U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,825.33
    +39.95 (+1.06%)
     
  • Dow Jones

    31,097.26
    +321.83 (+1.05%)
     
  • Nasdaq

    11,127.84
    +99.11 (+0.90%)
     
  • Russell 2000

    1,727.76
    +19.77 (+1.16%)
     
  • Petróleo

    108.46
    +2.70 (+2.55%)
     
  • Oro

    1,812.90
    +5.60 (+0.31%)
     
  • Plata

    19.77
    -0.51 (-2.50%)
     
  • dólar/euro

    1.0426
    -0.0057 (-0.54%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8890
    -0.0830 (-2.79%)
     
  • dólar/libra

    1.2103
    -0.0072 (-0.59%)
     
  • yen/dólar

    135.1750
    -0.5530 (-0.41%)
     
  • BTC-USD

    19,279.02
    -142.43 (-0.73%)
     
  • CMC Crypto 200

    420.84
    +0.70 (+0.17%)
     
  • FTSE 100

    7,168.65
    -0.63 (-0.01%)
     
  • Nikkei 225

    25,935.62
    -457.42 (-1.73%)
     

Art business: El año de las mujeres, los divorcios y los NFT

·3  min de lectura
El mercado del arte revive con nuevos compradores
KARSTEN MORAN

Contra todos los pronósticos, 2021 fue un año récord. Se activaron las subastas, volvieron las ferias presenciales, se anotó un súper récord en arte digital y nació el fenómeno de los NFT. Entre Christie’s y Sotheby’s vendieron obras de arte por más de US$14.000 millones; un divorcio colocó bajo el martillo la colección más cara de la historia y Hong Kong le hizo el sorpasso a Londres al convertirse en el mayor centro de arte contemporáneo después de Nueva York.

Los chinos vienen marchando. El Rothko de US$83 millones de la colección del divorciado Marclowe lo compró un asiático; un Basquiat de la mejor época fue el cuadro más caro subastado en China y las rematadoras con base en Hong Kong doblaron la apuesta. Picasso mantuvo el primer puesto entre los top ten, y ¡Oh sopresa!, compartió el podio con Jean Michel Basquiat, el haitiano grafitero que murió de sobredosis, consagrado, y pintado por Andy Warhol, vendió en 2021 obras por más de US$300 millones.

Los nuevos ricos revolucionan el mercado del arte: subastas récord, cambio generacional y tendencias inesperadas

La recuperación del mercado ha sido vertiginosa y los precios astronómicos, como si el bajón de 2020 no hubiera existido y la abstinencia impuesta por la pandemia hubiera acelerado las ventas y acercado nuevos coleccionistas al circuito.

El landmark del año de los NFT fue para la obra de Beeple “Every Days First 5000 days” (2021), subastada en Christie’s por US$69,3 millones. Ese día 22 millones de personas estaban logueadas en la subasta y el 60% eran menores de 40 años. Según Art News, las transacciones modelo NFT superaron los US$2000 millones en la segunda mitad de 2021.

Este segmento no fue el único en llenar las arcas de las rematadoras, más activas que las galerías y que las ferias: la ubicuidad digital no tiene vuelta atrás. Arco de Madrid y Art Basel Suiza fueron presenciales, pero están muy lejos de despertar el entusiasmo prepandemia. El público, que era el socio número uno, es hoy el peor enemigo. Distancia, barbijo y aforo tres razones para quedarse en casa.

Dos datos: el mercado asiático es el que empuja, se quedó con 40 por ciento de las ventas de arte contemporáneo, y el semillero de nuevos artistas está en África. El fenómeno tiene nombre y se llama The black renaissance, un grupo de creadores que forman parte de la diáspora africana, entre ellos, Amoako Boafo, Toyin Ojih Odutola y Aboudia, que cultivan una figuración cargada de color local. Empinaron sus cotizaciones y están en la mira de los tycoons del arte, como el francés François Pinault, que en 2021 abrió su colección en la Bolsa de Les Halles, Paris, reconvertida en museo por Tadao Ando. Pinault sabe. Además, es el dueño de Christie’s.

Un gran año para las mujeres artistas, con Joan Mitchell y Alice Neeel a la cabeza, finalmente legitimadas por el mercado y los museos; entre ellas Frida Kahlo, que, tras el récord de US$35 millones pagados por el coleccionista argentino Eduardo Costantini por Diego y yo, es la artista latinoamericana más cara de la historia..

La cereza del postre de un año impar fue la venta de la colección del magnate neoyorquino del real estate Harry Marclowe y de su ex mujer Linda. Por el amor de una mujer, la francesa Patrice Landeau, y por la decisión de los abogados, la mejor selección de arte siglo XX fue rematada en Sotheby’s por US$670 millones. La más cara vendida por la rematadora fundada en 1744. Fue una noche histórica y de guante blanco, lo que en la jerga quiere decir que se vendió todo. Precios astronómicos para Giacometti, Twombly, Pollock, Warhol, Rothko y De Kooning. Procedencia, calidad y un divorcio con escándalo mediático fueron el combo perfecto del marketing para una colección que era, simplemente, extraordinaria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.