U.S. Markets closed

¿Acabará siendo Apple una compañía 'de accesorios y servicios'?

El Apple iPhone X y algunos de sus accesorios –  Foto de eleven x  vía Unsplash

La semana pasada los resultados de Apple nos dejaron a todos reflexionando sobre cómo será el 2019 para la compañía. Un iPhone que ha tocado techo y unos servicios que siguen dando oxígeno a la empresa son algunas de las conclusiones principales que podemos sacar de su informe. Así que llegados a este punto vale la pena hacer un poco de reflexión y preguntarse: ¿seguirá Apple siendo en un futuro la empresa que conocemos hoy?

Los últimos resultados financieros de Apple nos pusieron hace unos días en alarma. La casa ha llegado a vender un 15% menos de iPhones, cayendo sus ingresos por primera en este segmento desde hace 16 años -justo el tiempo que tiene el teléfono-. A pesar de ello, otros sectores de la empresa han ayudado a salvar los muebles, con incrementos en sus cifras. Es el caso de los iPads o los iMacs, pero sobre todo de los servicios (con un crecimiento del 19%) y de la sección “hogar y accesorios” (con una subida del 33%).

Con semejante empuje en otros sectores más allá de la telefonía (hasta ahora el iPhone era el niño mimado de la empresa californiana), algunos empiezan a pensar que Apple podría cambiar el rumbo de su camino de aquí a un tiempo. Las sospechas casan además con los últimos rumores sobre el posible lanzamiento de una marca propia de auriculares, al margen de Beats. Recordemos que Apple compró dicha firma en 2014, aunque apenas hemos visto frutos de esta unión más allá del cierre de Beats Music, el servicio de streaming, en favor de Apple Music. Los auriculares de la marca se venden en la tienda oficial de la casa sin mayor relevancia, y es que poco más podemos contar que haya nacido interesante tras esta adquisición.

Auriculares Beata en blanco – Foto de Adam Birkett vía Unsplash

El analista Ming-Chi Kuo ya adelantó estas intenciones a primeros del año pasado (hace ahora justo un año, precisamente), apuntando que veríamos unos auriculares de alta gama a finales del 2018. Los planes, sin embargo, se habrían torcido en la segunda mitad del año, obligando a los de Cupertino a posponer el lanzamiento para 2019.

Apple estaría por tanto apostando de lleno por los accesorios, una de las divisiones que más dinero le dan, haciendo marca propia y quién sabe si con miras de terminar asfixiando a Beats por completo, dejándolos a la sombra de sus nuevos y flamantes productos.

El 2019 será sin duda un año decisivo para la compañía dirigida por Tim Cook. En un momento en el que la competencia es tan fuerte en el segmento smartphone, Apple necesita hacer un esfuerzo grande para que recuperemos la fe en su iPhone. Quizás hasta ella misma la haya perdido y esté ya moviendo ficha para preparar el colchón de los años que vienen, no sabemos si hasta el punto de perder su identidad como fabricante de hardware -algo que algunos se atreven a vaticinar-, pero desde luego sí que marcando mucha más la diferencia entre sus divisiones y hasta otorgando más importancia si cabe a las áreas de “servicios” y “accesorios” que a desarrollar un nuevo teléfono…

¿Alguien más se atreve a ir haciendo apuestas?