U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,662.85
    +3.82 (+0.08%)
     
  • Dow Jones

    35,911.81
    -201.79 (-0.56%)
     
  • Nasdaq

    14,893.75
    +86.95 (+0.59%)
     
  • Russell 2000

    2,162.46
    +3.02 (+0.14%)
     
  • Petróleo

    84.27
    +0.45 (+0.54%)
     
  • Oro

    1,813.10
    -3.40 (-0.19%)
     
  • Plata

    22.88
    -0.04 (-0.17%)
     
  • EUR/USD

    1.1408
    -0.0008 (-0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    1.7720
    +0.0610 (+3.57%)
     
  • GBP/USD

    1.3668
    -0.0012 (-0.09%)
     
  • USD/JPY

    114.4470
    +0.2470 (+0.22%)
     
  • BTC-USD

    42,925.05
    -174.05 (-0.40%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,034.53
    +8.80 (+0.86%)
     
  • FTSE 100

    7,542.95
    -20.90 (-0.28%)
     
  • Nikkei 225

    28,409.59
    +285.31 (+1.01%)
     

Álex Saab, testaferro de Maduro, comparece ante juez de EE.UU.

·4  min de lectura

(Bloomberg) -- El empresario colombiano Álex Saab, quien supuestamente negoció acuerdos fraudulentos para el Gobierno de Venezuela mientras robaba cientos de millones de dólares del país, compareció por primera vez ante un tribunal estadounidense tras perder una larga batalla de extradición.

Most Read from Bloomberg

Saab, de 49 años, quien apareció en video el lunes desde una celda con el pelo hasta los hombros y vestido con traje naranja de presidiario, enfrenta ocho cargos de lavado de dinero y conspiración en un tribunal federal de Miami. El Gobierno solicitó que permaneciera recluido sin derecho a fianza hasta el juicio, mientras que su abogado pidió tiempo para celebrar una audiencia de prisión preventiva.

Saab, quien tiene doble nacionalidad colombiana y venezolana, se ha convertido en una figura clave en el enfrentamiento entre Washington y Caracas mientras el Gobierno estadounidense persigue a personas que alguna vez fueron cercanas al presidente Nicolás Maduro, por quien han ofrecido una recompensa de US$15 millones para obtener información que conduzca a su arresto o condena. Tras la extradición de Saab desde Cabo Verde el sábado, el Gobierno de Maduro se retiró de las negociaciones con la oposición venezolana apoyada por Estados Unidos, refiriéndose al caso contra Saab como “un nuevo acto de agresión por parte de EE.UU.”

Saab ha negado los delitos que se le imputan a través de sus abogados y en una declaración que fue leída por su esposa el domingo. En la audiencia del lunes, solo habló una vez por teléfono a través de un intérprete mientras estaba sentado detrás de una mesa, con las piernas inquietas, para reconocer el nombre de su abogado, Henry Bell.

Los cargos contra Saab, formulados en 2019, se derivan de sus negocios con el Gobierno venezolano a partir de 2011 bajo el mandato del difunto presidente Hugo Chavez. Saab y su socio Álvaro Pulido supuestamente estuvieron involucrados en un esquema de lavado de dinero y soborno mientras trabajaban en un contrato del Gobierno para construir casas para personas de bajos ingresos.

“Álex Saab se involucró con personas de confianza de Maduro para dirigir una red de corrupción a gran escala que usaron cruelmente para explotar a la población hambrienta de Venezuela”, dijo el entonces secretario del Tesoro de EE.UU. Steven Mnuchin en un comunicado en julio de 2019 después de sancionar a Saab y Pulido.

Pulido no pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios.

Saab fue detenido en Cabo Verde el año pasado después de que el avión en el que viajaba se detuviera para cargar combustible mientras se dirigía a Irán. Pasó casi 500 días en la cárcel antes de que las autoridades de Cabo Verde lo entregaran a los alguaciles estadounidenses el sábado.

Ascenso de Saab

Saab saltó a la fama después de que el medio de comunicación venezolano Armando Info hiciera públicos los contratos que obtuvo para abastecer el emblemático programa de alimentos de Maduro en todo el país, conocido como Clap. Con el tiempo, su rol pasó a ser el de distribuidor comercial del Gobierno de Maduro, procurando de todo, desde medicamentos hasta gasolina, importados de Turquía e Irán.

Al mismo tiempo, Saab y Pulido supuestamente transfirieron US$350 millones fuera de Venezuela a cuentas que poseían o controlaban, según el Departamento de Justicia.

Al principio, tanto Saab como el Gobierno venezolano negaron tener una relación. Pero tras su detención en Cabo Verde, el Gobierno de Maduro se refirió a Saab como un enviado diplomático especial y sus abogados basaron su defensa en la inmunidad diplomática.

Maduro intentó nuevamente detener la extradición de Saab a EE.UU. nombrándolo miembro del equipo de negociación del Gobierno en las conversaciones con la oposición del país que comenzaron en agosto en Ciudad de México. Las conversaciones, con la mediación de Noruega, pretendían poner fin al estancamiento político del país y llegar a un acuerdo para celebrar elecciones libres y justas.

Tras la extradición de Saab, el equipo de Maduro se retiró de las conversaciones justo cuando estaba previsto que comenzara una nueva ronda de reuniones. Maduro defendió a Saab como un proveedor clave de bienes para el país y acusó a EE.UU. de violar las leyes internacionales al “secuestrar” y “torturar” a su testaferro.

Nota Original:Maduro Ally Saab Appears in Court on Money Laundering Charges

Most Read from Bloomberg Businessweek

©2021 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.