U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,070.56
    +10.13 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    33,978.08
    +28.68 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    11,621.71
    +109.31 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    1,911.46
    +8.40 (+0.44%)
     
  • Petróleo

    79.38
    -1.63 (-2.01%)
     
  • Oro

    1,943.90
    -2.80 (-0.14%)
     
  • Plata

    23.73
    -0.30 (-1.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0871
    -0.0021 (-0.20%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5180
    +0.0250 (+0.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2399
    -0.0008 (-0.06%)
     
  • yen/dólar

    129.8000
    -0.3530 (-0.27%)
     
  • BTC-USD

    23,874.02
    +833.02 (+3.62%)
     
  • CMC Crypto 200

    526.66
    +9.65 (+1.87%)
     
  • FTSE 100

    7,765.15
    +4.04 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    27,382.56
    +19.76 (+0.07%)
     

Aguinaldo: alternativas para estirar el refuerzo de fin de año

A la hora de invertir los especialistas recomiendan tomar las decisiones en base a los plazos que se manejan
A la hora de invertir los especialistas recomiendan tomar las decisiones en base a los plazos que se manejan - Créditos: @Getty

En un mes tan lleno de gastos como diciembre, el medio aguinaldo que llega a la cuenta de los trabajadores en relación de dependencia, es sin dudas un aire para el bolsillo. Pero quien pueda debería trabajar sobre la meta de guardar e invertir todo o parte de ese sueldo complementario para alcanzar, en un tiempo, algún objetivo más perdurable que recargar la bolsa de Papá Noel.

Claro que privarse de gastarlo no alcanza en un contexto de inflación de tres dígitos y tipo de cambio tomando temperatura. La clave es saber en qué y cómo invertirlo de acuerdo a los objetivos que se persigan. Si son a corto, mediano o largo plazo; si al momento de concretarlos hay que desembolsar pesos o dólares; si el dueño de ese aguinaldo es arriesgado o, al contrario, no le gustan para nada las sorpresas.

Impuestos: cómo prepararse para el momento de la foto de la AFIP

Para cada perfil habrá una estrategia ad hoc, pero algunos lineamientos claves sirven para empezar a armarla. Los especialistas consultados por la nacion coinciden en recomendar, en primer término, no quedarse en pesos si el objetivo está a más de un par de meses de distancia en la línea de tiempo.

Clarísimo lo explica, Maximiliano Donzelli, Head of Research de IOL invertironline: “Teniendo en cuenta los niveles actuales del dólar y los rendimientos que ofrecen los instrumentos como el plazo fijo, se desprende que el tipo de cambio financiero debería superar los $600 en algún momento del año próximo”.

Si la inversión es de corto plazo el teleobjetivo debe apuntar a ganarle a la inflación. ¿Con plazo fijo? No es lo que recomiendan los especialistas en mercado de capitales. Si bien la tasa efectiva anual (TEA) del instrumento más tradicional supera levemente el 100% -eso siempre que se reinvierta capital más interés al vencimiento de cada deposito- el plazo mínimo de 30 días es lo que le resta atractivo. Si mientras el plazo fijo está vigente hay un salto en el tipo de cambio el inversor se vería imposibilitado de dolarizarse y terminaría con menos dólares que con los que empezó la inversión a pesar de la ganancia nominal en pesos. Y ya sabemos: sube el tipo de cambio y sube más la inflación.

Nicolás Franzini, asesor de WINA -la plataforma de inversiones especializada en dar soporte a quienes no tienen experiencia en la materia- asegura que “si el objetivo es de corto plazo lo ideal es apuntar a inversiones conservadoras que prioricen el resguardo del capital frente a la inflación”. “Podemos canalizar el aguinaldo a carteras como la del Fondo Allaria Ahorro Plus, que invierte en instrumentos a tasa fija, o del Fondo Allaria Renta Fija CER, buscando cobertura contra inflación mediante letras del tesoro. Los fondos tienen la ventaja de la diversificación y de poder disponer del saldo en efectivo en solo 48 horas”.

Desde el equipo de research de PPI recomiendan ante el panorama actual algunas alternativas de inversión con un foco de cobertura de pesos. “A pesar de que nos inclinamos por un mayor posicionamiento dolarizado de la cartera, creemos que puede haber valor relativo entre los diferentes tramos de la curva CER. “Sugerimos letras CER de muy corto plazo (hasta marzo/abril) y títulos largos TX26/DICP para mejorar el retorno esperado de la cartera. Si la curva CER se normaliza los ganadores con relación a la situación actual serán los bonos más largos”.

Gaston Lentini, asesor idóneo en inversiones y creador de contenido de educación financiera a través de su cuenta en Instagram @doctordetusfinanzas, subraya que “el contexto de incertidumbre nos obliga a evitar quedarnos con los pesos. Quienes necesite estar en esa moneda de acá a marzo puede optar por activos indexados”.

Un mix de pesos y dólares para el corto plazo es lo que sugiere Diego Martínez Burzaco, head of research de Inviú. “La mitad del capital se podría invertir en Obligaciones Negociables (ON) en dólares o mejor y más diversificado en fondos comunes de inversión de renta corporativa. El otro 50% lo colocaría en partes iguales en alguna inversión ajustada por inflación, que pueden ser Letras de Tesorería que venza entre febrero y mayo o FCI con ajuste CER, y a tasa fija también con Letras de tesorería”.

Las metas de los inversores argentinos

La alternativa en pesos de Donzelli, de IOL: pensando en un corto plazo, que serían un poco menos de seis meses, sugerimos sumar el bono TX23, con vencimiento el 23 de marzo de 2023 y que rinde CER +4,9%. El rendimiento esperado de este bono se sitúa en 126%, por lo que también superaría a la inflación”. También la letra X19Y3, que ajusta capital por CER con vencimiento en mayo de 2023.

Mediano y largo plazo

Para los inversores que quieren potenciar su inversión con un objetivo de ahorro a más de un año y con una tolerancia a un mayor nivel de riesgo, las alternativas se multiplican. “Sugerimos tener cedear de grandes empresas de Estados Unidos”, es la primera recomendación para este segmento de Donzelli. “Después de varios meses muy negativos para los mercados norteamericanos, en el último tiempo, los principales índices bursátiles de Nueva York rebotaron y pudieron recuperar una buena parte de lo perdido”.

Sus recomendados: “en primer lugar, sugerimos el cedear de Coca-Cola (KO), se trata de una de las acciones denominadas “Blue Chip” que hace referencia a las compañías grandes, reconocidas, rentables, poco volátiles y que pagan altos dividendos”, detalla Donzelli. La lista sigue con Alphabet, la compañía matriz de Google (GOOGL) y exposición en el cedear del ETF del Índice S&P 500″.

Para los inversores más arriesgados, los especialistas recomiendan invertir en acciones argentinas como YPF
Para los inversores más arriesgados, los especialistas recomiendan invertir en acciones argentinas como YPF

Para perfiles más arriesgados, Lentini hace doble click en “bonos como los de YPF que cotizan con el símbolo YCA6 que aún son una oportunidad con tasas anuales superiores al 15%”.

Este mismo target arriesgado, avanza Lentini, “también puede analizar las acciones del sector energético argentino, aunque pensando en esperar al menos hasta la llegada de un nuevo gobierno para cosechar ganancias, de la mano de la normalización de tarifas y activación de inversiones, multiplicando varias veces su dinero”. Acá anota empresas como Pampa, TGS, TGN. “Creo ahí tenemos valor por capturar, sobre todo si se concretan las obras de transporte de gas previstas para 2023″.

La propuesta de Franzini para los más “arriesgados”, y pensado en dar a la inversión una perspectiva de largo plazo apunta también a las acciones argentinas. “Desde WINA ofrecemos el Fondo Allaria Acciones, que en el último año acumula 80,3% de rendimiento y aún lo vemos como buena opción considerando que las empresas argentinas continúan cotizando a ratios muy por debajo de empresas similares situadas en otros países de Latinoamérica”, fundamenta el especialista.

Por último, Donzelli de IOL suma a la recomendación de mediano/largo plazo el cedear de Berkshire Hathaway (BRKB), un activo que muchos consideran casi un fondo de inversión de acciones extranjeras por sus características.

“Se trata de una empresa del tipo “holding” que junto a sus subsidiarias invierten en compañías de diversos sectores, entre los que se puede mencionar aseguradoras, servicios públicos, energía, transporte, manufactura, comercio minorista y servicios”, dice el analista de IOL y subraya que se trata de una sociedad inversora en la cual Warren Buffet, icónico inversor, es el director ejecutivo y accionista mayoritario. Entre sus mayores inversiones se encuentran: Apple, Bank Of America, Coca-Cola, American Express y Wells Fargo.