U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,965.50
    +3.50 (+0.09%)
     
  • F Dow Jones

    33,886.00
    +29.00 (+0.09%)
     
  • F Nasdaq

    11,533.50
    +8.75 (+0.08%)
     
  • RTY=F

    1,839.90
    +2.10 (+0.11%)
     
  • Petróleo

    79.02
    +0.82 (+1.05%)
     
  • Oro

    1,752.20
    +3.80 (+0.22%)
     
  • Plata

    21.43
    -0.00 (-0.00%)
     
  • dólar/euro

    1.0352
    +0.0017 (+0.17%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7480
    +0.0450 (+1.22%)
     
  • Volatilidad

    21.89
    -0.32 (-1.44%)
     
  • dólar/libra

    1.1980
    +0.0030 (+0.25%)
     
  • yen/dólar

    138.7130
    +0.0790 (+0.06%)
     
  • BTC-USD

    16,871.55
    +589.45 (+3.62%)
     
  • CMC Crypto 200

    400.45
    +11.73 (+3.02%)
     
  • FTSE 100

    7,512.00
    +37.98 (+0.51%)
     
  • Nikkei 225

    27,914.38
    -113.46 (-0.40%)
     

De Alfonsín a Alberto Fernández, la pobreza, un fenómeno estructural de la democracia

Una de las sorpresas, a favor del gobierno, son los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC que mostraron que la pobreza, a diferencia de lo que proyectaban la mayoría de las consultoras locales, se redujo en el primer semestre de este año frente al  segundo semestre del año pasado. La pobreza llegó al 36,5 % y alcanzó a 17,3 millones de personas. En tanto que el nivel de indigencia aumentó al 8,8 % frente al 8,2 registrado en el segundo semestre del año pasado. 

Con respecto al mismo semestre del año pasado la pobreza también bajó ya que era del 40,6% y la indigencia también ya que llegaba al 10,7 por ciento. Esto implica de acuerdo a los números del INDEC que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la EPH, por debajo de la línea de pobreza se encuentran 2.684.779 hogares, que incluyen a 10.643.749 personas; y, dentro de ese conjunto, 660.494 hogares se encuentran por debajo de la línea de indigencia, lo que representa 2.568.671 personas indigentes.

El informe del INDEC destaca que los ingresos en el período estudiado aumentaron a un nivel similar a la CBT, lo que dio lugar a la reducción de la tasa de pobreza; y menos que la CBA, lo que explica el aumento de la tasa de indigencia del conjunto de la población en el promedio del semestre como ayer lo manifestó a través de un hilo de tuits la vicepresidenta Cristina Fernández donde explicó que el aumento de la indigencia es producto de la fuerte suba en el precio de los alimentos en ese período. Los datos reflejan que con respecto al segundo semestre de 2021, la incidencia de la pobreza registró una reducción de 0,2 % puntos porcentuales en los hogares y de 0,8%  en las personas. En el caso de la indigencia, mostró un aumento de 0,7 % en los hogares y de 0,6 % en las personas. El dato más duro y doloroso que reflejan esas estadísticas es que la pobreza afectó 5,54 millones de niños menores de 14 años de los cuales 1,38 millones son indigentes.

Pero más allá de estos datos lo qué hay que destacar es que desde la llegada de la democracia en 1983  la pobreza es un fenómeno estructural que se ha mantenido en valores promedio en el 20 por ciento desde esa fecha hasta ahora. Con respecto al aumento de la pobreza en los últimos 10 años hay que destacar que entre el 2012 y el 2021 la economia cayó un 15 % y esa caída del crecimiento es uno de los factores que más impacta negativamente en el cálculo de los ingresos junto al aumento de la inflación. 

Pobreza y democracia

Los datos de pobreza comparables con los actuales  comenzaron a publicarse desde 1988 pero hay estudios que reflejan que en el gobierno de Raul Alfonsín la pobreza aumentó muy fuerte en la hiperinflación de mediados del 89 y principios del 90 pero no se trata de una serie estadística homogénea.  

La evolución de la pobreza en la democracia muestra de  acuerdo a los datos del Centro de Población, Empleo y Desarrollo de la Universidad de Buenos Aires (CEPED- UBA) que antes de la llegada de la democracia en octubre de 1982 luego de la Guerra de Malvinas la pobreza en el Gran Buenos Aires llegaba al 22 % de los hogares y al 28 % de las personas.

Desde el regreso de la democracia en 1983  la pobreza es un fenómeno estructural que se ha mantenido en valores promedio en el 20%
Desde el regreso de la democracia en 1983 la pobreza es un fenómeno estructural que se ha mantenido en valores promedio en el 20%

Desde el regreso de la democracia en 1983  la pobreza es un fenómeno estructural que se ha mantenido en valores promedio en el 20%

Luego en octubre de 1985, después de la instrumentación del Plan Austral, bajó al 14 %. Pero en mayo de 1989, dos meses antes de que Raul Alfonsin(UCR) entregara el poder a Carlos Menem (PJ) subió al 20% pero en octubre del mismo año llegó a un récord del 47 % de hogares que estaba en situación de pobreza. De acuerdo a ese estudio este aumento de la pobreza estuvo asociado principalmente a la hiperinflación y también a un deterioro del mercado de trabajo iniciado desde mediados de los 70 con el régimen militar lo que desembocó en una gran caída del ingreso real de los trabajadores. Menem logra bajar la pobreza en su primer mandato del 89 al 95 gracias a la estabilidad económica y la baja de inflación que generó el Plan de Convertibilidad y en mayo de ese año cuando fue reelecto ese número bajó al 22%

Pero en el segundo mandato de Menem del 95 al 99 la pobreza volvió a aumentar para llegar al 27 % a fines de 1999 cuando la Alianza llegó al poder de la mano del radical Fernando De la Rúa. Este dejó los niveles de  pobreza en el 47 % cuando abandonó el gobierno en diciembre del 2001. Una  situación que se agravó luego en 2002 por el corralito, la incautación de depósitos y la fuerte devaluación del peso de principios del 2002 en el gobierno del justicialista Eduardo Duhalde donde la pobreza llegó al 65% y la inflación superaba el 42 por ciento anual.

La llegada del kirchnerismo

Luego desde la llegada de Nestor Kirchner en mayo del 2003, con un nuevo proceso de estabilización económica se logró bajar la pobreza al 37 % en el segundo semestre del 2007. Esta baja de 30 puntos se relaciona con las políticas de recomposición de ingresos que se produjo en ese mandato de Kirchner provocadas por un proceso de estabilidad económica financiera y un gran crecimiento de la economía a tasas promedio del 8 % anual y una fuerte caída de la tasa de inflación a niveles de un dígito anual.

La continuidad de esa estabilización cambiaria monetaria y de los precios provocó que en el primer mandato de Cristina Kirchner entre 2008 y 2011 la pobreza se redujera del 37 al 27 % pero en el segundo mandato a fines de 2013 el INDEC dejó de publicar esos datos y de acuerdo a fuentes privadas la pobreza llegaba al 35 % al final de su mandato en 2015.

Posteriormente los nuevos datos de pobreza que se conocieron fueron los del segundo semestre del 2016  en la presidencia de Mauricio Macri (Cambiemos) donde la pobreza llegó al 32.2 % en tanto que en segundo semestre del 2019 el índice llegó al 35,5 %.

Pero la pobreza vuelve a subir en el primer semestre de 2020, en el comienzo de la pandemia en el gobierno de Alberto Ferandez (Frente de Todos) donde llegó  al 40,9 % y la indigencia al 10,5. Este aumento de acuerdo al análisis de la UCA fue producto de lo ocurrido entre abril y junio como consecuencia de la cuarentena obligatoria decretada por el gobierno donde cayeron muy fuerte los ingresos del sector privado.

Este año,  la pobreza, a diferencia de lo que proyectaban la mayoría de las consultoras locales, se redujo en el primer semestre de este año frente al  segundo semestre del año pasado
Este año, la pobreza, a diferencia de lo que proyectaban la mayoría de las consultoras locales, se redujo en el primer semestre de este año frente al segundo semestre del año pasado

Este año, a diferencia de la mayorpia de las proyecciones, la pobreza se redujo en el primer semestre frente al  segundo semestre del año pasado

El impacto del Covid-19

El mayor impacto de la cuarentena se sintió en el segundo semestre de ese año donde la pobreza escaló al 42 % de la población mientras que la indigencia se mantuvo en el 10,5 % en particular por una baja en la inflación producto de la recesión generada por la cuarentena y un mundo con Covid.

Por último en el primer semestre del 2021 la pobreza bajó al 40,6 % y la indigencia se ubicó en el 10,7%. En tanto en el informe dado a conocer ayer la pobreza volvió a bajar pero es un problema estructural que será muy difícil de combatir en las actuales condiciones macroeconómicas y con una inflación que se proyecta para fin de este si cercana a los 3 dígitos. 

Lo cierto es que desde la llegada de la democracia en 1983 la pobreza medida por el nivel de ingresos solo bajo después de dos eventos de crisis macroeconómica destaca un estudio del Centro de Estudios Distributivos Laborales (CEDLAS) de la Universidad Nacional de La Plata. Es probable que los números del primer semestre sean los mejores del gobierno de Alberto Fernández ya que considerando los números de bajo o nulo  crecimiento económico y de suba de inflación para el año próximo es probable que estos erosionen muy fuerte el salario real de los trabajadores.