U.S. markets close in 4 hours 16 minutes
  • S&P 500

    3,962.64
    +28.72 (+0.73%)
     
  • Dow Jones

    33,811.64
    +213.72 (+0.64%)
     
  • Nasdaq

    11,075.10
    +116.55 (+1.06%)
     
  • Russell 2000

    1,821.97
    +15.06 (+0.83%)
     
  • Petróleo

    71.53
    -0.48 (-0.67%)
     
  • Oro

    1,799.70
    +1.70 (+0.09%)
     
  • Plata

    23.24
    +0.32 (+1.39%)
     
  • dólar/euro

    1.0556
    +0.0042 (+0.40%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4710
    +0.0630 (+1.85%)
     
  • dólar/libra

    1.2231
    +0.0026 (+0.22%)
     
  • yen/dólar

    136.4950
    -0.0290 (-0.02%)
     
  • BTC-USD

    16,927.21
    +115.28 (+0.69%)
     
  • CMC Crypto 200

    398.47
    +3.79 (+0.96%)
     
  • FTSE 100

    7,479.65
    -9.54 (-0.13%)
     
  • Nikkei 225

    27,574.43
    -111.97 (-0.40%)
     

Las 3 dificultades principales de seguir trabajando en home-office

Son muchos los desafíos que implica la "nueva normalidad", en especial en relación al ámbito laboral. Esto involucra tanto aspectos físicos como la vuelta a la presencialidad, así como los nuevos requerimientos y necesidades de los trabajadores en este escenario distinto que se presenta.

Readiness Global, consultora nacida durante la pandemia y que ayuda a la transformación cultural de las empresas apoyándose en la tecnología, llevó adelante una estudio laboral que permite entender cuáles son las principales necesidades y demandas de este contexto.

Se podría pensar que las mayores dificultades que están experimentando los empleados para adaptarse a los modelos de trabajo híbridos y remotos tienen que ver con las formas de trabajar en equipo o la imposibilidad de concentrarse en el entorno hogareño. Sin embargo, esto no es así. 

"Es quizás fácil hablar de 'la vuelta a la presencialidad' o 'el fin de la virtualidad'. Creo que son términos un poco absolutistas que no dejan ver lo que pasa por debajo. Esta nueva normalidad está cargada de cambios, de necesidades que tanto trabajadores como empresas quieren tener resueltos para poder seguir adelante. Por eso es importante poder visibilizar y valorizar cada una de ellas", analizó Juan Galo Martinez, CEO de Readiness Global.

Dificultades de seguir trabajando home-office

Las dificultades de seguir trabajando bajo el modelo de home-office
Las dificultades de seguir trabajando bajo el modelo de home-office

Las dificultades de seguir trabajando bajo el modelo de home-office

Readiness Global analizó cuáles fueron las principales dificultades tanto para los que siguen trabajando en sus casas:

  • la dificultad para manejar horarios 32% de los votos,

  • el sedentarismo y la saturación tecnológica 30%

  • el hecho de trabajar más cuando se está en casa (25%),

  • falta de espacio físico (22%),

  • dificultad de concentración (21%),

  • estar encerrado en casa todo el día (16%),

  • mayor aburrimiento (5%)

  • mayor dificultad para trabajar en equipo (4%).

Dificultades de volver a la presencialidad

En cuanto a las dificultades de volver al trabajo presencial, las más mencionadas fueron las siguientes:

  • incremento en los gastos (transporte, comida, ropa, etc (35%),

  • tiempo perdido en viajes y menor contacto por la familia (30%).

  • sentir que en la oficina se pierde más el tiempo (25%),

  • dificultad para levantarse temprano (23%),

  • dificultad para manejar los propios tiempos y descansos (21%),

  • imposibilidad para seguir adelante con otros proyectos personales (13%),

  • volver a consumir comida rápida (12%)

  • conflictos de horarios con otras actividades (12%).

Las dificultades de volver al modelo de trabajo presencial
Las dificultades de volver al modelo de trabajo presencial

Las dificultades de volver al modelo de trabajo presencial

Por otra parte, el 15% de ambos grupos reconoció que no hay nada que le resulte difícil de mantenerse trabajando en sus casas o de regresar a la oficina.

Capacitaciones para la nueva normalidad

El momento de la "nueva normalidad" implica cambios en las estructuras laborales y también la necesidad, por parte de los trabajadores, de incorporar nuevos conocimientos.

Al ser consultados por aquellos temas o contenidos sobre los cuales les gustaría recibir capacitación por parte de su empresa, los participantes del estudio seleccionaron: programación/IT (36%), administración financiera/economía (32%), y creatividad e innovación (28%).

Respecto de los cambios que les gustaría que se adoptaran en las capacitaciones de sus empresas, los participantes afirmaron que quisieran tener más tutoriales y clases a medida (33%), incrementar los encuentros virtuales (29%) y tener asesoría psicológica personalizada (27%).

En referencia al impacto de las capacitaciones de las empresas durante la pandemia, la mitad de los participantes no notó demasiados cambios al respecto. Pero entre los que sí experimentaron cambios, 8 de cada 10 los evaluaron positivamente.

En cuanto a la comunicación interna, los consultados seleccionaron además que no quieren sumarse a un nuevo grupo de Whatsapp o Telegram (27%), pidieron no tener que bajarse una app para su puesto de trabajo (20%), y solicitaron no tener que darle "me gusta" o "retweet" a las redes sociales de la empresa (17%).

Le siguen aspectos como no enviar mails recordatorios constantemente (17%), subir un piso para tener una reunión (12%) o el envío constante de newsletters (7%).

"Toda empresa, por pequeña o grande que sea, atraviesa procesos de cambio. Esto conlleva la necesidad de superar etapas y desafíos para acceder a las metas impuestas. Para atravesar ese proceso de la mejor manera, las empresas deben trabajar en la transformación humana, en ver cómo, empoderando a la fuerza de trabajo a través de sus habilidades, se puede llegar a cumplir los objetivos, con la tecnología como facilitadora’’, concluyó Galo Martínez Nigro/Saha.