Anuncios
U.S. markets open in 5 hours 38 minutes
  • F S&P 500

    5,259.25
    -24.75 (-0.47%)
     
  • F Dow Jones

    38,216.00
    -308.00 (-0.80%)
     
  • F Nasdaq

    18,701.00
    -101.75 (-0.54%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,039.20
    -2.40 (-0.12%)
     
  • Petróleo

    78.82
    -0.41 (-0.52%)
     
  • Oro

    2,355.30
    -8.80 (-0.37%)
     
  • Plata

    31.66
    -0.72 (-2.22%)
     
  • dólar/euro

    1.0812
    +0.0005 (+0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6240
    +0.0820 (+1.81%)
     
  • Volatilidad

    14.75
    +0.47 (+3.29%)
     
  • dólar/libra

    1.2706
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • yen/dólar

    156.9780
    -0.5970 (-0.38%)
     
  • Bitcoin USD

    67,883.59
    -213.30 (-0.31%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,453.40
    -2.47 (-0.17%)
     
  • FTSE 100

    8,182.31
    -0.76 (-0.01%)
     
  • Nikkei 225

    38,054.13
    -502.74 (-1.30%)
     

Autopistas del Caribe: así está la megavía de más de $4 billones que busca un salvavidas

Autopistas del Caribe es un corredor de carga entre Cartagena y Barranquilla. Foto: MinTransporte
Autopistas del Caribe es un corredor de carga entre Cartagena y Barranquilla. Foto: MinTransporte

La megavía Autopistas del Caribe, que busca conectar en doble calzada a Cartagena y Barranquilla, está impecable. No hay uno solo de sus 253 km que no haya sido intervenido o que no tenga atención de parte del concesionario.

Valora Analitik los recorrió y constató que el corredor no tiene huecos, baches ni está en malas condiciones, lo cual lo convierte en una alternativa clave para la movilidad en la costa norte.

Al frente de esta tarea han estado, desde 2021, tres grandes empresas de la construcción, que mantienen la esperanza de que -contra viento y marea- Autopistas del Caribe se construirá.

PUBLICIDAD

Se trata de KMA Construcciones, H+Era y Grupo Ortiz, que han garantizado que la megavía esté a punto para los vehículos que la usan, incluyendo particulares, de transporte público y de carga.

¿En qué va la megavía Autopistas del Caribe?

No obstante, la concesionaria ya completa 30 meses en fase de preconstrucción, en particular, por no haber podido cobrar el peaje de Turbaco, que se ha convertido en la piedra en el zapato de su ejecución.

Esta y otras situaciones tienen al megaproyecto en vilo sobre si continuará o no, al tiempo que están a la espera de que el Gobierno defina qué pasará con las inversiones de más de $4 billones y los más de 6.000 empleos directos e indirectos.

Por lo pronto, desde el Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) no ha habido nuevos pronunciamientos, desde aquel 24 de febrero, cuando anunció que lo más seguro era que el contrato de liquidaría.

En ese momento, el ministro William Camargo sentenció: “La concesión bajo el esquema que se había previsto ya no es viable, porque no tiene recursos que garanticen la construcción, operación y mantenimiento de los que kilómetros que inicialmente tenía como alcance”.

A partir de ese momento, comenzó una cruzada de varios sectores por salvar la megavía de más de $4 billones, que incluyó diversas propuestas para evitar su terminación anticipada.

La más reciente fue presentada este viernes ante las comunidades y gremios por parte de Menzel Amín, presidente de KMA Construcciones, en el marco de la Mesa Multisectorial por el Futuro del Caribe.

Tarifas unificadas en los peajes

Valora Analitik estuvo presente en el lugar, donde el empresario planteó que los seis peajes de la concesión tengan una única tarifa diferencial.

En plata blanca, esto quiere decir que todas aquellas personas que vivan en las áreas de influencia del corredor paguen un monto muy inferior al pasar por las casetas de la vía.

“Creo que tienen razón todos los alcaldes en que hay que trabajar en una tarifa unificada, es lo más ecuánime y consideramos que los municipios que sean de influencia deben tener esa tarifa unificada”, dijo Amín.

Y agregó que, si bien los privados no son autoridad para proponer alternativas, sí le apuestan a encontrar una solución para mantener viva la megavía Autopistas del Caribe.

Ante esta idea, gremios y empresarios del Caribe respaldaron a Autopistas del Caribe y le pidieron al Gobierno y la ANI tomar medidas urgentes, de cara a darle continuidad a la megavía.

De hecho, un representante del sector privado, que pidió omitir su nombre, le dijo a este medio que la nueva iniciativa es una “apuesta grande” para el concesionario, ya que implicaría reducir fuertemente sus flujos de recursos.

Financiación y pagos de peajes

A pesar de lo anterior, esto les permitiría reactivar el peaje de Turbaco y avanzar con la instalación de una nueva caseta en el sector de Arroyo de Piedra, al tiempo que le daría oxígeno al proyecto.

Esto, teniendo en cuenta que los empresarios tienen pendiente lograr su cierre financiero, con el fin de iniciar la etapa de construcción.

Para esto, los bancos y entidades financieras les han confirmado su interés, pero la puesta de sus dineros dependerá de que haya garantías de que se pagarán los recursos durante los 35 años de la concesión.

Y esto solo se logrará una vez los peajes estén funcionando al 100 %, ya que Autopistas del Caribe es una iniciativa privada, es decir, solo se financia por este mecanismo. La Nación no le puede inyectar recursos públicos.

Ante esta realidad, el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo, fue enfático en que la megavía de más de $4 billones debe ser salvada.

“No veo otro camino distinto de generar el compromiso del Gobierno para que sea cómoda la conversación de la concesión con la ANI y lleguen a buen puerto esos diálogos y conversaciones y salvemos el proyecto”, dijo.

En su lugar, agregó, los 253 km entre Bolívar y Atlántico pasarían a manos del Instituto Nacional de Vías (Invías), con el irónico desenlace de que no desaparecerían los peajes, sino que quedarían bajo administración de esta entidad.

¿Por qué es tan importante el proyecto Autopistas del Caribe?

De acuerdo con el dirigente gremial y otros representantes de empresas, como Henry Cárdenas, presidente de Fedetranscarga, hay preocupación si esto sucede, ya que el estado del corredor se deterioraría, como ha sucedido en el pasado con otras autopistas.

“Volveríamos a lo que estaba en el pasado y, en su lugar, Colombia necesita más refuerzos en estas concesiones”, dijo el representante de los camioneros.

Por lo pronto, la megavía sigue bajo administración de Autopistas del Caribe y, por ende, está en perfecto estado y con atención 24/7 de carro taller, grúas, ambulancias y demás servicios que exige el contrato.

La idea del concesionario es que esto siga sucediendo durante los 35 años que prevé la concesión y que se construyan -entre otros- 74 km de segundas calzada y 20 km de nuevas variantes. Esto será clave para que el tránsito por la autopista no se detenga y aumente la competitividad de la región.

No obstante, también es realista de que una posibilidad para seguir ejecutando el proyecto es recortar su alcance, es decir, haciendo menos obras de las previstas.

Esto último implicaría un golpe para la conexión vial del Caribe, en particular porque la iniciativa es clave para unir a otros proyectos de infraestructura.

Entre estos, los corredores Antioquia – Bolívar, Cartagena – Barranquilla (Vía al Mar) y Puerta de Hierro – Cruz del Viso, así como el Canal del Dique y el aeropuerto de Barranquilla y la futura nueva terminal aérea de Cartagena, que estará en el sector de Bayunca.