducir sus comisiones. Tras observar cómo Apple ha cumplido leyes similares en otros lugares, los legisladores podrían optar por ser más prescriptivos en su normativa.

Las normativas serían las últimas en fracturar lo que una vez fue una única App Store en un revoltijo de tiendas digitales a través de las fronteras nacionales.

China contra Apple

El otoño pasado, China empezó a decir a los empleados de organismos públicos que no utilizaran iPhone para trabajar. Las autoridades no se pronunciaron públicamente más allá de señalar que había “informes de los medios” sobre fallos de seguridad en los iPhone. Pero la directiva ha repercutido en todo el mercado de los teléfonos inteligentes del país.

Las ventas de iPhone en China cayeron un 24 por ciento en las seis primeras semanas del año, según Counterpoint Research, que realiza un seguimiento del sector de los teléfonos inteligentes. Al mismo tiempo, las ventas de Huawei, en su momento el mayor fabricante de teléfonos inteligentes de China, aumentaron un 64 por ciento tras la presentación de un nuevo celular con capacidades inalámbricas 5G.

Epic contra Apple

Apple triunfó en gran medida sobre Epic Games, el creador de “Fortnite”, después de que la empresa de videojuegos demandó a Apple en 2020 por la App Store. No obstante, un juez federal asestó un duro golpe al control de Apple sobre la App Store, al dictaminar que violaba las leyes de competencia de California al impedir que los creadores de aplicaciones ofrecieran medios alternativos para pagar por los servicios.

Después de que la Corte Suprema decidiera no ocuparse del caso, Apple aseguró que cumpliría la sentencia como la cumplió en los Países Bajos: reduciendo su comisión al 27 por ciento para los desarrolladores que utilicen opciones de pago alternativas.

La semana pasada, Epic presentó una moción ante el tribunal impugnando el cumplimiento de Apple, alegando que las nuevas comisiones y normas subvierten la orden del juez. Meta y Microsoft presentaron un escrito para apoyar a Epic, preparando el terreno para que el tribunal tenga que pronunciarse de nuevo sobre si Apple está violando la ley de California.

Desarrolladores contra Apple

Antes de que los reguladores europeos empezaran a aplicar este mes una nueva ley de competencia con el fin de dar más opciones a los clientes, los fabricantes de aplicaciones se quejaban de que la respuesta de Apple a la ley desafiaba las normas. La empresa debía abrir el iPhone a tiendas de aplicaciones y sistemas de pago alternativos, pero añadió esas capacidades junto a nuevas comisiones y requisitos.

El lunes, los desarrolladores se reunieron con Apple en Europa y le preguntaron a la compañía cómo se ajustaban las comisiones a la ley, que tiene varias disposiciones sobre “gratuidad”. Apple ha insistido en que sus políticas son coherentes con las nuevas normativas.

Los reguladores europeos podrían abrir una investigación formal sobre los planes de Apple. El proceso podría poner en marcha una larga batalla legal que podría obligar a Apple a cambiar o enfrentarse a multas de hasta el diez por ciento de sus ingresos anuales globales, que fueron de casi 400.000 millones de dólares el año pasado.

Wall Street contra Apple

Los inversionistas de Apple piden a gritos que se lance al mundo de la inteligencia artificial generativa. Esta tecnología, capaz de responder preguntas, crear imágenes y escribir código, ha sido proclamada por su potencial para crear billones de dólares de valor económico.

Pero en un momento en que empresas como Microsoft y Google están empezando a crear negocios de IA generativa, Apple aún no ha presentado ningún producto. Tim Cook, director ejecutivo de Apple, ha asegurado a los inversionistas que habrá algo a finales de este año. La empresa ha mantenido conversaciones con Google para incorporar su modelo de IA Gemini a los iPhone.

Los inversionistas han hecho caer las acciones de Apple más de un 3,75 por ciento este año. Al mismo tiempo, el índice compuesto Nasdaq, repleto de valores tecnológicos, ha subido casi un once por ciento.

c.2024 The New York Times Company