U.S. markets close in 1 hour 40 minutes
  • S&P 500

    3,661.86
    -31.37 (-0.85%)
     
  • Dow Jones

    29,289.05
    -301.36 (-1.02%)
     
  • Nasdaq

    10,842.57
    -25.35 (-0.23%)
     
  • Russell 2000

    1,661.04
    -18.55 (-1.10%)
     
  • Petróleo

    76.96
    -1.78 (-2.26%)
     
  • Oro

    1,631.70
    -23.90 (-1.44%)
     
  • Plata

    18.35
    -0.56 (-2.96%)
     
  • dólar/euro

    0.9614
    -0.0074 (-0.76%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8880
    +0.1910 (+5.17%)
     
  • dólar/libra

    1.0667
    -0.0190 (-1.75%)
     
  • yen/dólar

    144.7380
    +1.4180 (+0.99%)
     
  • BTC-USD

    19,171.05
    +189.00 (+1.00%)
     
  • CMC Crypto 200

    440.07
    +6.97 (+1.61%)
     
  • FTSE 100

    7,020.95
    +2.35 (+0.03%)
     
  • Nikkei 225

    26,431.55
    -722.28 (-2.66%)
     

Modificaron una norma para que las billeteras digitales se suman a la demanda de títulos públicos

·3  min de lectura
La Argentina ha mostrado un crecimiento exponencial del sector fintech en los últimos cinco años
El BCRA cambió una norma para que las Fintech también aporten a la demanda de Bonos del Tesoro

El Banco Central (BCRA) realizó ayer la sexta “movida” de los últimos 12 meses para lograr que sus regulados aumenten su exposición a la deuda del Tesoro Nacional.

Modificó una norma que entró en vigencia a comienzos de año y por la que obligaba a los bancos a “encajar” el 100% de los depósitos que le hacen las billeteras electrónicas, algunas dependientes de ellos mismos, con el dinero proveniente de las cuentas de sus usuarios.

Lo hizo para autorizar que el 45% de ellos puedan estar invertidos en bonos que vencen recién en 2027.

Con la contramarcha, que va claramente contra el espíritu inicial de circular que había sancionado el 30 de diciembre pasado (sostenía que ese dinero siempre debía estar líquido y a disposición de los usuarios), apunta a alimentar la demanda títulos públicos ahora que el Gobierno primero agotó casi toda la posibilidad de recibir asistencia monetaria del BCRA y luego renunció al margen que le quedaba para recurrir a ella para tratar de generara confianza, por lo que sólo puede financiar el déficit emitiendo más deuda.

Las estimaciones de mercado indican que la medida genera una demanda extra de bonos que puedan utilizarse para integrar encajes prudenciales por hasta $60.000 millones, por lo que no sería descabellado encontrar que en la próximo llamado a licitación del Ministerio de Economía, pautado para el próximo miércoles, aparezca en el menu ofrecido al mercado un instrumento de ese tipo.

La medida fue bien recibida por las Fintech en general dado que pasarían a tener ingresos por una obligación que debían constituir hasta aquí sin beneficio alguno. Especialmente porque, al recibir esa renta, estarían en condiciones de mejorar algo la remunaración que ofrecen a sus clientes por mantener saldos en sus cuentas.

“A partir de ahora, el 45% de esos $60 palos diarios podría el banco depositarlo, volviendo así la Fintech la posibilidad de negociar con ellos Bancos para tener una renta”, explicó por redes Ignacio Carballo, director de Fintech & Digital Bancos.

“Así las Fintech recuperan y el Tesoro se asegura colocar una parte de sus títulos de deuda de largo plazo (a 2027). No voy a hablar de la incoherencia de una norma (que de hecho llevó a que Mercado Pago iniciara un recurso administrativo como paso previo a una acción judicial) que se dispuso alegando que era `para proteger ahorros’, pero -cuando falta guita- pasa a ‘que esos ahorros vayan a bonos públicos’. Cuando las papas queman...”, indicó al evaluar los idas y vueltas en las normativas en función de las circunstancias.

Desde fines del 2020 el BCRA obligó a las Fintech a que todo el dinero de las billeteras electrónicas se deposite al final del día en una cuenta bancaria a la vista para darle mayor seguridad a los usuarios. A fin del 2021 dispuso, como ya se mencionó, que la totalidad de dichos fondos queden “encajados” para “preservarlos de contingencias y garantizar que estén siempre a disposición de los y las ahorristas dado que se trataba de cuentas transaccionales”.

Ahora el BCRA cambió el foco.