Anuncios
U.S. markets open in 5 hours 36 minutes
  • F S&P 500

    5,259.25
    -24.75 (-0.47%)
     
  • F Dow Jones

    38,216.00
    -308.00 (-0.80%)
     
  • F Nasdaq

    18,700.25
    -102.50 (-0.55%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,039.50
    -2.10 (-0.10%)
     
  • Petróleo

    78.90
    -0.33 (-0.42%)
     
  • Oro

    2,354.90
    -9.20 (-0.39%)
     
  • Plata

    31.65
    -0.73 (-2.25%)
     
  • dólar/euro

    1.0813
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6240
    +0.0820 (+1.81%)
     
  • Volatilidad

    14.76
    +0.48 (+3.37%)
     
  • dólar/libra

    1.2707
    +0.0004 (+0.03%)
     
  • yen/dólar

    156.9650
    -0.6100 (-0.39%)
     
  • Bitcoin USD

    67,825.19
    -290.79 (-0.43%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,454.54
    -1.33 (-0.09%)
     
  • FTSE 100

    8,181.77
    -1.30 (-0.02%)
     
  • Nikkei 225

    38,054.13
    -502.74 (-1.30%)
     

La "cartelización" en el Senado: reunión clave, un senador complicado y un millonario al que no le alcanza la dieta

La reunión de los senadores fue fijada para el miércoles pasado a las 11 hs. El lugar elegido para hacerla fue el Salón Gris de la cámara alta. Ese día se tendrían que juntar todos los jefes de bloques para firmar una resolución que provocaría uno de los mayores escándalos: en una votación a mano alzada, se aumentaron las dietas en un porcentaje muy parecido al cuestionado aumento de las cuotas de las empresas de medicina prepaga.

"El lunes nos avisaron que con el argumento que las dietas se habían atrasado por la inflación y que algunos asesores ganaban más que nosotros había que actualizarlas y por eso se fijaba una reunión para el miércoles en el Salón Gris para que los jefes de bloques firmaran la resolución para aumentarnos la dieta" comentó uno de los senadores a iProfesional.

El senador además manifestó: "Yo me enteré ese miércoles a la tarde que los jefes de bloque habían firmado una resolución para aumentarnos las dietas, pero no sabíamos que el senador Juan Carlos Romero pediría ese tratamiento especial cuando se inició la reunión del jueves para aprobarla ese mismo día".

En el recinto, quien tomó la posta fue Romero, que solicitó la incorporación del tema y pidió habilitarlo sobre tablas.

PUBLICIDAD

El senador agregó que, en el recinto, quien tomó la posta fue Romero, que solicitó la incorporación del tema y pidió habilitarlo sobre tablas. "Se necesitaban dos tercios. Villarruel puso la definición a mano alzada y, pese a que algunos de nosotros no queríamos quedó convalidada y luego sin debate, se volvió a votar la iniciativa de manera formal y quedó aprobada".

En tanto que otro senador consultado por iProfesional comentó que él sabía que se había hecho una reunión el miércoles por la mañana en el Salón Gris para firmar la resolución para aumentar las dietas.

s
s

Los senadores sabían de antemano que iban a votar una resolución para aumentarse la dieta

Senadores se aumentaron la dieta y le ganaron a la inflación

"Hace unos días Juan Carlos Romero, Lucia Crexell, José Mayans y Juliana Di Tulio vienen comentando que las dietas están atrasadas por el aumento la inflación, que no les alcanza para poder mantener sus gastos en CABA y que ganan menos que sus asesores" explicó el legislador.

Además agregó que "Romero que es un millonario dueño de un medio y una bodega en Salta se vive quejando que con esta dieta no se puede llegar a fin de mes y está echando gente en su diario"

El senador agregó: "El miércoles por la tarde nos llegó a todos la resolución ya firmada pero la novedad es que no fue firmada por todos los jefes de bloque ya que Ezequiel Atauche por La Libertad Avanza (LLA) y Luis Juez por el PRO no la habían firmado porque estuvieron ausentes en esa reunión del miércoles".

En esa reunión estuvieron presentes el salteño Juan Carlos Romero (Cambio Federal) la neuquina Lucila Crexell (Comunidad Neuquén) el formoseño José Mayans (Unión Por la Patria) el misionero Carlos Arce (Frente de la Concordia), la rionegrina Mónica Silva (Juntos Somos Río Negro), la Tucuman a Beatriz Ávila (Juntos por el Cambio), la bonaerense Juliana di Tulio (Unión Por La Patria) y el correntino del Carlos Espínola (Propuesta Republicana) y el sanjuanino Bruno Olivera (La Libertad Avanza) en reemplazo del presidente de ese bloque, el jujeño Ezequiel Atauche.

"Ellos fueron los que hablaron en la reunión, pero todos estaban de acuerdo en que estaba desactualizada la dieta", comentó el senador. Por lo que pudo saber iProfesional, el lunes en una cena privada, el senador Atauche le habría pedido a su colega el sanjuanino Bruno Olivera que por favor fuera el miércoles a firmar la resolución porque él iba a estar en el cumpleaños de su hijo en Jujuy.

No se entiende entonces, porque frente a los medios Atauche manifestó que él no estaba enterado y que no sabía porque Olivera firmó en la tarde del miércoles esa resolución.

s
s

La resolución fue impulsada por el senador salteño, Juan Carlos Romero

Negociaciones y un senador complicado

Al parecer las declaraciones de Atauche a los periodistas Paulino Rodríguez y Pablo Rossi el jueves por noche en LN + no se condicen con la realidad. "El de Olivera fue un error de apurado porque tuvo que firmar el papel que repartieron el miércoles por la tarde" dijo el jefe del bloque de la LLA.

Lo que se olvidó de contar Atauche fue que él le había pedido a Olivera el lunes en una cena, que lo reemplazara en la esa reunión de presidentes de bloque del miércoles a las 11 hs porque era el cumpleaños de su hijo y necesitaba que firmara. Olivera es el vicejefe del bloque de LLA.

En esa reunión se iba a tratar el aumento de las dietas. Por lo tanto, ambos sabían que era lo que se iba a firmar junto con los pliegos de 6 embajadores, entre los que se encontraban el del empresario Gerardo Whertein para embajador en Washington y el del rabino Ariel Vanish como embajador de Israel que al parecer estaban muy cuestionados por los senadores kirchneristas que luego votaron a favor.

"Fue un error de apurado, inconsulto. Olivera no lo conversó conmigo. Le llevaron esa resolución la tarde anterior, se la llevaron a su despacho" y además agregó: "no se quien se la llevó".

En un tono de superado y hasta engreído Atauche manifestó, además: "Parece que la casta está desesperada por alargar su fiesta y nosotros vinimos a cortársela. Las reuniones de labor parlamentaria muchas veces son nosotros contra el resto intentando cambiar el rumbo de una política clásica que no entiende lo que está pasando y cuanto sufren los argentinos y nosotros lo primero que dijimos es que nos íbamos a oponer".

"¿Por qué no se levantaron y se fueron? Si ustedes y el Pro se levantaban y se iban no estábamos hablando de esto", le preguntó el periodista Pablo Rossi.

s
s

La vicepresidenta Victoria Villarruel remarcó que la resolución fue aprobada por unanimidad

"No, no es así. Son dos tercios de los presentes. Si nosotros nos levantábamos ellos tenían más de dos tercios. Siempre nosotros corremos el peligro de que queda Unión por la Patria solo y ¿qué hacemos ahí?", contestó Atauche.

"¿Por qué no pidieron una votación nominal para que quede registrado, para que "casta" quede expuesta? ¿Por qué no pidieron un recuento de votos?", le preguntaron a Atauche.

"Nosotros lo que hemos votado ha sido una resolución y en las resoluciones no existe la posibilidad reglamentaria de pedir un voto nominal. Esa fue la razón por la que no pedimos el voto nominal", respondió el senador.

Lo que se olvidó Atauche es que podrían haber pedido el voto nominal, lo cual está establecido en el artículo 205 del Reglamento del Senado.

Atauche, ensayó una autocrítica al manifestar que: "Nadie habló en el recinto. Fue muy rápido. Te doy la razón que podríamos haber sido más vehementes y nos hemos quedado con ganas de hablar, porque todo fue rapidísimo".

Lo concreto es que Atauche, no pudo sortear las contradicciones al referirse al aumento de las dietas que se otorgaron los senadores y que no contó con ningún voto negativo en el recinto, a pesar de que el oficialismo salió a desmarcarse tras la sesión.

"No vamos a cobrar el aumento, pero la decisión del bloque no está cerrada. Nos juntamos la semana que viene en la reunión y vamos a resolver lo que vamos afirmó a LN+ el jueves por la noche.

Pero se contradijo al afirmar que "ya lo sabíamos de antes. Por supuesto que todos sabíamos que se iba a votar un aumento de las dietas" reconoció el legislador jujeño.

Aumento de dietas y cartelización en el Senado: la votación

El aumento de las dietas, por la forma en que se logró, podría calificarse como un caso de cartelización política donde un grupo de personas se pone de acuerdo para aumentarse sus dietas como lo hicieron los senadores el jueves pasado.

Lo sorprendente es que, al momento de la votación, que se realizó a mano alzada, ninguno de los presentes en el recinto manifestó a viva voz su oposición al proyecto de resolución, algo que generó interrogantes sobre la verdadera posición de los senadores del oficialismo.

La exdiputada nacional Graciela Camaño se sumó a la polémica y, en respuesta al mensaje del presidente en redes sociales, señaló que ningún legislador expresó formalmente su voto negativo.

"Presidente, usted fue diputado: recordará que cuando se vota a mano alzada, quien no está de acuerdo debe expresarlo a viva voz y quien se abstiene pedir autorización al cuerpo antes de la votación.

Camaño remarcó que todos los senadores presentes votaron afirmativamente el aumento de dieta. Se debe consignar el voto siempre y negó que la única manera de mostrar disconformidad en una votación a mano alzada sea no levantando el brazo.

Según el reglamento, los proyectos de resolución pueden votarse por signos, que consisten en ponerse de pie o en levantar la mano, o bien nominalmente, o por medios electromecánicos, en caso en que la Cámara así lo decida por mayoría absoluta de los presentes.

En relación a las abstenciones o protestas, el reglamento del Senado explícita que "el voto será por la afirmativa o por la negativa. El senador presente, con autorización del Cuerpo, puede abstenerse de votar. En este caso, el cálculo del quórum y el cómputo de la votación, se hará sobre la cantidad de votos que se emitan. Ningún senador puede protestar contra la resolución de la Cámara, pero tiene derecho a pedir la consignación de su voto en el acta y en el Diario de sesiones".

El jueves, la votación se hizo a mano alzada, por lo que no quedaron registros sobre cómo votaron los senadores.

Desde el oficialismo podrían haber solicitado que la votación sea de manera nominal, para poner en evidencia a aquellos senadores que acompañaron la suba de las dietas, pero no lo hicieron.

Al tratarse de una votación sin identificación nominal, y al no contar con pedidos de palabra por parte de los presentes para expresar rechazo, la decisión pareció tomarse de manera unánime.

Por su parte el senador de LLA Juan Carlos Pagotto, aseguró que "los votos del oficialismo fueron negativos porque no levantamos la mano"

"Nosotros votamos en contra, se llamó a votar por la afirmativa y quienes no estábamos de acuerdo no levantamos la mano. No sabía que se iba a tratar esto porque fue un asunto que se presentó sobre tablas, no figuraba en el orden del día", señaló Pagotto.

En la misma línea se expresó el senador Luis Juez: "Todo nuestro bloque en el Senado no convalidó el tratamiento sobre tablas del proyecto. Votamos decididamente en contra y lo digo con claridad porque se lo dije a mis colegas. Me parece una locura. Es inoportuno y una bajeza en el momento que está viviendo la sociedad

El presidente de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro manifestó que ningún senador del PRO pidió la palabra para dejar sentada la posición del voto negativo en forma individual o del bloque o solicitó la votación nominal.

Los senadores se subieron la dieta a más de $7 millones brutos para mayo, o cerca de $4,5 millones en mano a partir de junio próximo frente a los 1,8 millones que reciben hasta ahora, en una polémica votación sin debate y a mano alzada, que se habilitó en menos de un minuto y con dudas por la cantidad de legisladores que después salieron a aclarar, desesperados, para reafirmar su rechazo.

Lo más curioso de todo esto es que si el Gobierno no hubiera forzado a desactivar el aumento otorgado por Victoria Villarruel v Martín Menem a fines de febrero pasado, la cifra a cobrar sería la mitad, es decir, $3,5 millones desde mitad de año. La votación exprés de los senadores es tal vez la más rápida de la historia de los cierres de una paritaria salarial.