U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,841.94
    +73.47 (+1.95%)
     
  • Dow Jones

    31,496.30
    +572.16 (+1.85%)
     
  • Nasdaq

    12,920.15
    +196.68 (+1.55%)
     
  • Russell 2000

    2,192.21
    +45.29 (+2.11%)
     
  • Petróleo

    66.28
    +2.45 (+3.84%)
     
  • Oro

    1,698.20
    -2.50 (-0.15%)
     
  • Plata

    25.30
    -0.17 (-0.65%)
     
  • dólar/euro

    1.1916
    -0.0063 (-0.52%)
     
  • Bono a 10 años

    1.5540
    +0.0040 (+0.26%)
     
  • dólar/libra

    1.3834
    -0.0060 (-0.43%)
     
  • yen/dólar

    108.3600
    +0.3840 (+0.36%)
     
  • BTC-USD

    49,640.98
    +1,018.16 (+2.09%)
     
  • CMC Crypto 200

    982.93
    +39.75 (+4.21%)
     
  • FTSE 100

    6,630.52
    -20.36 (-0.31%)
     
  • Nikkei 225

    28,864.32
    -65.78 (-0.23%)
     

Un fotógrafo se adentra en una UCI de Barcelona para retratar el coste de salvar la Navidad en España

TresB

Semanas después del fin de la Navidad, España está pagando las consecuencias de salvar las fiestas, cuando se relajaron las restricciones de movilidad para facilitar los encuentros de familiares y allegados. Tanto el número de contagios como la incidencia acumulada están alcanzando sus máximos desde el inicio de la pandemia del coronavirus y cada vez son más las voces que exigen un endurecimiento de las medidas o incluso un nuevo confinamiento domiciliario.

Donde más se está notando la dureza de esta tercera ola es en los hospitales. La ocupación en las UCI ha aumentado de manera preocupante y en muchas comunidades autónomas existe el riesgo de saturación. Ya se han tenido que desplegar hospitales de campaña en algunas ciudades, como en Valencia.

Para mostrar cómo se está viviendo esta tercera ola en los hospitales, el fotógrafo de AFP Lluis Gené se ha adentrado en el Hospital del Mar de Barcelona, que tiene cuatro de sus 12 plantas destinadas a pacientes con coronavirus y su UCI está copada por la enfermedad. Al resto de críticos se les ha trasladado a las unidades de reanimación y han tenido que reducir las cirugías no urgentes. Los sanitarios están cansados ante tal nivel de trabajo y preocupados al ver que hay gente que aún no respeta las medidas de seguridad.

Más historias que te pueden interesar: