Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,303.27
    +6.17 (+0.12%)
     
  • Dow Jones

    40,003.59
    +134.21 (+0.34%)
     
  • Nasdaq

    16,685.97
    -12.35 (-0.07%)
     
  • Russell 2000

    2,095.72
    -0.53 (-0.03%)
     
  • Petróleo

    80.00
    +0.77 (+0.97%)
     
  • Oro

    2,419.80
    +34.30 (+1.44%)
     
  • Plata

    31.77
    +1.90 (+6.36%)
     
  • dólar/euro

    1.0872
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4200
    +0.0430 (+0.98%)
     
  • dólar/libra

    1.2706
    +0.0035 (+0.28%)
     
  • yen/dólar

    155.6190
    +0.3120 (+0.20%)
     
  • Bitcoin USD

    66,826.99
    +147.23 (+0.22%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,367.37
    -6.47 (-0.47%)
     
  • FTSE 100

    8,420.26
    -18.39 (-0.22%)
     
  • Nikkei 225

    38,787.38
    -132.88 (-0.34%)
     

Carrera contrarreloj para regresar al mercado financiero internacional: así es el plan de Caputo

A esta altura del año, y a pesar de que sólo transcurrió menos de la cuarta parte de todo 2024, los financistas ya están atentos a los próximos pasos del Gobierno en los mercados internacionales.

Básicamente, porque el año que viene hay vencimientos de la deuda en dólares con inversores privados, por un total de u$s7.000 millones. Son divisas que no están en las reservas del Banco Central, y que Luis Caputo necesita refinanciar en el mercado.

Luis Caputo, entre el superávit y la deuda

La mitad de los vencimientos caen en enero del próximo año, y la otra mitad hacia el mes de julio de 2025 (u$s4.500 millones de capital y los restantes u$s2.500 millones en concepto de intereses).

PUBLICIDAD

Por ahora, esa sería una obligación imposible de cumplir, aun con el rally alcista que tuvo el mercado bursátil desde que arrancó el año. En lo que va de 2024, los papeles de la deuda en moneda dura subieron hasta un 50%.

A precios de hoy, sin embargo, una salida al mercado implicaría afrontar tasas superiores al 12% anual en dólares. Un rendimiento impagable.

Caputo precisa que los bonos sigan para arriba, y que además la Reserva Federal (banca central estadounidense) reduzca la tasa de referencia, algo que quedó en duda la semana pasada tras el leve repunte de la inflación en los Estados Unidos. Habrá que esperar para ver la reacción de la FED.

Caputo espera mantener el superávit fiscal
Caputo espera mantener el superávit fiscal

Caputo espera mantener el superávit fiscal para lograr financimiento internacional de cara a 2025.

¿Suba de la calificación crediticia?

Para que el plan de refinanciamiento se materialice, el Gobierno necesita -además- que las calificadoras de riesgo mejoren la nota de la deuda en dólares emitida por la Argentina.

El año que viene empiezan a caer vencimientos relevantes de la deuda emitida por Martín Guzmán al comienzo de la administración de Alberto Fernández, en 2020.

"Nosotros pensamos que Argentina se encamina a un ‘upgrade’ antes de fin de este 2024. Están dadas las condiciones para que eso suceda, porque hay una férrea voluntad del gobierno de Javier Milei para equilibrar las cuentas públicas. También esperamos una acumulación de reservas muy importante, tal como viene sucediendo", estimó Nicolás Max,  director Asset Management de Criteria, una firma de gestión patrimonial, en diálogo con iProfesional.

Esa suba de la calificación -desde la actual "CCC"- debería encaminarse al grupo de los países que tienen nota "B".

El informe de Criteria se titula, precisamente, "Argentina – Emerger con escala en África". Varios países de ese continente forman parte de las calificaciones con "B", superiores a los que tienen "C".

En este último grupo, junto con Argentina, figuran países como Surinam, Pakistán y Burkina Faso, además de Bolivia. Son todos países con una economía más chica que la argentina.

La calificación crediticia de Argentina es similar a
La calificación crediticia de Argentina es similar a

La calificación crediticia de Argentina es similar a la de algunos países africanos, que registran economías mucho más chicas.

El lote de los que tienen calificaciones con "B" está integrado, entre otros, por Egipto, Angola, Irak y Belize.

Una mejora en la calificación de la deuda local iría en ese sentido, lo que da una idea de la marginalidad financiera por la que atraviesa el país a partir de la crisis iniciada en 2018.

Condiciones y reservas

Para conseguir una extensión de las mejoras de los títulos públicos, los analistas de Criteria creen que el Gobierno debería levantar el cepo más temprano que tarde. Mientras sigan esas restricciones, será difícil ver la llegada de nuevas inversiones al país. Sobre todo en lo que respecta a la economía real.

Mientras tanto, y a pesar de la racha negativa de los títulos públicos en las últimas jornadas, Max cree que podrían continuar las apuestas de los financistas internacionales.

"Nadie quiere quedarse sin Argentina en sus carteras porque, si lo hicieran, se quedarían por debajo del índice de rentabilidad. Hoy los bonos argentinos son los que muestran mejores performances", argumenta.

Sin embargo, el horizonte luce algo lejano. Para que el Gobierno pueda volver al mercado voluntario de crédito, el riesgo país debería descender a no más de 400 o 500 puntos. De manera de salir al mercado con una tasa inferior al 10% anual.

Bajar el riesgo país es uno de los objetivos centrales de Luis Caputo.
Bajar el riesgo país es uno de los objetivos centrales de Luis Caputo.

Bajar el riesgo país es uno de los objetivos centrales de Luis Caputo.

"Muchos dicen que sería un costo imposible de pagar. Pero la clave es que eso no sería para refinanciar toda la deuda del país -lo cual lo haría ciertamente impagable- sino sólo por una pequeña porción", agrega Max.

Mientras, el país necesita imperiosamente seguir con la acumulación de reservas del BCRA. Algo que es cumplible, afirma el analista. Este año, la balanza comercial finalizaría con un superávit de u$s25.000 millones. No sólo por la abundancia de la cosecha. Si no, además, por el ahorro, de unos u$s7.000 millones, del rubro energético.

Ver para creer.