U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,592.75
    +16.75 (+0.47%)
     
  • F Dow Jones

    29,711.00
    +165.00 (+0.56%)
     
  • F Nasdaq

    11,941.75
    +36.50 (+0.31%)
     
  • RTY=F

    1,830.50
    +13.40 (+0.74%)
     
  • Petróleo

    43.05
    -0.01 (-0.02%)
     
  • Oro

    1,826.50
    -11.30 (-0.61%)
     
  • Plata

    23.37
    -0.26 (-1.11%)
     
  • dólar/euro

    1.1848
    +0.0003 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8570
    +0.0280 (+3.38%)
     
  • Volatilidad

    22.66
    -1.04 (-4.39%)
     
  • dólar/libra

    1.3328
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • yen/dólar

    104.5250
    +0.0370 (+0.04%)
     
  • BTC-USD

    18,450.25
    +190.52 (+1.04%)
     
  • CMC Crypto 200

    369.05
    +7.63 (+2.11%)
     
  • FTSE 100

    6,333.84
    -17.61 (-0.28%)
     
  • Nikkei 225

    26,195.50
    +668.13 (+2.62%)
     

Aumentan las peticiones a Amazon de abordar la desigualdad racial interna

Karen Weise
·8  min de lectura
El centro de abastecimiento de Amazon en Eastvale, California, el 22 de noviembre de 2019. (Philip Cheung/The New York Times)
El centro de abastecimiento de Amazon en Eastvale, California, el 22 de noviembre de 2019. (Philip Cheung/The New York Times)

SEATTLE — La semana pasada, Jeff Bezos, el director ejecutivo de Amazon, escribió un mensaje extraordinario a todos los empleados de la compañía. Su equipo gerencial había estado reflexionando acerca del “racismo sistémico” que enfrentan las comunidades negras, dijo, y animó a los empleados a invertir tiempo en aprender y reflexionar al respecto en Juneteenth, también conocido como el Día de la Libertad, la festividad que conmemora el fin de la esclavitud en Estados Unidos.

“Cancelaré todas mis reuniones el viernes, y los animo a hacer lo mismo si pueden”, comentó.

Sin embargo, algunos de los empleados de Amazon dijeron que había un gran problema con su sugerencia: para la gran mayoría de los empleados negros de Amazon, cancelar una reunión no es una opción. Trabajan en operaciones de abastecimiento, empaquetado, envío y entrega de productos de Amazon para satisfacer a millones de clientes.

Varias tiendas minoristas más, como Target, J.C. Penney y Nike, hicieron de Juneteenth un día de asueto pagado. En Amazon, muchos almacenes reconocieron el día animando a los trabajadores a vestirse de negro.

Leer: Grandes empresas le dan la a espalda a Facebook con un boicot publicitario

“¿Qué logra una camiseta negra para cualquiera en términos de justicia social?”, dijo Adrienne Williams, conductora negra por contrato que trabaja para Amazon en el Área de la Bahía de San Francisco, quien organizó una vigilia para celebrar Juneteenth. Un mejor sueldo, dijo, sería mucho más útil. “Eso reduciría una condición preexistente que es la pobreza”, comentó.

Williams y más empleados y contratistas están argumentando que Amazon, uno de los empleadores más grandes del país, necesita hacer mucho más para abordar la desigualdad racial dentro de sus propias paredes. Los llamados a favor del cambio —incluyendo la diversificación de sus puestos directivos y el combate del racismo en sus almacenes— han generado un nivel inusual de agitación dentro del gigante tecnológico.

Muchos otros negocios grandes también enfrentan llamados a un cambio interno. No obstante, Amazon destaca porque tiene un gran porcentaje de empleados negros, más de una cuarta parte de su fuerza laboral nacional de 500.000 personas, la mayoría de quienes trabajan por hora en sus extensas operaciones de logística, donde ganan mucho menos que sus contrapartes corporativas. Ese porcentaje es ligeramente más alto que entre los empleados de Walmart en Estados Unidos, y mucho más alto que en otras grandes compañías tecnológicas. En Facebook, por ejemplo, menos del cuatro por ciento de su fuerza laboral es negra.

Además, pocos ejecutivos han sido tan directos en su apoyo público al movimiento Black Lives Matter como Bezos, la persona más adinerada del mundo. En Instagram, Bezos publicó mensajes perturbadores que había recibido en respuesta a su apoyo a la igualdad racial, incluyendo un correo electrónico de una persona llamada Dave, que expresó insultos racistas y dijo que ya no haría negocios con Amazon.

Adrienne Williams, conductora por contrato que trabaja para Amazon en el Área de la Bahía de San Francisco, organizó una vigilia para celebrar Juneteenth. (Jim Wilson/The New York Times)
Adrienne Williams, conductora por contrato que trabaja para Amazon en el Área de la Bahía de San Francisco, organizó una vigilia para celebrar Juneteenth. (Jim Wilson/The New York Times)

“Dave, eres el tipo de cliente que me alegra perder”, escribió Bezos.

Johnnie Corina III, que la semana pasada presentó una queja de discriminación en la que acusó a Amazon de fomentar un entorno laboral hostil hacia los empleados negros de los almacenes, dijo que era difícil considerar esas declaraciones como algo más que palabras bonitas.

Leer: Easyjet se estrella al definir Calabria como una región “de mafiosos y terremotos” sin turistas

“Lo que está de moda en este momento es hablar de Black Lives Matter y de la justicia para todos”, comentó Corina. “Se nota cuándo algo es genuino y cuándo no lo es”.

Jaci Anderson, portavoz de Amazon, dijo que la compañía mostraba su solidaridad con la comunidad negra, y que estaba “comprometida con ayudar a construir un país y un mundo en el que todos puedan vivir con dignidad y libres de temor”. Dijo que los empleados habían tenido la libertad de tomar sus días de vacaciones u horas libres acumuladas para asistir a los eventos de Juneteenth. “Respetamos y animamos su decisión de hacerlo”, comentó.

Los empleados y algunos accionistas desde hace mucho se han quejado de la falta de diversidad en el equipo de altos directivos de Bezos, un grupo conocido como el “Equipo-S” que tiene 22 ejecutivos, ninguno de los cuales es negro.

En una reunión en 2017, después de que Michael Brown, Philando Castile y Sandra Bland ya se habían convertido en nombres reconocidos, un empleado le hizo una pregunta a Bezos sobre la falta de diversidad en su equipo. Bezos dijo que sus principales adjuntos habían estado con él durante años, y consideraba que la escasa rotación de personal era una ventaja. Cualquier transición en el equipo, dijo, ocurriría “de manera muy gradual durante un largo periodo”.

Denuncias de discriminación de Amazon antes muerte de Floyd

En abril, antes de que George Floyd fuera asesinado a manos de un policía en Minneapolis, un grupo de empleados de nivel medio le escribió a Bezos y a su equipo de directivos, y señaló que había “un patrón sistémico de sesgo racial que permea Amazon”, de acuerdo con correos electrónicos analizados por The New York Times. Dijeron que los animaron a escribir después de que se filtraron notas de reuniones que mostraban que David Zapolsky, asesor general de Amazon, había dicho que un empleado negro de un almacén en Staten Island no era “inteligente ni elocuente”.

Zapolsky dijo que sus comentarios fueron “personales y emotivos” y que no sabía que el empleado era negro. Sin embargo, en su correo electrónico, los empleados corporativos dijeron que “no era un incidente aislado, sino un síntoma de un problema más grande”.

Dijeron que Amazon adoptaba el racismo arraigado que plagaba a Estados Unidos, lo cual quedaba evidenciado en la “homogeneidad” de sus líderes en comparación con “la compleja diversidad racial y étnica entre nuestra población de trabajadores por hora”.

El grupo propuso casi una decena de cambios específicos, incluyendo la realización de una auditoría de sesgo externa, la publicación de cifras detalladas acerca de la raza y los ascensos, el establecimiento de metas de representación en los puestos de gerencia y liderazgo, y la inclusión del director de diversidad en el Equipo-S de Bezos.

Leer: Los estadounidenses blancos afirman que se están dando cuenta del racismo. ¿En qué ayudará eso?

El equipo de directores de Bezos en semanas recientes ha estado organizando “círculos de escucha” con empleados negros, y muchos ejecutivos de Amazon han escrito correos electrónicos personales dirigidos a sus departamentos. Algunos equipos se han alejado de términos técnicos sesgados y se han deshecho de frases como “listas negras” y “listas blancas” para connotar el acceso a redes, de acuerdo con un correo electrónico compartido entre algunos empleados.

Sin embargo, muchos empleados quieren que se haga más. Han estado colaborando en un documento para proponer que Amazon convierta la diversidad en uno de los “principios de liderazgo”, la lista guía de atributos que Amazon utiliza para contratar, analizar y ascender a los empleados.

En el documento, decenas de empleados citaron de manera anónima experiencias de discriminación en interacciones laborales diarias. Cuando un empleado negro “dijo algo honesto, le respondieron: ‘No te estás ganando nuestra confianza’, escribió uno. “Pero cuando un egresado blanco de la maestría de negocios de Stanford dijo exactamente lo mismo, lo felicitaron”. Otros escribieron que los ignoraban para ascensos o no les ofrecían un mentor.

Business Insider había realizado un reportaje previo acerca del documento.

Anderson dijo que esas anécdotas “no reflejan nuestros valores”. La compañía no tolera la discriminación laboral, dijo, e investiga todas las afirmaciones reportadas a través de canales oficiales. Agregó que los principios actuales de liderazgo promovían la diversidad porque les “recuerdan a los miembros del equipo que deben buscar perspectivas diversas, aprender y ser curiosos, y ganarse de manera constante la confianza de los demás”.

En los almacenes donde trabajan Williams y la mayoría de los empleados negros de Amazon, las preocupaciones de algunos trabajadores pueden ser aún más explícitas. En la queja de discriminación que presentó en California, Corina señaló que Amazon en repetidas ocasiones no respondió de manera adecuada a los grafitis racistas que había en los baños del almacén donde trabaja al este de Los Ángeles.

Leer: Herederos del miedo: el niño de 10 años que se escondió de la Policía “porque mataron a George Floyd”

Corina, que está involucrado en la rama local de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por su sigla en inglés), dijo que, desde noviembre había reportado varias veces grafitis racistas y que el lenguaje empeoró después de la muerte de Floyd. Algunos usaron insultos raciales para expresar odio hacia las personas negras y dijeron que debían “regresar a África”.

Declaró que Amazon no se había dirigido a los empleados de los almacenes para decirles que ese tipo de comportamientos no son aceptables y que tampoco había visto prueba alguna de que Amazon hubiera investigado quién hizo los grafitis racistas, aunque él lo había solicitado.

El resultado, dijo, lo dejó asustado de ir a trabajar. “No es un entorno seguro para las personas negras porque no hay intervención alguna”, comentó.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2020 The New York Times Company