Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,123.41
    -75.65 (-1.46%)
     
  • Dow Jones

    37,983.24
    -475.84 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    16,175.09
    -267.10 (-1.62%)
     
  • Russell 2000

    2,003.17
    -39.43 (-1.93%)
     
  • Petróleo

    85.45
    +0.43 (+0.51%)
     
  • Oro

    2,360.20
    -12.50 (-0.53%)
     
  • Plata

    27.97
    -0.28 (-0.99%)
     
  • dólar/euro

    1.0646
    -0.0085 (-0.79%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4990
    -0.0770 (-1.68%)
     
  • dólar/libra

    1.2451
    -0.0104 (-0.83%)
     
  • yen/dólar

    153.2400
    +0.0370 (+0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    67,746.75
    -3,116.12 (-4.40%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,995.58
    +71.78 (+0.91%)
     
  • Nikkei 225

    39,523.55
    +80.92 (+0.21%)
     

Un "canje forzoso" que pierde fuerza y la posibilidad de una simplificación del esquema cambiario

El manual de los hacedores de política económica o "policy makers" recomienda que si una medida anunciada no tiene consenso de la sociedad es preferible no insistir, dejarla que duerma en el escritorio de algún funcionario o derivarla para evitar un desgaste político.

Al parecer las recientes declaraciones radiales del ministro de Economía, Sergio Massa, sobre el canje forzoso de bonos de la deuda en dólares del sector público da a entender que el equipo económico se dio cuenta que intentar hacer algún tipo de movimiento pesificador sobre los fondos de la ANSES no tiene consenso de la sociedad y en particular en los principales players del sistema financiero local y de Wall Street y tampoco de la oposición y del FMI.

Masa manifestó que la medida permite garantizar certidumbre pero anticipó una decisión que el mercado financiero no esperaba. "Tome la decisión de que la UBA haga un dictamen para saber si el canje es beneficioso para ANSES" manifestó el ministro.

Tanto la Facultad de Ciencias Económicas como la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires  tienen departamentos de Investigación Económica. Por lo tanto, resta saber a cuál facultad se le pedirá que dictamine si el canje es beneficioso o no para ese organismo. 

Ordenamiento de la deuda pública del Estado

Con respecto al canje, el ministro lo definió como "un ordenamiento de la deuda pública del Estado". Teníamos 113 organismos del sector público que de manera desordenada administraban la compra y venta de títulos públicos, eso es un problema".

PUBLICIDAD

Además destacó que el canje representa bajar las cuentas públicas en 4.000 millones de dólares en deuda extranjera y por eso se transformará en menor deuda extranjera argentina. Esto implicaría que esos bonos en dólares que serían canjeados por otros en pesos serían deslistados del monto total de la deuda en bonos nominados en dólares.

Un
Un

Un "canje forzoso" que pierde fuerza y la posibilidad de una simplificación del esquema cambiario

En este aspecto por ahora los analistas consultados por Iprofesional no tienen claro qué hará el Gobierno con los Bonos Globales. El secretario de Finanzas Eduardo Setti manifestó que "la idea sería deslistarlos". El proceso no es inmediato. Además la tenencia en cartera de estos títulos le deja la puerta abierta al Gobierno para salir a revenderlos en pesos para controlar los dólares financieros y esa es una de las principales dudas de los operadores financieros.

Tampoco queda  claro que con la flexibilización de la restricción a operatoria de Bonares con cartera propia de ALyCs se genere una gran demanda. Estos títulos de deuda cotizan a 24/27 centavos por cada dólar que prometen pagar y el mercado tiene una clara preferencia por el riesgo corporativo o, incluso, subsoberano de provincias versus el soberano del Gobierno Nacional. 

Sin demanda

Los Bonares por regirse bajo ley argentina tienen un descuento implícito versus los Globales cuyos precios en están entre el 7% y 17%. En este sentido, sería esperable que el primer impacto se vea en una caída de las paridades si la oferta de esos bonos porque no encuentra una gran demanda.

Esto significa una mala señal para el mercado ya que se pasa de la recompra de bonos en dólares anunciada hace menos de un mes a la  reventa de esos mismos bonos en dólares. 

En relación a los bonos en dólares que están en poder de la ANSES el ministro dijo qué hay dos temas a tener en cuenta que generan muchas dudas en los analistas financieros y expertos en temas previsionales.

El primero es que la ANSES ganará unos 2.000 millones de dólares con esa operación y el segundo que esa ganancia aumentará los fondos del FGS que va a estar asignados a créditos para los jubilados y para créditos productivos. 

Las recientes declaraciones de Massa sobre el canje forzoso de bonos da a entender que el equipo económico se dio cuenta que no hay consenso para la medida
Las recientes declaraciones de Massa sobre el canje forzoso de bonos da a entender que el equipo económico se dio cuenta que no hay consenso para la medida

Las recientes declaraciones de Massa sobre el canje forzoso de bonos da a entender que el equipo económico se dio cuenta que no hay consenso para la medida

Situación crítica

Por ahora más allá de las explicaciones del ministro y dejando todo tipo de tecnicismos al margen la intención de realizar ese canje forzoso de bonos en dólares deja crítica situación macroeconómica de la economía y muestra que el programa financiero de este año luce bastante ajustado.

El último informe que envió a sus clientes la consultora Invecq describe que de los dos grandes objetivos de las medidas es conseguir más pesos para cubrir los vencimientos de deuda. 

"Esto se da tras un fracaso del supercanje de marzo. Además, la dinámica fiscal se está agravando. Si bien es cierto que los gastos que se devengaron en diciembre (pero que no impactaron en la caja) incidieron en el mal resultado de enero y, en menor medida, febrero prácticamente todas las partidas del gasto muestran un ajuste real  excepto por gastos de capital (donde incide el el gasto del gasoducto de Vaca Muerta dice el informe.

También alerta sobre la caída de la recaudación tributaria por un fuerte impacto de la caída en derechos de exportación por la menor liquidación de trigo y por el dólar soja 2.0 de diciembre, que adelantó liquidaciones.

Stock de deuda en moneda extranjera

Actualmente el Tesoro muestra que está dispuesto a que la ANSES y el resto de los organismos públicos  vendan su tenencia de Bonares a precios que actualmente oscilan entre 23 y 27 dólares. 

El informe agrega que aunque el stock de deuda en moneda extranjera de legislación local no aumentaría, su reventa al sector privado implicaría un aumento de la tenencia privada de ésta pasaría de manos públicas a manos privadas. Por último hay que mencionar que la operatoria de los Bonares podría llegar a afectar a la deuda en moneda local ya que si existiera la demanda para comprar estos Bonares como cree el Gobierno, la pregunta es de dónde salen los pesos para adquirirlos. 

Massa
Massa

Massa definió al canje como "un ordenamiento de la deuda pública del Estado"

"Si, tras la pronunciada caída de precios reciente, los privados vieran una oportunidad de "rotar" desde bonos en pesos hacia Bonares, podrían verse desarmes en posiciones de deuda en pesos y, paradójicamente, terminar afectando las licitaciones, uno de los pilares del 2023" explica el informe de Invecq.

Massa también se refirió a la preocupación por las cotizaciones de los dólares financieros y dejó entrever que en el futuro podría haber novedades en la política cambiaria y destacó que se trabaja para una simplificación futura de los tipos de cambio.

"Los dólares financieros también juegan un papel en la lucha contra la inflación. Es importante que todas las variables formen parte de un principio de orden en las cuentas públicas, de acumulación de reservas, de competitividad".

Con respecto al mercado cambiario destacó que "el gobierno tiene un programa de administración cambiaria flotante que lo que pretende es que ninguna variable se descontrole. Esta medida también ayuda a generar mayor profundidad en el mercado local de bonos y mayor certidumbre".

En relación al futuro de la deuda en pesos destacó que: "El día que empezamos, planteamos el ordenamiento de la deuda intraestaestado. Esto no es más que cumplir un programa que tiene como objetivo que el estado no tenga 113 canastas de compra y venta de bonos. Si hay algo que esta medida permite es tener herramientas de trabajo para garantizar certidumbre".