Anuncios
U.S. markets close in 2 hours 7 minutes
  • S&P 500

    5,074.91
    +64.31 (+1.28%)
     
  • Dow Jones

    38,533.37
    +293.39 (+0.77%)
     
  • Nasdaq

    15,714.52
    +263.21 (+1.70%)
     
  • Russell 2000

    2,005.90
    +38.43 (+1.95%)
     
  • Petróleo

    83.09
    +1.19 (+1.45%)
     
  • Oro

    2,340.40
    -6.00 (-0.26%)
     
  • Plata

    27.35
    +0.10 (+0.39%)
     
  • dólar/euro

    1.0708
    +0.0051 (+0.48%)
     
  • Bono a 10 años

    4.5880
    -0.0350 (-0.76%)
     
  • dólar/libra

    1.2455
    +0.0105 (+0.85%)
     
  • yen/dólar

    154.7400
    -0.0770 (-0.05%)
     
  • Bitcoin USD

    66,768.52
    -27.36 (-0.04%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,436.21
    +21.46 (+1.52%)
     
  • FTSE 100

    8,044.81
    +20.94 (+0.26%)
     
  • Nikkei 225

    37,552.16
    +113.55 (+0.30%)
     

Más allá de Novo Nordisk y Eli Lilly: Quién es quién en la fiebre por los fármacos para adelgazar

Más allá de Novo Nordisk y Eli Lilly: Quién es quién en la fiebre por los fármacos para adelgazar
Más allá de Novo Nordisk y Eli Lilly: Quién es quién en la fiebre por los fármacos para adelgazar

La obesidad, a veces mencionada como la pandemia del siglo XXI, es uno de los principales problemas de salud a los que se enfrentan los países occidentales, especialmente EEUU. Un escenario que ha propiciado un lucrativo negocio de medicamentos para bajar de peso al que intentan sumarse cada vez más farmacéuticas.

Los analistas de Goldman Sachs esperan que 15 millones de adultos, solo en EEUU, tomen medicamentos para la obesidad para 2030. Muchos expertos de Wall Street proyectan que el mercado de medicamentos para bajar de peso podría valer 100.000 millones de dólares para finales de la década.

El mercado sigue estando dominado a día de hoy por Novo Nordisk. La compañía danesa, tras subir un 19% en Bolsa solo en lo que va de 2024, se ha convertido ya en la compañía más valiosa de Europa, con una capitalización bursátil que supera los 550.000 millones de dólares al cambio.

Más allá de Novo Nordisk y Eli Lilly: Quién es quién en la fiebre por los fármacos para adelgazar
Más allá de Novo Nordisk y Eli Lilly: Quién es quién en la fiebre por los fármacos para adelgazar

Los resultados de Novo Nordisk, presentados recientemente, fueron impresionantes, con sus medicamentos estrella Wegovy y Ozempic ayudando a que las ventas del cuarto trimestre se dispararan un 37% hasta los 9.500 millones de dólares, en comparación con las expectativas de 8.820 millones de dólares.

PUBLICIDAD

Su principal rival, la estadounidense Eli Lilly & Co, tampoco le va a la zaga. Gracias a sus tratamientos Mounjaro y Zepbound, la farmacéutica superó las estimaciones de los analistas con sus resultados del cuarto trimestre, publicados a principios de mes, con un aumento del 19% en las ganancias por acción, hasta los 2,49 dólares por acción. Las acciones de la compañía han subido más de un 30% en estos dos meses de año.

Más allá de Novo Nordisk y Eli Lilly: Quién es quién en la fiebre por los fármacos para adelgazar
Más allá de Novo Nordisk y Eli Lilly: Quién es quién en la fiebre por los fármacos para adelgazar

Dificultades para cubrir la demanda

Pero la demanda es tan alta que ambas compañías no logran cubrirla. Novo, que anunció recientemente la adquisición de Catalent (una planta de fabricación con sede en Nueva Jersey) para poder aumentar la producción en el mercado estadounidense, duplicó con creces en enero su suministro de versiones de dosis ‘más bajas’ de su inyección Wegovy en comparación con meses anteriores, lo que permitirá que más personas comiencen a tomar el medicamento. La escasez había obligado a la compañía danesa a restringir la disponibilidad de esas dosis “iniciales” más bajas en EEUU desde mayo.

De hecho, todavía hay “disponibilidad limitada” de dosis de Wegovy de 0,25, 0,5, 1 y 1,7 miligramos. Los pacientes suelen comenzar con la dosis de 0,25 miligramos y aumentar el tamaño con el tiempo para mitigar los efectos secundarios como las náuseas. Novo Nordisk planea aumentar gradualmente el suministro de Wegovy durante el resto del año, aseguró la compañía en conferencia telefónica de resultados del cuarto trimestre.

Ciertas dosis del medicamento para la diabetes Mounjaro de Eli Lilly, que utiliza el mismo ingrediente activo que Zepbound, también tienen disponibilidad limitada, según la FDA. Aun así, Eli Lilly logró su objetivo de duplicar la capacidad de producción para finales de 2023, aseguró en la presentación de resultados. La compañía ampliará la producción con “igual urgencia” este año, si bien para los aumentos de producción más significativos habrá que esperar a la segunda mitad del año.

La compañía espera que su producción de dosis vendibles de medicamentos contra la obesidad sea al menos 1,5 veces mayor que en la segunda mitad de 2023.

Otros actores entran en juego

Los problemas para cubrir la creciente demanda han abierto el camino a la entrada de nuevos actores. La última en irrumpir en el mercado ha sido la compañía danesa Zealand Pharma, cuyas acciones se dispararon el lunes más de un 30%. El motivo, unos sólidos resultados en un ensayo de un tratamiento en principio pensado para enfermedades hepáticas, pero que ha sido promocionado como un competidor potencial en el floreciente mercado de medicamentos para bajar de peso.

El ensayo de fase 2 del fármaco survodutida mostró que el 83% de los adultos obtuvieron resultados positivos para una forma de inflamación del hígado causada por un exceso de células grasas conocida como ‘MASH’. “La survodutida ha demostrado eficacia en personas con obesidad, y los resultados estadísticamente significativos en MASH sugieren el potencial de generar beneficios clínicamente significativos en todo el espectro cardiovascular, renal y metabólico”, decía el comunicado. El fármaco ha recibido la designación de vía rápida de la FDA estadounidense.

No será el último caso. La empresa de investigación de información médica y de salud Stat sugiere que actualmente se están desarrollando alrededor de 70 medicamentos para bajar de peso y entrar en este mercado en expansión.

La lista incluye grandes nombres como Pfizer, que está desarrollando danuglipron, un posible tratamiento para la obesidad que contaría con la ventaja de ser oral, lo que podría facilitar su comercialización frente a los tratamientos inyectables de sus competidores. De momento estudia la dosis más efectiva, después de que en diciembre abandonase los ensayos de dos tomas diarias, ante los elevados efectos secundarios, fundamentalmente náuseas y vómitos.

La biotecnología Amgen también está desarrollando un tratamiento para la obesidad, pero más sonora es la apuesta de AstraZeneca, que el pasado mes de noviembre llegó a un acuerdo de 2.000 millones de dólares al adquirir la licencia de una píldora experimental de la china Eccogene que, en su opinión, podría causar menos efectos secundarios que los tratamientos inyectables actuales.

El fármaco de Eccogene -denominado ECC5004 y solo en la primera de las tres fases de ensayos clínicos- se absorbe rápidamente, por lo que no permanece mucho tiempo en el estómago. Ello podría reducir efectos secundarios como náuseas, diarrea, vómitos y dolor abdominal asociados a los fármacos adelgazantes de Novo y Lilly.

El grupo anglo-sueco ha pagado 185 millones de dólares por adelantado para obtener la licencia del tratamiento de Eccogene, a los que se sumarían hasta 1.825 millones de dólares en función del progreso clínico, reglamentario y comercial.